Deportes
CICLISMO

La federación sentencia a Contador a un año

El Comité de Competición comunicó su resolución al corredor por su positivo por clembuterol en el Tour.- El español tiene 10 días para presentar alegaciones antes de que sea firme

CARLOS ARRIBAS Madrid 26 ENE 2011 - 18:15 CET

La Federación Española de Ciclismo (FEC) ha sentenciado a un año a Alberto Contador por su positivo por clembuterol en el pasado Tour de Francia. Fuentes de la lucha antidopaje han confirmado que la decisión se le comunicó ayer al mediodía al corredor, que dispone ahora de un plazo de 10 días para presentar alegaciones antes de que el Comité de Competición, en su reunión, probablemente, del jueves 9 de febrero, convierta en firme la sanción. Esta comenzaría a contar desde el 24 de agosto pasado (cuando el ciclista aceptó la suspensión provisional impuesta por la Unión Ciclista Internacional) y terminaría el próximo 23 de agosto, con lo que el chico de Pinto, de 28 años, el mejor corredor del mundo en pruebas de tres semanas, no podría disputar este año ninguna de las tres grandes, ni Giro de Italia (mayo), ni Tour de Francia (julio), ni siquiera la Vuelta a España, que comenzará el 20 de agosto. Asimismo, de confirmarse la sanción, Contador se vería desposeído del Tour de 2010, el tercero de su historial, pues el control positivo tuvo lugar el 21 de julio, día de descanso en los Pirineos, antes del final de la carrera. Contador confirmó anoche que ha recibido la notificación, y convocó una rueda de prensa para mañana viernes en Palma de Mallorca, donde está concentrado con su nuevo equipo, el Saxo Bank.

Una vez que sea firme la sanción, tanto el corredor, que pediría una reducción o una exoneración absoluta, como la UCI y la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), que solicitarían un aumento hasta los dos años estándar que contempla el Código Mundial Antidopaje, podrán recurrir ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS), en Lausana. El caso Contador, cuyo desarrollo ha sido atípico y moroso desde su comienzo —solo el 8 de noviembre, más de tres meses después del positivo, le llegó a la federación española la comunicación de la UCI para incoar el expediente sancionador— podría tardar más de un año en cerrarse definitivamente.

Dada la complejidad científico-técnica del asunto —a falta de la prueba definitiva, pues se la había comido el propio ciclista, la defensa del corredor presentó más de una decena de informes de reputados investigadores para sustentar su explicación de que los 50 picogramos del estimulante clembuterol hallados en su orina provenían de un solomillo contaminado, comprado en Irún, que se había cenado la víspera—, el Comité de Competición de la española, formado por cuatro juristas, solicitó el 10 de diciembre a los especialistas de la AMA, de la UCI y de la Agencia Estatal Antidopaje (AEA) que analizaran la documentación del corredor y emitieran su parecer. Según fuentes de la federación española, la AEA envió a los 15 días su informe, la AMA respondió que no tenía nada que decir y la UCI prometió su informe para el 24 de enero a más tardar. "Pero la semana pasada recibimos una comunicación de la UCI solicitando más días de plazo, pues no habían tenido tiempo de estudiar el dossier", señalan en la española. "Y nosotros decidimos tirar para adelante, pues no se podía dilatar más la solución".

Así pues, en la decisión de suspender un año a Contador ha influido, sobre todo, el informe de la AEA, que si bien por un lado reconocía que una cantidad tan pequeña de clembuterol no tiene efectos fisiológicos sobre el rendimiento, por otra parte señala que la documentación científica presentada por la defensa del corredor no prueba que el solomillo que ingirió pudiera estar contaminado —el clembuterol, por sus efectos anabolizantes, sirve para engordar aceleradamente el ganado— y ni siquiera que, aunque así fuera, una ingesta de uno o dos filetes pudiera provocar el positivo. "La posible prueba de su inocencia, y al mismo tiempo arma del crimen se los había comido", señalan fuentes de la AEA. "Los estudios científicos nunca son pacíficos, sino interpretables".

El fundamento jurídico de la propuesta de sanción se basa en el principio de responsabilidad objetiva del Código Mundial Antidopaje, que hace a cada deportista responsable último de cuanto se halle en su organismo. La carga de la prueba recae en el acusado, no en el acusador. Fuentes jurídicas consultadas mostraron, sin embargo, su extrañeza porque la sanción fuera de un año, un plazo "político". "O dos o ninguno", dicen. "Uno está reservado para los casos como los de contaminación de suplementos. Aunque por más cuidado que tomen, los deportistas están avisados de que hay suplementos alimenticios contaminados con anabolizantes y pueden dar positivo. Pero, ¿cómo una persona que come carne en Europa, con tantos controles, puede pensar que está contaminada? No sería lo mismo si fuera carne china o de México, donde se permite el clembuterol para engordar ganado". El ciclista italiano Alessandro Colò recibió una sanción de un año por clembuterol en la pasada Vuelta a México, que achacó a la carne contaminada. Sin embargo, al ciclista chino Li Fuyu su federación le sancionó con dos años de suspensión.

La federación, mientras, sancionó dos años a David García, del Xacobeo Galicia, por su positivo por EPO y éster de almidón durante la pasada Vuelta a España. También ha abierto expediente sancionador a Óscar Sevilla, positivo por almidón en una carrera en Colombia, pero no así a Ezequiel Mosquera, segundo clasificado en la Vuelta y positivo por la misma sustancia, pues aún no ha recibido el resultado del contraanálisis

Otras noticias

Alberto Contador, durante el entrenamiento en el velódromo Palma Arena. / EFE

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana