Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
JUEGOS OLÍMPICOS

Besarse en público será considerado robo o secuestro

La organización de los Juegos Olímpicos de Pekín considera el acto como "violación al espacio privado" y vigilarán todos los movimientos con 200.000 cámaras

La organización de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 sigue en su empeño de imponer medidas cada cual más extravagante. La última, la denuncia a todas aquellas personas que se den un beso durante la celebración del evento. Cualquier pareja que se bese delante de una cámara de vigilancia durante los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 puede verse sorprendida por la policía, ya que las cámaras detectarán este gesto amoroso como "secuestro" o "robo".

"Los actos íntimos de los amantes serán clasificados en primer lugar por las computadoras como secuestro o robo, ya que están programadas para responder a violaciones del espacio privado y los denunciarán al centro de mando", ha informado hoy la agencia oficial Xinhua.

Según el Buró de Seguridad Pública, "los actos sospechosos u objetos detectados por las cámaras serán denunciados de forma automática". Los efectivos que estén de guardia en ese distrito decidirán qué medidas tomar ante la señal enviada por la cámara en función de si consideran que se trate o no de una situación de peligro real.

La futura sede olímpica mostrará a partir de agosto señales bilingües con un símbolo que representa un 'ojo negro' y que indicarán que se está entrando en una zona de seguridad vigilada por cámaras. "Las señales recordarán al público que deben comportarse bien en los lugares públicos y les recordará que protejan su privacidad en esas zonas", explica hoy la agencia estatal de noticias citando fuentes del Buró.

Una encuesta reciente señalaba que a los chinos les parece de peor gusto besarse en público que escupir, siendo esta segunda una costumbre muy frecuente que molesta a los turistas y contra la que la futura sede olímpica ha puesto ya en marcha diversas campañas sin gran éxito. Antes de los Juegos Olímpicos, que se inaugurarán el 8 de agosto de 2008, todas las cámaras de vigilancia en Pekín estarán controladas por tres niveles de mando (calles, distritos y municipio).

Además, las áreas de transporte, seguridad pública, instalaciones públicas y mantenimiento cuentan todas con sus propias cámaras de vigilancia. Según datos municipales más de 200.000 cámaras velarán por la seguridad de los pequineses y de los visitantes olímpicos durante los Juegos del año próximo.