Deportes
Análisis:DESDE MI SILLÓN

Un solo líder

PEDRO HORRILLO 29 MAY 2011 - 21:17 CET

Iba a decir que las ciudades no están hechas para el ciclismo. Pero no, me equivoco; el ciclismo, ese ejercicio de pedalear con ambas piernas en un ingenioso mecanismo compuesto de un cuadro y dos ruedas, está hecho para desplazarse. Y en una ciudad hay muchos desplazamientos cortos en los que una bicicleta es un maravilloso invento para llegar del punto A al punto B con muy poco esfuerzo. Yo la utilizo constantemente en mis quehaceres, aunque no vivo precisamente en una gran ciudad...

Lo que no está hecho para la gran ciudad es el ciclismo profesional. El ciclista no disfruta pedaleando por nudos de autopistas o por anchas e impersonales avenidas. Y si el ciclista no lo disfruta, el espectador aún menos. Esto es lo que pensaba viendo la última contrarreloj, pero es el peaje a pagar para tener la foto final con el impresionante Duomo de fondo.

Al ciclismo, al espectáculo de los ciclistas atacándose, defendiéndose o descolgándose, lo mismo me da, le va el contacto con la naturaleza. Nada de paisajes urbanos. Un escenario natural, a ser posible visualmente impactante, como fondo para el espectáculo de las miserias humanas luchando por ese fin último, que es la victoria que todo lo justifica. Qué mejor para ello que las montañas. Como en Italia abundan, en este Giro que ya calificamos de excesivo desde un principio decidieron mirarlas a la cara: entre los recuerdos me llegan el Etna, el Grossglockner, el Zoncolan o la Marmolada. Aunque ha habido muchas más.

En carrera, aunque son varios los que han vestido la maglia rosa solo ha habido un líder. Un dominador absoluto de la carrera que ha impuesto su ley cada vez que la carretera se le convertía en terreno favorable, esto es, en los abundantes finales en alto. Tan solo Igor Anton ha sido capaz de romper esta hegemonía del pinteño. Contador se lleva a casa su sexta gran vuelta. Si en la victoria anterior -el pasado Tour de Francia- dejó al final la sensación de estar ante un corredor batible, esta incontestable victoria nos hace olvidar aquellos momentos de dudas y nos ofrece de nuevo la imagen de un Contador caníbal. Generoso cuando le corresponde también, pero caníbal al fin y al cabo. En el Tour este año los rivales serán otros y el recorrido será bien diferente, y veremos si allí no se pagan las facturas por los esfuerzos de este Giro. Muchas incógnitas, pero hay más, pues aún no sabemos si Contador estará allí tratando de reeditar victoria, o en qué quedará el turbulento asunto del positivo...

Pero eso son cosas del pasado y del futuro, y el presente ahora es que Contador ha ganado a lo campeón ante Scarponi y Nibali, que le acompañan en el podio en justicia a su actuación, pues después de Alberto han sido los dos corredores más consistentes en carrera. Millar ganó la última crono, y lo más triste, no podemos olvidar que hace tres semanas hubo un corredor que salió de casa para correr esta carrera, y mañana no regresará. Ni mañana ni nunca, eso es lo triste.

El punto A de este Giro de Italia 2011, la salida, fue en Turín. El punto B, la última llegada, fue ayer el centro de Milán, la piazza del Duomo: 140 kilómetros por autopista en un vehículo particular -no daban ni siquiera para una etapa-, más de 3.500 en bicicleta para los supervivientes de esta agotadora carrera. Mi enhorabuena a todos ellos solo por el hecho de llegar, y a Contador además por ganar. Descansad, que no es solo que os lo hayáis merecido. Es que lo necesitáis urgentemente.

Otras noticias

Contador, en el podio, entre Scarponi y Nibali. / REUTERS

Últimas noticias

Ver todo el día

Los líderes de los partidos y los candidatos llaman a la participación

El País Madrid

Más de 35 millones de españoles están llamados a votar en las municipales y autonómicas

Putin firma la ley que permite vetar a las ONG foráneas “indeseables”

Las entidades no podrán operar en Rusia y podrán ser multadas con hasta 10000 euros

Las flores de la piel

El sexteto madrileño certifica ante 15000 espectadores su condición de banda masiva, pero siempre más pendiente de la emoción que del populismo

EL PAÍS RECOMIENDA

Los animales se parecen cada vez más a los humanos

Una especie de macacos se consuelan unos a otros. Algo solo visto en personas

Una mente brillante en movimiento

EDUARDO LAGO Nueva York

Las memorias de Oliver Sacks, un viaje por un cerebro privilegiado

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana