Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
LIGA DE CAMPEONES | OCTAVOS DE FINAL | MILAN 0 | ARSENAL 2

Cesc Fábregas tumba al vigente campeón en San Siro

El Milan cae dos a cero ante el Arsenal

El Arsenal, liderado por un excepcional Cesc Fábregas, logró la clasificación para los cuartos de final de la Liga de Campeones tras imponerse en San Siro al Milan por 0-2, en un partido en el que los ingleses fueron superiores desde el inicio pero no pudieron concretar hasta los últimos minutos.

Tras unos primeros instantes en los que el cuadro milanista dejó ver su condición de campeón, el Arsenal se hizo con el control del balón y del partido, gracias a la dirección de Cesc y el desgaste arriba de Adebayor. Ambos fueron los autores de los tantos que hicieron posible la eliminación del actual campeón de la competición. La eliminiación del Milan da continuidad a la 'maldición' que persigue a este torneo ya que desde que se instauró el formato de Liga de Campeones en la temporada 1991-92, ningún vencedor ha logrado reeditar título. Tras los primeros minutos de tanteo entre los dos aspirantes, el Milan tomó la iniciativa y comenzó a desperezarse, llevando las primeras ocasiones de peligro a la portería defendida por Almunia.

Con el paso de los minutos, el partido se asentó en lo esperado, el Arsenal controlaba la manija del partido y el Milan consagraba sus opciones en ataque al contragolpe, donde Kaká ejerció las labores de catalizador. El astro brasileño protagonizó algunas de las mejores acciones milanistas de la primera parte, pero no encontró recompensa. Los 'gunners' se hicieron con el dominio del juego y llegaron a la recta final de la primera parte en su mejor momento de juego, pero un balón al larguero mandado por Fábregas fue la mejor ocasión de la que lograron disfrutar. Adebayor realizó un incansable trabajo en punta para labrarse sus oportunidades, pero falló en la definición y permitió al cuadro 'rossonero' llegar con vida al descanso.

A pesar de las urgencias, el cuadro londinense no aprendió de los errores y volvió a perdonar en la reanudación. Al fallo de Senderos a bocajarro le siguió un mal disparo de Eboue, que no pudo aprovechar un error garrafal de Andrea Pirlo en la frontal del área propia para definir en posición inmejorable ante Kalac. El premio al tesón de los británicos llegó en el minuto 84. Tras una jugada personal, Cesc 'enganchó' el esférico desde 25 metros y, ayudado por el bote en la hierba, el balón se coló ajustado al palo para dar al Arsenal el pase a los cuartos de final de la máxima competición continental. A diferencia de lo ocurrido a lo largo del partido, esta vez los de Arsene Wenger no perdonaron y rubricaron la sentencia. Un 'pase de la muerte' de Theo Walcott permitió a Adebayor remachar a placer. El togolés consiguió así la merecida recompensa a un partido de desgaste como único punta del Arsenal.