Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
TENIS | ABIERTO DE AUSTRALIA

Nadal avanza con paso firme

El tenista español accede a la tercera ronda.- Carla Suárez da la sorpresa al derrotar a Venus Williams

Sin la espectacularidad del primer partido ante el belga Christophe Rochus, pero con tranquilidad, el español Rafael Nadal, número uno del mundo, superó al croata Roko Karanusic, 92, por 6-2, 6-3 y 6-2, y se colocó en la tercera ronda del Abierto de Australia. Nadal sigue sin sufrir en los primeros compases del primer Grand Slam de la temporada. Parece como si su nombre atemorizase a los rivales que le salen al paso y éstos claudicaran desde el inicio. Rochus le aguantó 77 minutos, y el talentoso e imprevisible Karanusic veinte minutos más hoy. Dos pruebas que no han servido aún para comprobar el actual estado de forma de Nadal.

Karanusic salió a la pista como si el partido de hoy fuera una fiesta. Sin tensión, jugando sin ritmo, durmiendo la bola la mayoría de las veces, y enviando en otras auténticos misiles que desconcertaron a Nadal. Su estilo de juego, tan propio como inusual, le pueden dar resultados en otras instancias, como los challengers de Belgrado y Kolding (Dinamarca) que ganó el año pasado, pero no en un Grand Slam y menos ante un jugador cuya regularidad le ha llevado a lo más alto.

Sin haber ganado jamás ni a un jugador situado entre los diez primeros del mundo, ni a un zurdo, el croata lo tenía difícil. A pesar de que había dicho que se consideraba mejor física y mentalmente que Nadal, ante el que sólo cedía en la técnica. Si a eso se suma que se trataba de su primer enfrentamiento contra un número uno del mundo, las complicaciones se multiplicaban. Pese a todo, Nadal no se despistó. No estuvo tan acertado con el servicio como ante Rochus, pero su nivel está a años luz del de su rival, que no le dio el ritmo necesario que puede necesitar en la siguiente instancia. En la tercera ronda, Nadal se medirá con el alemán Tommy Haas, que venció al italiano Flavio Cipolla, por 6-1, 6-2 y 6-1.

Por otro lado, Fernando Verdasco y Nicolás Almagro también vencieron en sus respectivos compromisos ante Arnaud Clement y el italiano Fabio Fognini para alcanzar la tercera ronda. Verdasco se impuso al francés, finalista en 2001, por 6-1, 6-1 y 6-2, mientras que Almagro hizo lo propio con el italiano por 6-2, 7-5 y 6-0.

Venus se queda fuera

En la categoría de féminas, la gran sorpresa del día la protagonizó Carla Suárez. La tenista canaria ha derrotado a la estadounidense Venus Williams, sexta favorita, por 2-6, 6-2 y 7-5 y certifica su pase a dieciseisavos, donde se encontrará con su compatriota María José Martínez. De esta manera, los octavos de final del Abierto australiano contarán con la presencia de una tenista nacional.

La jugadora canaria, con un revés increíble, jugó un partido espléndido, remontando la pérdida de la primera manga y salvando incluso una bola de partido en el tercer set donde estuvo abajo 5-2. Sin embargo, Suárez, cuartofinalista el pasado año en Roland Garros, se rehizo y le endosó cinco juegos consecutivos a la mayor de las Williams, sexta favorita y ganadora de siete grandes, para asegurarse la plaza en octavos.

La victoria de Suárez se suma a la de Anabel Medina, que se impuso a la francesa Julie Coin, 93 del mundo, por 6-1 y 6-4, y alcanzó la tercera ronda del torneo. Medina, cuyo mejor resultado en este torneo fueron los octavos de final en 2002, se enfrentará ahora con la ganadora del encuentro entre la italiana Flavia Pennetta, duodécima favorita, y la australiana Jessica Moore.

La fama de Nadal creció un 600% en el 2008 (lalistaWIP)