Deportes
Crónica:LIGA | ESPANYOL 2 - ATHLETIC 1

Un autogol de Aitor Ocio funde al Athletic

Un gol en propia puerta rompe el equilibrio a punto de cumplirse el minuto 90

ROBERT ALVAREZ Barcelona 11 NOV 2007 - 19:35 CET

El infortunió se cebó del Athletic de Bilbao en los últimos suspiros del partido ante el Espanyol. Concretamente, de Aitor Ocio, quien en el intento de despejar un balón centrado por Clemente, acabó realizando una fenomenal vaselina a Gorka Iriazoz, que posibilitó el triunfo españolista contra el Athletic (2-1). Fue la compensación a un regalo del Espanyol a su rival en el minuto 3, y que acabó en gol, pero sobre todo por el mayor coraje e intensidad expuesta por el equipo que entrena Ernesto Valverde, que en la recta final del choque se volcó sin reservas contra la meta de Iraizoz.

Aitor Ocio, con el mejor remate de la contienda pero en la puerta equivocada, decidió un partido que el Espanyol se veía incapaz de apuntillar. En Montjuïc se plantó uno de los athletics más decepcionantes de los últimos tiempos. Se encontró con un gol de Gabilondo ante una defensa decorativa cuando el público se acomodaba en sus asientos y se conjuró para hacerlo valer aunque quedara una hora y media de juego y fuera a base de especular. No lo consiguió, pero estuvo a punto ante el Espanyol, uno de los equipos más enchufados del campeonato.

La cosa no llegó al catenaccio puro y duro porque, al menos, entusiasmo y cierto empuje no le faltó al Athletic. Pero se comportó como un equipo plano, que no supo armar el juego en el centro del campo —Orbaiz, renqueante de una lesión, apenas dio señales de vida—, y menos aún combinar y percutir delante. Trató de hacerle cosquillas a la defensa del Espanyol a base de centros a la olla o, simplemente, de aprovechar algún error de bulto. Aduriz no acertó a aprovechar otro regalo de Torrejón y Moisés. Pero ahí se acabó el Athletic. El Espanyol, pese a que Valverde puso toda la artillería en el campo con De la Peña, Tamudo, Riera y Luis García, tardó lo suyo en aparecer. Dominó pero le costó mover las dos líneas defensivas que dispuso Caparrós.

La primera vez que Luis García y Riera merodearon la línea de fondo, se produjo el gol del empate. El centro del extremo balear lo remató de media espuela Tamudo, que maniobró como una anguila entre los centrales del Athletic. A partir de entonces, el Espanyol achuchó a base de bien. Caparrós, agarrado al empate, incorporó un tercer central. Entonces, en el epílogo, fue cuando Aitor Ocio, tratando de rechazar un centro de Clemente Rodríguez, cometió el error decisivo al meterle una vaselina a Gorka.

NOTICIAS RELACIONADAS

Selección de temas realizada automáticamente con

Otras noticias

El Espanyol arrebata los tres puntos al Athletic con los goles de Tamudo y Aitor Ocio en propia puerta. El gol de los 'leones' fue de Gabilondo. / ELPAIS.com

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana