Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
FÚTBOL

Iniesta, Messi y Xavi, los tres candidatos para ganar el Balón de Oro

Del Bosque, Guardiola y Morinho son los tres finalistas para llevarse el galardón a mejor entrenador del año

Los jugadores del Barcelona Andrés Iniesta, Lionel Messi y Xavi Hernández han sido elegidos como finalistas del Balón de Oro, que será adjudicado, por primera vez en la historia, por la FIFA y la revista France Football de forma conjunta.

Además, también se ha anunciado -en palabras del ex futbolista Christian Karambeu-, que los entrenadores José Mourinho, Pep Guardiola y Vicente del Bosque lucharán por alzarse con la mención de mejor técnico de la temporada 2009/10. Las tres jugadores nominadas fueron las alemanas Fatmire Bajramaj y Birgit Prinz, y la brasileña Marta y las entrenadoras finalistas para llevarse el galardón son las alemanas Maren Meinert, actual entrenadora sub'20, y Silvia Neid, la seleccionadora, y la sueca Pia Sundhage, que dirige el equipo absoluto de Estados Unidos.

Muchas quinielas apuntaban ayer a que el podio de honor lo iban a copar los tres futbolistas del Barcelona. No es más que el eco de la victoria de España en el último Mundial en el caso de los dos volantes, y del extraordinario rendimiento que los tres han exhibido en el Barça. La Gazzetta dello Sport aseguraba ayer que el manchego es el gran favorito a llevarse el galardón gracias al gol que le dio a España la primera Copa del Mundo de su historia.

Los tres candidatos a llevarse el Balón de Oro 2010 reflejan el éxito del Barcelona y la selección española, ganadora del Mundial . Transcurridas las primeras 14 jornadas de la Liga, el equipo que dirige Pep Guardiola ha cuadrado unos números de vértigo que le han llevado a completar el mejor inicio de temporada en campo ajeno en la historia del campeonato: siete victorias en sus siete primeros partidos a domicilio. En este sentido, el derbi barcelonés de dentro de dos semanas en el estadio de Cornellà-El Prat, contra el Espanyol, romperá la racha de uno de los dos conjuntos: el Barça cuenta sus desplazamientos por victorias, lo mismo que el cuadro de Mauricio Pochettino cuenta por triunfos las citas en su propio feudo.

El éxito español también se refleja en los nominados a mejor entrenador del año. Del Bosque es uno de los favoritos para lograr el premio gracias al triunfo de España en el Mundial de Sudáfrica, al que llegó con una serie consecutiva de victorias y donde se impuso con una única derrota. A Guardiola le avala el hecho de haberse convertido, al frente del Barcelona, en el campeón de España y en semifinalista de la Liga de Campeones, un año después de haber conseguido ganar esas dos competiciones, la Copa del Rey y las Supercopas de Europa y de España.

Mourinho, por su parte, también tiene varios títulos que sitúan en los más alto del podio. El portugués ganó el año pasado los campeonatos de Italia, la Copa italiana y la Liga de Campeones al frente del Inter de Milán, antes de fichar por el Real Madrid y convertirse en el técnico mejor pagado del mundo.

El octavo Balón de Oro azulgrana

Xavier Hernández, Andrés Iniesta o Lionel Messi se convertirán en el octavo Balón de Oro del Barcelona, que iguala así a la Juventus de Turín y al Milan como clubes más premiados de la historia. Los tres siguen los pasos de Luis Suárez, Johan Cruyff, Cristo Stoitchkov, Rivaldo, Ronaldinho y el propio Messi, que lo logró en la pasada temporada.

Suárez abrió la vía en 1960, convirtiéndose, de paso en el primer y único español que hasta ahora ha ganado el Balón de Oro. El gallego rompió con su premio una racha de tres premios consecutivos logrados por jugadores del Real Madrid, dos de Alfredo di Stefano (1957 y 1959) y uno de Raymond Kopa (1958).

Se alzó con el galardón pocos días después de que su equipo eliminara en octavos de final de la Copa de Europa a ese Real Madrid, poniendo así fin a una hegemonía de cuatro años. Los dos goles logrados por Suárez en la ida fueron decisivos para que consiguiera un galardón que festejaba su cuarto año.

Hasta 1974 ningún otro jugador azulgrana levantó el premio. Cruyff, que ya lo había ganado en 1971 y 1973 aterrizó en la Ciudad Condal y su extraordinaria temporada le propulsó a convertirse en el primer jugador en lograr tres galardones. Santo y seña de una forma de entender el fútbol, el holandés regresó al Camp Nou en 1988, esta vez como entrenador y de su magia salió el dream team.

Pese a sus éxitos en España y su victoria en la Copa de Europa de 1992 un único jugador de aquella generación se hizo con el Balón de Oro. Fue el búlgaro Hristo Stoitchkov, que lo ganó en 1994, dos años después de haberse quedado a las puertas en beneficio de Marco van Basten.

Cabeza visible de otra generación exitosa azulgrana fue Rivaldo, que se convirtió en el segundo brasileño en ganar el premio y en el cuarto jugador del Barça. Lo hizo en 1999 al término de una temporada en la que marcó 24 tantos y distanció de poco a un emergente David Beckham.

Antes que él ganó el Balón de Oro Ronaldo en 1997 y, aunque buena parte de las prestaciones que le hicieron acreedor del premio las cumplió con la casaca azulgrana, se lo atribuyeron como jugador del Inter de Milán, al que llegó rebotado del club catalán. Algo similar ocurrió con el portugués Luis Figo, vencedor en 2000 con la camiseta del Real Madrid al que había llegado unos meses antes.

Hubo que esperar a que Ronaldinho completara en 2005 una temporada de ensueño para ver a otro azulgrana abrazara el dorado balón, uno de los premios más aplaudidos de la historia, conseguido ante los ingleses Frank Lampard y Steve Gerrard.

Parecía que no se podía superar la votación de Ronaldinho, pero el año pasado Messi lo mejoró. Fue el Balón de Oro más votado de la historia y uno de los más jóvenes. Ahora el argentino puede repetir y convertirse en uno de los ocho jugadores que suman más de un Balón de Oro.

Más información