Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El equipo de rescate da por muerto en el Annapurna al montañero español Tolo Calafat

El alpinista descendía en un estado de agotamiento extremo y afectado al parecer por un edema cerebral

El alpinista español Tolo Calafat ha sido dado por muerto en la montaña del Annapurna, según han confirmado desde allí sus compañeros de escalada Juanito Oiarzabal y Carlos Pauner. El mallorquín Calafat no pudo descender de la cima del Annapurna tras la expedición integrada el martes por Pauner, Calafat y Oiarzabal. El helicóptero encargado de su rescate, del ejército de Nepal, no encontró acceso a la zona, a unos 7.400 metros de altura, por culpa del viento y las dificultades meteorológicas. Extremadamente cansados, Oiarzabal sufre congelaciones en los pies y Pauner está afectado por una ligera ceguera.

Tolo Calafat descendía el Annapurna en un estado de agotamiento extremo y afectado al parecer por un edema cerebral, por lo que no pudo seguir bajando de la montaña hasta el campo cuatro, al que sí llegaron Pauner y Oiarzabal. Desde entonces se había comunicado con sus compañeros a través de teléfono, e incluso habló este miércoles con su mujer.

Oiarzabal ha lamentado, en una entrevista con la Cadena SER, que "se está perdiendo la solidaridad en la montaña". El alpinista vasco ha explicado que se cruzaron con la surcoreana Oh, que acababa de convertirse en la primera mujer en coronar los 14 ochomiles, y que ofrecieron 6.000 euros a cada uno de los cuatro sherpas de su equipo para que acompañaran a Calafat, pero ninguno se quedó. Su cuerpo se quedará ahí, a 7.600 metros de altura, según confirmó Oiarzabal. "Se podía haber hecho mucho más si todos hubieran puesto más empeño, sobre todo la coreana... Si ella se hubiera puesto más seria con sus sherpas, Tolo estaría con nosotros".

Oiarzabal ha revelado que llegaron a ofrecer 6.000 euros a cada uno por subir a rescatar a Calafat, pero no quisieron. "Cada uno es libre de hacer lo que quiera, pero se ha perdido la solidaridad en la montaña. Yo hubiera subido".

La mujer de Calafat, con la que tenía dos hijos de 18 meses y 8 años, ha sido informada a las siete de esta mañana en su domicilio de Mallorca de que se da por muerto a su marido, a pesar de las esperanzas que tenía de que durante la jornada de hoy fuera posible un rescate. "Estábamos esperanzados y ahora la noticia nos ha dejado helados", ha explicado desde la casa familiar Pere Joan March, amigo y compañero de escaladas de Calafat.

Tolo (Bartolomé) Calafat, nació en Palma de Mallorca en 1970, trabajaba de técnico en telecomunicaciones. Alpinista, corredor de maratones de montaña y de resistencia, antes de culminar el ascenso al Annapurna alcanzó otros dos ochomiles en el Himalaya desde 2006 (Cho-iyu y Everest) y en su currículo deportivo se suman, además, el Aconcagua, la cordillera Blanca, las grandes cimas de los Alpes. Sobre la experiencia del ascenso al Himalaya se publicaron un libro y un video Cròniques de Khumbu, obra del periodista y excursionista Joan Carles Palos, testigo de la aventura de Tolo Quetglas, Juan Antonio Olivieri y el propio Tolo Calafat.

El 23 de mayo de 2008 otro alpinista español, Iñaqui Ochoa, falleció también en el Annapurna. Cuatro de cada diez alpinistas que encaran la cumbre del Annapurna no consiguen regresar. El gigante es el 'ochomil' más temido junto al K2 y el Nanga Parbat.