Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gasol conquista su segundo anillo de la NBA con los Lakers

El campeón sufre lo indecible ante los Celtics pero remonta y reedita el anillo al imponerse en el séptimo partido (83-79)

Los Lakers también saben sufrir y gracias a eso lograron sobreponerse a la tenacidad y la batalla extrema que les plantearon los Celtics. Ganaron los Lakers por 83-79. Ganó Kobe Bryant su quinto anillo de la NBA y Pau Gasol el segundo. Ganó Phil Jackson su anillo número once. Los Lakers agrandaron su leyenda. Son dos títulos consecutivos y cinco en las siete finales que han disputado desde 2000.

Los Lakers tuvieron que remontar hasta 13 puntos de desventaja y administrar una renta mínima desde que Kobe Bryant los puso por delante en el marcador, 66-64, a falta de casi seis minutos para el final. Es el baloncesto de nuestros días. Los campeones tienen que ser duros como el granito, afrontar dificultades extremas. Se sabía de antemano que los Celtics forman un equipo sensacional, compacto, durísimo, que juega con inteligencia y que sabe rentabilizar sus recursos. No iba a ser una víctima fácil. Se dejaron la piel y dejaron a salvo su prestigio, a pesar de la importante baja del lesionado Perkins.

LOS ÁNGELES LAKERS 83 BOSTON CELTICS 79

LAKERS: Fisher (10), Kobe Bryant (23), Artest (20), Pau Gasol (19), Bynum (2) -equipo inicial-; Vujacic (2), Odom (7), Farmar (0) y Brown (0).

CELTICS: Rondo (14), Ray Allen (13), Pierce (18), Garnett (17), Rasheed Wallace (11) -equipo inicial-; Tony Allen (0), Davis (6), Scalabrine (0) y Robinson (0).

Parciales por cuartos: 14-23, 20-17, 19-17 y 30-22.

Staples Center de Los Ángeles. 18.997 espectadores.

Lakers, 4; Celtics, 3

Primer partido: Lakers, 102; Celtics, 89

Segundo: Lakers, 94; Celtics, 103

Tercero: Celtics, 84; Lakers, 91

Cuarto: Celtics, 96; Lakers, 89

Quinto: Celtics, 92; Lakers, 86

Sexto: Lakers, 89; Celtics, 67

Séptimo: Lakers,83; Celtics, 79

El partido fue todo lo atípico que se quiera, al igual qiue el desarrollo de toda la serie final entre los dos máximos rivales históricos de la NBA. Por momentos los Lakers se quedaron secos. Sus porcentajes llegaron a ser mínimos. Mal en el tiro, desenfocado Kobe Bryant, atascado Pau Gasol. Su grandeza fue la forma en que se sobrepusieron a pesar de la acumulación de errores. Jugaron un tramo final sensacional y les sacaron 13 rebotes de ventaja a los Celtics. Salió a relucir lo mejor entonces de Kobe Bryant, hasta entonces desconocido, desdibujado como Pau Gasol, por la defensa de dos y hasta tres hombres con la que los Celtics les frenaron.

Artest, destacado

Artest justificó su fichaje a cambio de Ariza. Logró frenar relativamente bien a Pierce y además anotó hasta 20 puntos. Fue un factor desequilibrante con el que tal vez no contaban los Celtics. Kobe acabó siendo elegido MVP por segundo año. Firmó 23 puntos y 15 rebotes, aunque su serie fue mala: 6 de 24, incluido un 0 de 6 triples y un 11 de 15 en tiros libres. Pau Gasol sumó 19 puntos, 18 rebotes y cuatro asistencias y una serie de 6 de 16 en tiros de campo y de 7 de 13 en tiros libres. Pero los dos fueron decisivos al final.

Pau Gasol anotó siete puntos casi consecutivos en los últimos compases del partido en que los Lakers entraron con ventajas de cuatro a seis puntos. Los Celtics llegaron a ponerse a tres puntos por dos veces con triples de Wallace y Ray Allen (79-76) y uno, importantísimo de Artest entre medias, cuando sólo faltaba un minuto para el final. Kobe Bryant amplió la ventaja a cinco puntos (81-76) pero Rondo anotó otro triple a falta de 17 segundos. Por fin, Vujacic estableció el 83-79 y al final Pau Gasol recogió el rebote del último cartucho desperdiciado por los Celtics.

Los Lakers siguen siendo los reyes, Pau Gasol ya tiene su segundo anillo y Kobe Bryant ganó por fin a los Celtics en una final.