Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Hemos estado casi perfectos"

El seleccionador alemán dice que han jugado "como campeones". Müller, autor del primer tanto, considera "una locura" la goleada conseguida ante Argentina

El seleccionador de Alemania, Joachim Löw, ha asegurado tras golear a Argentina (4-0) que sus futbolistas han jugado como campeones: "Por lo que se refiere a la determinación de ganar, lo que el equipo ha mostrado es lo que se puede esperar de los campeones. La ambición, la velocidad y el tempo en el ataque mostrados en la segunda parte han sido de primera clase". "El equipo lo ha hecho todo casi perfecto. El resultado es increíble porque Argentina tiene una buena defensa", ha dicho el técnico, que ha destacado la labor de contención realizada sobre Leo Messi. "Apenas ha entrado en juego gracias al gran trabajo que ha hecho todo el equipo. Además, durante todo el partido casi no hemos cometido faltas", ha declarado. "Ahora debemos jugar con España, que para mí es el mejor equipo del mundo. Pero somos suficientemente buenos, creemos en nosotros", ha finalizado Löw.

Para el delantero Thomas Müller, que ha abierto la goleada con un remate de cabeza en el minuto 3, "es una locura ganar a Argentina 4-0". Según el jugador, "es difícil encontrar palabras tras un resultado así". En las gradas del estadio Green Point estaba esta tarde la canciller alemana, Angela Merkel, pero las mayores celebraciones, como es lógico, se viven en el país teutón. "Creo que Alemania está temblando ahora mismo. Esa es la manera de celebrar algo así", ha afirmado Müller.

En el mismo sentido se ha manifestado su compañero Bastian Schweinsteiger, autor de dos asistencias y elegido mejor jugador del partido: "Da buenas vibraciones ver cómo la gente lo está celebrando en casa". El centrocampista del Bayern de Munich espera que su rival en semifinales sea España: "Es un gran favorito y encima perdimos contra ellos la final de la Eurocopa. Tienen un equipo sobresaliente y me gusta jugar contra los más fuertes".

El capitán del equipo, Phillip Lahm, no tiene tan claro que La Roja vaya a ser el rival de Alemania en semifinales, pero sí está seguro de que sea quien sea su oponente, España o Paraguay, será difícil de batir. "Todos los equipos que llegan hasta este punto pueden conseguir el título. Tendremos un hueso duro en las semifinales", ha asegurado. También el delantero Lukas Podolski ha advertido que los alemanes deben mantener los pies en el suelo: "Ahora mismo parece que nadie puede pararnos, pero también sabemos que podemos caer en el próximo partido".

Finalmente, Miroslav Klose, que con sus dos goles de hoy ha igualado al histórico Gerd Müller como segundo máximo goleador en la historia de los Mundiales con 14 tantos (solo les supera el brasileño Ronaldo con 15), ha dicho que está contento por el record, pero que "lo realmente importante era llegar a semifinales". El delantero tendrá, al menos, otros dos partidos para tratar de convertirse en el máximo goleador histórico en solitario.