Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÓRMULA UNO | GP DE MALAISIA

Los comisarios castigan a Hamilton y a Kovalainen

Los jueces consideran que la actitud de los pilotos en la pista ha impedido una buena calificación de sus rivales

Los comisarios deportivos del circuito de Sepang, sede del Gran Premio de Malaisia de Fórmula Uno, han penalizado a Lewis Hamilton y Heikki Kovalainen, ambos pilotos de McLaren, por impedir que sus rivales, entre ellos Fernando Alonso y Nick Heidfeld, pudieran realizar una última vuelta de calificación de forma óptima. De esta forma, Hamilton y Kovalainen saldrán desde la octava y novena posición en la parrilla de mañana, mientras que Alonso asciende hasta la séptima y Heidfeld hasta la cuarta.

Debido a la amenaza de lluvia los pilotos no apuraron tanto el tiempo para finalizar su segunda vuelta lanzada y varios coches que lo hicieron, entre ellos los dos McLaren-Mercedes, marchaban a baja velocidad para ahorrar combustible, sin percatarse de que todavía había otros que la estaban dando en esos momentos, como era el caso de Alonso y del alemán Nick Heidfeld (BMW). Tras la pole, los jueces llamaron a declarar a Fernando Alonso (Renault) y a los pilotos de Mclaren-Mercedes, el británico Lewis Hamilton y Heikki Kovalainen, para juzgar lo ocurrido durante la última vuelta de la sesión de clasificación. Los jueces solicitaron a Fernando Alonso que aportara la telemetría de su coche para comprobar si la presencia de los dos Mclaren-Mercedes en medio de trayectoria le habían molestado en su vuelta rápida.

Un portavoz de la escudería angloalemana confirmó la sanción tras la reunión mantenida por los comisarios. Así, Heidfeld parte desde la quinta posición (antes era séptimo) y Alonso desde la octava. "En la tercera prueba de calificación muchos coches iban muy, muy lentos cuando yo realizaba mi vuelta lanzada, como si estuvieran parados en el circuito", ha comentado Heidfeld tras la prueba. "Perdí algo de tiempo y si miras los resultados, ellos estaban muy, muy cercas. Creo que perdí dos décimas que podrían haberme dado la tercera plaza", añadió el alemán.

El jefe de la escudería McLaren, Martin Whitmarsh, exculpó a sus pilotos, alegando que no hubo intención por parte de ninguno de ellos en perjudicar a sus rivales. "Ninguno de nuestros pilotos lo hizo intencionadamente. Hicieron todo lo posible por permitir que Fernando y Nick realizaran su vuelta rápida", comentó.

"Nosotros informamos a los pilotos de que había gente intentando hacer vueltas rápidas, pero una de las partes del circuito estaba congestionada con seis coches en curva. No creo que obstaculizáramos a Nick, pero entiendo que visualmente si tienes todos esos coches delante y estás intentando una vuelta rápida no es nada cómodo correr con ellos".

Así, la parrilla de hoy está conformada por Felipe Massa y Kimi Raikkonen, de Ferrari, en primera línea, seguidos de Jarno Trulli y Robert Kubica, tercero y cuarto respectivamente. La tercera línea la compondrán ahora Nick Heidfeld y Mark Webber, justo por delante de Fernando Alonso y Heikki Kovalainen, que copan la cuarta línea. Finalmente, Lewis Hamilton acompañará a Timo Glock en la quinta.