Deportes
OFENSIVA CONTRA LA GRAN LACRA DEL DEPORTE

Manolo Saiz portaba un maletín con 60.000 euros en el momento de su arresto

El director del equipo ciclista Liberty Seguros, en libertad tras prestar declaración

ELPAIS.es / AGENCIAS Madrid 24 MAY 2006 - 20:30 CET

Los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de Guardia Civil que detuvieron ayer en Madrid a Manolo Saiz, el director deportivo del equipo ciclista Liberty Seguros, le hallaron en el momento del arresto un maletín con 60.000 euros en metálico, entre la moneda de curso común en la Unión Europea y francos suizos. Junto a Saiz, que ha quedado en libertad esta tarde tras declarar ante la Guardia Civil, se encontraban Eufemiano Fuentes y José Luis Merino Bartres, que portaban una bolsa con sustancias dopantes, entre ellas anabolizantes, según informa Europa Press.

El hecho de haber detenido a Saiz con dinero en metálico hace sospechar que las bolsas con la sangre tratada tuviesen por destino, si no habían llegado ya, a corredores del Giro de Italia, competición que se inició el 6 de mayo y concluirá el próximo domingo, y en la que participa, entre otros, el equipo del director deportivo arrestado. Los investigadores sospechan que Sáiz iba a cerrar un trato con Fuentes y Merino y que sus detenciones lo impidieron.

Precisamente, el hecho de que Sáiz sea un "cliente" de la red de "autotransfusiones" y no un miembro de la misma es la razón por la que la Guardia Civil ha decidido poner en libertad al director del Liberty Seguros antes de que se agotase el plazo máximo de 72 horas que marca la Ley para poner al detenido a disposición judicial, precisaron las fuentes consultadas. Saiz tendrá ahora que acudir a Plaza de Castilla cuando le requiera el titular del Juzgado Central e Instrucción número 31, encargado de las diligencias.

En principio, otro de los detenidos, José Ignacio Labarta, adjunto al director deportivo del equipo Comunidad Valenciana, desempeña un papel similar al de Sáiz en la trama. Ambos realizaban presuntamente las gestiones para que sus corredores pudieran beneficiarse de la sangre tratada para ganar en hematocritos y mejorar su rendimiento en plena competición.

Sin embargo, los detenidos que supuestamente se enriquecían con la trama son los médicos Eufeniano Fuentes, con una dilatada experiencia en el ciclismo y otros deportes, y el hematólogo José Luis Merino Bartres. Los cuatro registros practicados en Madrid por los agentes de la UCO corresponden a dos pisos en Madrid de Fuentes, el domicilio de Merino Batres y el laboratorio con el que se relaciona a éste.

Anabolizantes

En uno de los apartamentos de Merino Batres se hallaron un millar de dosis de anabolizantes, esteroides, hormonas del crecimiento y un centenar de las casi 200 bolsas de sangre incautadas. El resto fueron incautadas en los dos pisos de Fuentes, donde eran guardadas en neveras, y donde también se encontraron los instrumentos necesarios para la "autotransfusión", tales como criogenizadoras y centrifugadoras. Esos pisos eran dedicados exclusivamente a estas tareas y allí no vivía nadie.

Por último, Alberto León, un ex corredor profesional de bicicleta de montaña, se dedicaba presuntamente al transporte de las sustancias dopantes y de la sangre tratada. Su domicilio fue registrado ayer en San Lorenzo de El Escorial (Madrid), al igual que el de Labarta, situado en Zaragoza.

Imágenes de deportistas

Actualmente, según la Cadena Ser, La Guardia Civil sigue visionando los videos y los testimonios gráficos que ha conseguido durante cuatro meses de investigación. Hay un elevado número de imagenes de deportistas entrando en el apartamento de la calle Zurbano en el que se extraía la sangre para su tratamiento. Éste es uno de los asuntos pendientes, además de identificar las claves que aparecen en las bolsas de sangre de los deportistas que iban a hacerse la trasfusión, sometiendo la sangre a análisis de ADN para determinar su propietario.

Se cree que una de las prácticas dopantes que podrían haber realizado es la llamada "autotransfusión", que consiste en extraer sangre al deportista durante los entrenamientos en alta montaña, congelarla y volverla a inyectar para la competición. Así, se aumenta de manera artificial los niveles de hematrocito, que permiten mejorar el rendimiento en la competición.

Otras noticias

Un agente sostiene una bolsa de sangre congelada durante uno de los registros practicados en la operación "Puerto". / EFE

En la imagen, Manolo Saiz en una foto de archivo. / EFE

Últimas noticias

Ver todo el día

Obama minimiza la posibilidad de viajar a Cuba a corto plazo

“El cambio va a llegar a Cuba”, asegura el presidente de EE UU

En busca del milagro

San Lorenzo promete jugar con el "cuchillo entre los dientes"

“No sé si están investigando a Villar”

La FIFA no aclara si el presidente de la Federación Española de Fútbol es uno de los directivos bajo escrutinio de la Comisión Ética

De todo menos gol

Luis Suárez ha encajado en el vestuario y en el césped, pero chirría en cuanto a puntería

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana