Deportes

Jeringuillas de Cáceres a Bermeo

Urdaibai, imputada por la fiscalía de Vizcaya, adquirió productos ilegales en distintas farmacias

EDUARDO RODRIGÁLVAREZ Bilbao 30 MAR 2011 - 09:37 CET

Archivado en:

Una farmacia de Cáceres fue el origen de una parte de las compras efectuadas por el club de remo Urdaibai (Vizcaya), que está siendo investigado por la Fiscalía de Vizcaya por presunto delito de dopaje, que afecta a cinco miembros del club. Las pruebas que obran en poder de la fiscalía demuestran que Marcos Maynar, médico residente en Cáceres, estuvo ligado a la trainera vizcaína aunque no pueden pronunciarse sobre su grado de implicación en el presunto caso de dopaje. Maynar está imputado en el caso, aunque se trata de garantizar su defensa, toda vez que no se sabe su grado de implicación en el asunto tratado.

Según las investigaciones, la fiscalía, que obró a raíz de las denuncias del patrón de Kaiku, José Luis Korta, que acusó directamente de dopaje a la otra trainera vizcaína, los implicados en el tema habrían adquirido en distintas farmacias de Vizcaya y de fuera del territorio vasco multitud de productos prohibidos. El hecho de que una de ellas fuera de Cáceres acerca el conflicto al médico Marcos Maynar, residente en esa localidad y médico de la trainera vizcaína.

La investigación ha encontrado miles de jeringuillas y efedrina, un estimulante

Los antidepresivos hallados combaten la falta de sueño que provoca la efedrina

Las investigaciones han comprobado que se adquirieron miles de jeringuillas, una cantidad desorbitada, pero que podría explicarse por la utilización de dosis pequeñas de insulina, también adquiridas en distintas farmacias. Asimismo se han encontrado compras de efedrina, un estimulante que, como altera el sueño, habría sido combatido con la utilización de antidepresivos.

El remo de banco fijo es un deporte apenas reducido al Cantábrico, pero su significación en casos de dopaje ha crecido de forma exponencial. El primer caso mediático fue el de la trainera cántabra de Astillero, que fue acusada por usar ventolín, una sustancia prohibida salvo autorización expresa de un médico para tratar una enfermedad, y apartada inicialmente de la Liga profesional de traineras, amén de que el Gobierno Vasco le prohibió competir en el territorio vasco. Astillero presentó un número amplio de certificados que permitían el uso de ventolín al 90% de sus remeros, afectados por asma. Entonces, el patrón de Astillero era José Manuel Francisco, actual patrón de Urdaibai, ahora envuelto en un proceso judicial a raíz de las declaraciones de su antiguo amigo José Luis Korta, tras la regata de La Concha, la principal prueba del remo de banco fijo.

En los últimos años, la profesionalización del remo de banco fijo (un deporte muy minoritario) ha atraído la presencia de médicos deportivos como Marcos Maynar, sancionado por la federación de ciclismo de Portugal por casos de dopaje o el colombiano Alberto Beltrán, expulsado del equipo ciclista Xacobeo-Galicia, o Jesús Losa, expulsado del Euskaltel Euskadi, tras conocerse el caso de dopaje de David Millar, uno de los corredores a los que tutelaba, sancionado dos años tras encontrarle ampollas de EPO que, según dijo, le había suministrado el médico vallisoletano.

Otras noticias

La trainera de Urdaibai celebra el triunfo en la última edición de la Concha. / JAVIER HERNÁNDEZ

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana