Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Mario Conde invertirá en el Betis"

Luis Oliver, consejero deportivo del club, revela la intención del ex banquero

Luis Oliver, actual consejero deportivo del Betis, se convirtió en el jefe de seguridad de Mario Conde en 1992. De aquella relación profesional ha derivado otra más afectiva que ahora puede reflejarse en el futuro del club andaluz. El Betis se encuentra en situación preconcursal y con las acciones de Farusa (el 51% y la propiedad de Manuel Ruiz de Lopera) en manos de los administradores judiciales Luis Huidobro y Rafael Gordillo por mandato de la juez Mercedes Alaya, que investiga un supuesto delito societario en la gestión del club por parte de Lopera. La juez también declaró nula la venta de las acciones de Lopera a Luis Oliver en julio. "Yo no estoy detrás del Betis, estoy delante del Betis", proclamó Mario Conde en el programa El Gatopardo, de la cadena pública andaluza, poniendo en entredicho las decisiones de la juez: "No son legales. Lo digo como abogado del Estado".

Se trata de la primera aparición de los empresarios solventes que, según Oliver, estaban arropándole para afrontar la compra de las acciones de Lopera. Un informe de la Guardia Civil, elaborado para la juez Alaya, cuenta sin embargo que las acciones de Farusa las compró Bitton Sport y que como fiadores aparecieron Dinaqua y FGD, empresas controladas por Oliver "sin capacidad financiera para llevar a cabo la compra", de 16 millones de euros a pagar en 8 años. El propio Conde señala también en la entrevista que "conozco a Oliver y será muchas cosas. Lo que no es seguro es testaferro de Lopera". Es eso lo que muchos accionistas y socios del club creen, que la venta de las acciones fue en realidad un pacto entre Lopera y Oliver.

Oliver, en Zaragoza, donde el equipo jugó la vuelta de la Copa, atendió la llamada de este diario: "Mario es uno de los inversores del Betis. Intervendrá en la ampliación de capital que queremos hacer una vez que se aclare la situación judicial por la que atraviesa la entidad", señaló el consejero deportivo, cuya permanencia en el cargo tiene fecha de caducidad, el 14 de diciembre, cuando se celebre la Junta extraordinaria de accionistas. De ella saldrá un nuevo Consejo de administración gracias a la mayoría (51%) de las acciones de Farusa. "Mario Conde es uno de los empresarios más solventes de este país, ha pagado su deuda con la sociedad y su intervención en el Betis supondrá un espaldarazo para nuestro proyecto", añadió Oliver. El Betis, sin embargo, se encuentra en situación preconcursal: "La Ley Concursal es un plan de saneamiento y estando en ella se pueden hacer inversiones de capital. Ahí en donde entraría Mario. Estando él, nos lloverán más inversores. Solo en fincas tiene un patrimonio de 500 millones. Cuando el panorama judicial se aclare, llegará su inversión". Oliver espera, además, que el recurso presentado ante la Audiencia Provincial por parte de la defensa de Lopera y apoyado por la fiscalía prospere y se declare nulo el auto que paralizó la venta de las acciones de Lopera.