Deportes

La caída de Rubén Plaza aviva la reivindicación del pinganillo

Eusebio Unzue denuncia que su ciclista, tras una caída, estuvo 'desaparecido' en un terraplén

CARLOS ARRIBAS 7 MAR 2011 - 21:35 CET

Archivado en:

"Bajamos rápido y arriesgamos lo justo, pero el descenso, que consistía en su 70% en curvas, no permitía recortar tiempo. Contador nos llevaba 5s en la cima y esos 5s los mantuvo en la meta". Denis Menchov recuerda el descenso del sábado, la etapa reina de la Vuelta a Murcia, desde la cima del Collado Bermejo hasta Alhama, en el que Alberto Contador comenzó a ganar la ronda murciana, la 16ª de su palmarés, que luego certificó con su triunfo en la contrarreloj final: 12 kilómetros por las calles de Murcia en los que aventajó en 12 segundos a Menchov, un gran especialista en la modalidad. "Contador está muy fuerte, en efecto, y se le dan muy bien estos recorridos cortos, casi un prólogo, es muy explosivo", dice el ciclista ruso que volverá a vérselas con el fenómeno de Pinto en la Volta a Catalunya dentro de dos semanas y después, en mayo, en el Giro. "A mí, de todas maneras, distancias tan cortas no me van bien, necesito más terreno para desarrollar mi velocidad. De hecho, Contador me sacó los 12 segundos en los primeros seis kilómetros, después se mantuvo la diferencia".

En esa pelea, en la que también participó el joven francés Jerôme Coppel, segundo finalmente, quien antes que ciclista fue esquiador de fondo, le habría encantado participar al líder del Movistar, Rubén Plaza, alicantino de 31 años, 12º en el pasado Tour, quien, debido a variadas circunstancias apenas ha podido disfrutar de continuidad en su carrera y a quien una caída en el descenso envió al hospital con la pierna rota. La fractura, complicada, de tibia y peroné a la altura de los maleolos de la rodilla, podría tener, en el mejor de los casos alejado a Plaza cuatro meses de la competición, dos de ellos sin poder montar en bicicleta. El médico del Movistar, Jesús Hoyos, calcula que si todo va perfecto, Plaza, que se perderá inevitablemente el Tour, podría correr la Vuelta.

"Y su caída es un buen motivo para volver a reivindicar el uso del pinganillo", dice su director, Eusebio Unzue. "Rubén cayó por un terraplén y quedó oculto a la vista de todos. Gritaba y nadie le oía. Y como en esta categoría de carreras está prohibido el pinganillo [radio de comunicación interna], no nos podía avisar al equipo. Se fue arrastrando como pudo hasta la cuneta hasta que al final le vieron unos espectadores, que le ayudaron y avisaron a los coches". Plaza será operado en los próximos días.

Hace unos días, el presidente de la Unión Ciclista Internacional (UCI), Pat McQuaid, recibió a una delegación de la asociación de equipos (Bjarne Riis, del Saxo; Patrick Lefévère, del Quick Step, y Harold Knebel, del Rabobank), quienes les pedían una anulación de la prohibición de los pinganillos. Alegaban razones de seguridad. Unos días después, el accidente de Plaza les dio la razón. Sin embargo, la UCI, que se basa en que, como proclama el Tour, el pinganillo "mata el espectáculo", se mantuvo en una postura que, los equipos denuncian, se ha tomado sin su consenso.

Otras noticias

Rubén Plaza, del equipo Movistar, saluda a Javier Benítez, del KTM, en la Vuelta Ciclista a Murcia / JUAN FRANCISCO MORENO

Últimas noticias

Ver todo el día

Un autobús sin control hiere a cinco personas al salirse de la vía en Vigo

EP

El vehículo impactó contra otros coches y diverso mobiliario urbano en la Gran Vía tras sufrir el conductor una indisposición

Maurizio Arrivabene sustituye a Marco Mattiacci al frente de Ferrari

El nuevo patrón, ejecutivo de marketing de la tabacalera Phillip Morris, es el tercer jefe que tiene la escudería en poco más de medio año

Dos millones de luces led para la cúpula de un hotel en Madrid

La bóveda tiene una pantalla curva y translúcida de 65000 colores

Complot histórico contra Cataluña

El Institut Nova Història quiere demostrar que grandes iconos españoles eran catalanes

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana