Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL

Las selecciones de Euskal Herria y Catalunya reivindicarán su oficialidad mañana en San Mamés

Puyol, Jorquera, Xavi y Bojan se enfrentarán con el combinado vasco en el quinto partido entre selecciones

La reivindicación del derecho a la oficialidad de ambos combinados será la tónica que marcará el encuentro entre las selecciones de Euskal Herria y Catalunya mañana en San Mamés. El estadio del Athletic de Bilbao acogerá la primera salida de la selección catalana en 34 años en un duelo de desempate tras la visita de la selección vasca al Camp Nou en octubre de 2006, pero antes de que comience el partido, la polémica está servida.

La denominación propuesta por la Federación Vasca de Fútbol para el combinado que dirigen José Ángel Iribar y Mike Etxarri, Euskal Herria, y las reivindicaciones se unirán por una tarde al deporte en un encuentro con un solo debutante por parte de la selección vasca. Se trata del jugador del Eibar Jon Urzelai, que ha reemplazado al futbolista del Toulouse Pantxi Sirieix en la convocatoria, tras sufrir éste una inoportuna lesión.

Como suele ser habitual, la ''tricolor'' tendrá un destacado matiz rojiblanco, ya que serán 10 los jugadores del Athletic que defiendan la zamarra vasca (nueve que juegan a las órdenes de Joaquín Caparrós, más Iñaki Lafuente, que milita cedido en el Espanyol). Cinco pertenecen a la Real Sociedad y de las ligas europeas, Iribar y Etxarri sólo han podido disponer de Gaizka Mendieta (Middlesbrough) y del lesionado Sirieix. Patxi Puñal (Osasuna), Aitor López Rekarte (Almería) y Joseba Llorente (Valladolid) completan la convocatoria de 20 jugadores.

Al otro lado, en la selección de Catalunya, la gran atracción será la presencia del joven delantero del FC Barcelona, Bojan Krkic, que debutará con el combinado de Gratacós, culminando así un año extraordinario año en el que, con 17 años, ha pasado en pocos meses, de jugar en el filial azulgrana, a consolidarse en el primer equipo.

La gran ausencia, por contra, será la del portero del equipo blaugrana Víctor Valdés, a quien una lumbalgia ha apartado de la lista por primera vez desde que empezó a ser un fijo en las alineaciones del Barça. Su lugar lo ocupará el meta del Terrassa José Miguel Morales, pero será Albert Jorquera el titular en la portería frente Euskal Herria. Otro de los titulares después de seis años por problemas físicos será el capitán, Carles Puyol, cuyo concurso era una incógnita después de la dura entrada que recibió en el Barça-Real Madrid.

Puyol será, junto a los también blaugranas Jorquera, Xavi y Bojan la columna vertebral de Catalunya mañana en San Mamés, que volverá a responder a la llamada de la selección vasca y mañana presentará un lleno total, con la presencia de cerca de 5.000 aficionados catalanes. El ambiente en ''La Catedral'' será, pues, el de las grandes citas, una fiesta del fútbol vasco y, en esta ocasión, también del catalán, que han decidido aunar sus fuerzas para reivindicar el derecho a jugar de manera oficial.

Presencia institucional

La presencia institucional estará liderada por el lehendakari del Gobierno vasco, Juan José Ibarretxe, acompañado por Izaskun Bilbao, presidenta del Parlamento. Por parte catalana, ante la ausencia del presidente de la Generalitat, José Montilla, la principal autoridad será el vicepresidente, Josep Lluís Carod-Rovira, flanqueado por el presidente del Parlament, Ernest Benach, y el líder de la oposición y presidente de CiU, Artur Mas.

Paralelamente, durante la jornada se realizarán diversas actividades, organizadas por la plataforma ESAIT, y centralizadas en el Arenal bilbaíno, para pedir la oficialidad de las dos selecciones autonómicas. El acto central será una manifestación bajo el lema ''Euskal Herria, nazio bat, selekzio bat'' (''Euskal Herria, una nación, una selección''). Los seguidores catalanes contarán con una carpa propia en las inmediaciones de San Mamés.