Deportes

La española Josephine Onyia, suspendida dos años por el TAS

La plusmarquista de 100 metros vallas, de origen nigeriano, ha sido inhabilitada por dos años

Josephine Onyia, plusmarquista española de 100 metros vallas, ha sido inhabilitada por dos años por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), estimando los dos recursos presentados por la Federación Internacional de Atletismo (IAAF). El TAS ha dado la razón a la IAAF y ha anulado las decisiones tomadas en enero y en marzo pasados por la Federación Española de exculpar de dopaje a la atleta de origen nigeriano. Dos controles de dopaje practicados a Onyia dieron positivo, uno en Lausana (Suiza) el 2 de septiembre de 2008 por el estimulante methylhexaneamina, y otro en la Final del Atletismo Mundial en Stuttgart (Alemania), el 23 del mismo mes, en este caso por un anabolizante, clembuterol.

"En consecuencia, Josephine Onyia queda inhabilitada por un periodo de dos años, a partir del 22 de septiembre del 2009", explica el TAS en su resolución. Dado que el segundo positivo de Onyia se produjo antes de que tuviera conocimiento del primero, las dos infracciones han sido consideradas como una sola. De esos dos años de suspensión se descontarán los 316 días que Onyia ha permanecido ya suspendida cautelarmente: del 30 de septiembre del 2008 al 21 de enero del 2009, y del 4 de marzo pasado hasta el 21 de septiembre. Onyia no podrá competir, por tanto, hasta el 10 de noviembre del 2010, de forma que se perderá los campeonatos de Europa de Barcelona, en julio de ese año.

La vallista española ha sido, además, descalificada de la prueba de 100 metros vallas del 2 de septiembre del 2008 en Lausana, y han sido anulados todos sus resultados desde la fecha de entrada en vigor de la suspensión, lo que equivale a la "pérdida de todos los títulos, trofeos, medallas, puntos y premios en metálico que haya recibido". La Agencia Mundial Antidopaje recomienda a los laboratorios no comunicar la presencia de clembuterol cuando aparece en cantidades muy pequeñas en las muestras de los controles de dopaje. En el caso de Josephine Onyia estaba por debajo de ese límite, pero aun así los responsables del laboratorio de Colonia decidieron comunicárselo a la Federación Española. Fuentes cercanas a la investigación consideraron que las dudas surgían por un doble motivo: primero, porque la cantidad de clembuterol aparecida era mínima, y segundo, porque dos días antes y dos días después Onyia pasó controles con resultados negativos. Los partidarios de su exculpación aseguraron que podía obedecer a una ingestión de carne contaminada.

El caso de Josephine Onyia es el primero del atletismo español que llega al TAS. Con anterioridad han sido sancionados por dopaje atletas de rango internacional como Alberto García y Julio Rey, que reanudaron sus respectivas carreras después de cumplir dos años de sanción. Onyia, plusmarquista española de 100 metros vallas, obtuvo en 2008, con 21 años, tres victorias de gran prestigio mundial: dos en la Golden League (Berlín y Oslo) y una en la Final del Atletismo Mundial, el 13 de septiembre en Stuttgart, en la que dio positivo. La IAAF trasladó el caso al TAS pocos días antes de los Europeos en pista cubierta de Turín, en los que Onyia no compitió por enfermedad, según la explicación oficial, pese a que viajó con el equipo. Desde entonces no ha vuelto a hacerlo.

Su última carrera oficial fue el 21 de febrero, cuando consiguió el título español de 60 metros vallas en Sevilla. Onyia, nacida Surulere (Nigeria), llegó a España en 2005 y después de dos años recibió la nacionalidad española el 20 de abril del 2007. La IAAF la autorizó a competir en los Mundiales en pista cubierta de Valencia 2008 pese a que todavía no se había cumplido el plazo reglamentario.

Odriozola, en contra de la sentencia

El presidente de la Federación Española de Atletismo, José María Odriozola, ha mostrado su desacuerdo con el fallo del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), que inhabilita por dos años a Josephine Onyia por dopaje, "pero tenemos que acatar la sentencia, que, como es sabido, es inapelable". "La Federación Española sigue manteniendo los criterios que tuvo para exculparla. Nuestra posición era clara y seria, basada en argumentos científicos, pero el TAS no los ha admitido. Acatamos la sentencia, lo sentimos por la atleta y esperamos que por su juventud, pueda proseguir con éxito su carrera en noviembre del 2010", ha afirmado Odriozola.

Para el presidente los dos positivos consecutivos de Onyia son "dos casos de una suma de casualidades con un intervalo de tiempo tan corto que demuestra que no hubo premeditación por ser productos tan distintos y en plena actividad competitiva, cuando más expuesta está a pasar controles de dopaje".

"Científicamente", ha añadido, "está descrita la posibilidad de que, tras la ingestión de carne contaminada, se pueda detectar una cantidad de clembuterol tan ínfima como la que apareció en el control practicado a Onyia, pero el laboratorio de Colonia decidió comunicarlo pese a que el reglamento permite no hacerlo si no es con cantidades cincuenta veces más altas". El otro positivo corresponde, según Odriozola, a "un estimulante light que ni siquiera está en la lista prohibida y que, en cualquier caso, sólo lleva aparejado una advertencia pública". Y ha querido aclarar que "no somos sospechosos de tragarnos los positivos. Cuando ha habido un caso indudable, hemos sancionado, incluso a gente de primer nivel".

Otras noticias

Josephine Onyia, durante los Mundiales en pista cubierta de 2008. / EFE

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana