Deportes
ALPINISMO

El montañero aragonés Pepe Garcés muere mientras escalaba un 'ochomil' en Nepal

El montañero zaragozano Pepe Garcés ha muerto en la montaña, donde pasó gran parte de su vida, pero lo ha hecho sin lograr cumplir su gran sueño: coronar los catorce picos más altos del mundo y hacerlo sin oxígeno, a pleno pulmón.

Garcés ha encontrado la muerte en el Dhaulagiri (8.167 metros), en el Nepal, uno de los picos más difíciles del Himalaya, cuando intentaba otra más de las etapas de su particular sueño, que era llegar sin oxígeno a los catorce techos del mundo.

Garcés ya tenía en su haber siete ochomiles: el Everest (8.848), que alcanzó en 1991, aunque éste no lo incluía por haberlo alcanzado con oxígeno; el Cho Oyu (8.201) en 1997, el Shisha Pangma (8.027) en 1998, el Gasherbrun I (8.068) y el Gasherbrun II (8.035) en 1999, el Manaslu (8.163) en 2000 y el K-2 (8.611) en 2001.

Pero en total fueron doce las veces que Pepe Garcés había intentado hacer cumbre en el Himalaya: las citadas y, además, otros dos intentos al K-2 (en 1998 y la fatídica expedición de 1995 cuando tres de sus compañeros perdieron la vida); otro al Everest en 1989, con la primera expedición aragonesa a esa montaña, y otro intento al Dhaulagiri en 1997.

En aquella ocasión, en el corazón del Himalaya nepalí, también le acompañaba, como ahora, Carlos Soria, aunque las adversas condiciones meteorológicas les hicieron desistir de intentar el ataque a la cumbre.

Su último logro fue la conquista del K-2, el 22 de julio de este mismo año, una cumbre con especialísimas connotaciones sentimentales, porque fue precisamente en ese pico en el que, en agosto de 1995, perdieron la vida, tras hollar la cima, tres de sus compañeros de expedición: Javier Escartín, Lorenzo Ortíz y Javier Olivar.

Pero seis años después, Pepe Garcés y Carlos Pauner hollaron el K-2, la segunda montaña más alta del mundo, en un ataque que se vio complicado por la gran cantidad de nieve que hizo que un trayecto que normalmente cuesta dos horas se prolongara mucho más con el propio Pauner abriendo huella en los última parte de la ascensión.

José Antonio Garcés Galindo, que nació en Zaragoza el 5 de noviembre de 1956, era profesor de la Escuela Española de Alta Montaña y guarda del refugio de Santa Cristina de Candanchú (Huesca) y se inició en la montaña a los 17 años.

Otras noticias

Imagen de archivo del montañero Pepe Garcés. / EFE

Últimas noticias

Ver todo el día

Los candidatos valencianos votan en una jornada sin incidencias

Los políticos tachan la jornada de "histórica" y llaman a los ciudadanos a ejercer su responsabilidad Rus afirma tras depositar las papeletas que ha votado por él y por Fabra

El gol de los 20 millones de euros

La agónica salvación del Deportivo ayudará a sostener la recuperación económica del club coruñés

Ángel Gabilondo: “A veces la palabra se hace acción y es lo mejor”

Elisa Siló Madrid

El candidato del PSOE a la Comunidad vota en el colegio Joaquín Turina

EL PAÍS RECOMIENDA

Los animales se parecen cada vez más a los humanos

Una especie de macacos se consuelan unos a otros. Algo solo visto en personas

Una mente brillante en movimiento

EDUARDO LAGO Nueva York

Las memorias de Oliver Sacks, un viaje por un cerebro privilegiado

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana