Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Mandamos un beso a Casillas, con permiso de la Carbonero"

Las conversaciones entre el vuelo que trasladaba a la selección y los distintos controladores aéreos muestran la alegría con la que se vivió la llegada a Barajas

Escucha el audio con las conversaciones entre los controladores y el avión que trasladó a la selección desde Johanesburgo.
El avión que traslada a la selección es recibido por un arco realizado con los chorros de camiones de bomberos de Barajas.
El avión que traslada a la selección es recibido por un arco realizado con los chorros de camiones de bomberos de Barajas. GORKA LEJARCEGI

El vuelo Iberia 2801, un Airbus 340 bautizado con el nombre del músico Isaac Albéniz, trasladaba el pasado día 12 a la selección española, flamante campeona del Mundial , desde Johanesburgo. Durante el trayecto se vivieron momentos de euforia entre los jugadores , los miembros de la federación española y los periodistas que viajaban a bordo. Pero la alegría también afloró en las comunicaciones entre los pilotos y los distintos controladores aéreos y personal del aeropuerto que se comunicó ese día con la aeronave.

La grabación, que ha circulado en varios foros especializados en aviación, muestra como los controladores hacen continúas referencias al vuelo y a la "carga" que lleva dentro. Fuentes de la compañía Iberia han autentificado las conversaciones del piloto.

Las referencias al avión empiezan cuando una de las controladoras aéreas le indica a otro piloto qué aeronave tiene por debajo:

Controladora: "Dos cinco cuatro nueve, proceda en rumbo dos, dos, cero, le cruzará un tráfico por debajo que va a izquierda con la selección española entera".

Piloto 2549: "Sí señor estamos virando ya a dos dos cero y tendremos cuidado con el tres cuarenta con los campeones del mundo".

La controladora habla directamente con el vuelo que lleva a la Roja, y envía instrucciones al piloto, el comandante José Antonio Revuelta, pero también recados para los jugadores.

Controladora: "Iberia dos ocho cero uno, presente rumbo [inaudible] intercepte localizador de la izquierda. Mis compañeras y yo mandamos un beso a la selección, especialmente a Casillas con permiso de la Carbonero."

Piloto Iberia 2801: "Muy bien, pues autorizado el localizador de la izquierda y se lo haremos llegar, sí, porque están aquí los dos".

El vuelo Iberia 2801 inicia la maniobra de aproximación, cuando otro controlador transmite un mensaje para los ganadores del Mundial de Sudáfrica.

Controlador: "Madrid dos ocho cero uno, transmítale nuestras felicitaciones, lo orgullosos que estamos de ellos, y lo felices... y gracias por lo felices que nos han hecho".

Piloto Iberia 2801: "Así lo hacemos, así lo hacemos, incluso nuestros compañeros nos han cantando alguna canción".

Controlador: "Ya lo hemos oído aquí todo".

Otro interlocutor le indica de la frecuencia de radio por la que dirigirse a la torre de control de Barajas.

Controlador: "Iberia dos ocho cero uno siete millas al final, comunique con Barajas en uno ocho uno cinco y ¡qué viva España!".

Piloto Iberia 2801: "Uno ocho uno cinco, Barajas, que viva España, Iberia 2801, muchas gracias".

Controlador: "Muchas gracias, hasta luego".

El avión se dirige a la pista y entra en contacto con la torre de control de Barajas. El comandante identifica ya a la aeronave como la que transporta a la selección. De las conversaciones se deduce que los controladores han desviado el resto de vuelos para darle preferencia de aterrizaje a la aeronave que trasladaba a los de Del Bosque.

Piloto Iberia 2801: "Iberia dos ocho cero uno, avión de los Campeones del Mundo, estamos a seis millas en final tres tres izquierda".

Barajas: "Muy buenas, campeones del mundo. Autorizamos en la tres tres izquierda, viento sur trece nudos. Y desde Barajas felicitamos a toda la selección... me pongo hasta nerviosa..."

Entre medias, una voz no identificada, no se reprime y entra en la frecuencia de radio para comunicarse directamente con el Iberia 28010: "¡Enhorabuena Campeones!", y la contestación del piloto: "¡Gracias!". La voz solo acierta a decir: "¡España!".

La controladora de la torre de Barajas no solo dirige al piloto en las maniobras finales, sino que le indica hasta los detalles del recibimiento que se está preparando para recibir a la selección.

Barajas: "Iberia dos ocho cero uno hay un compañero en la terraza del canal ondeando con una bandera enorme".

Piloto: "Muy bien, ya la vemos, muy bien señorita, muy bien, gracias".

El avión ya ha tomado tierra y pide indicaciones para saber adónde ha de dirigirse.

Piloto: " Barajas, Iberia dos ocho cero uno, avión de los campeones del mundo, buenas tardes hemos llegado a la tres tres izquierda".

Barajas tierra: "Buenas tardes, dos ocho cero uno. Sí, se le nota, pues a su izquierda, por Alfa, y en puerta seis se le está esperando para guiarle al pabellón".

Piloto: "A la izquierda por alfa, y en puerta seis con el amarillo me imagino, gracias, Iberia dos ocho cero uno".

Barajas tierra: "Y enhorabuena a todos los de dentro. ¡Menudo privilegio!".

Piloto: "Sí, la verdad que sí, impresionante".