Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Racing solicita el concurso de acreedores

El club, con siete millones de deudas, es el 23º entre Primera y Segunda que se acoge a la ley concursal desde 2004

El Racing de Santander ha presentado la solicitud para acogerse al concurso voluntario de acreedores a primera hora de la mañana ante el Juzgado de lo Mercantil nº 1 de Santander. Es el primer paso que se recoge en la Ley Concursal, que ofrece una salida a quienes se encuentran en situación de insolvencia y no pueden afrontar los pagos a sus acreedores. Las deudas del club ascienden a siete millones de euros. Y ya es el 23º equipo entre Primera y Segunda que se acoge a esta ley desde 2004.

A principios de 2011, los anteriores propietarios del conjunto racinguista, la familia Montalvo, vendieron por dos millones de euros sus acciones al multimillonario indio Ali Syed, que prometió, aparte de saldar las deudas de la entidad, de siete millones, aportar una inversión de 50 que llevara al conjunto cántabro a Europa. Durante la segunda mitad de la temporada, el nuevo propietario ha protagonizado varios episodios polémicos. Sus celebraciones en el palco cuando el Racing marcaba un gol molestaron a los rivales y algunos hombres del séquito que le acompañaba tuvieron problemas con la policía por tenencia ilegal de armas. Además, en abril, se extendió el rumor de que quería vender el club, algo que el empresario se apresuró a desmentir, y en mayo se supo que estaba siendo investigado en Australia por estafa.

El Racing se ha acogido a la Ley Concursal para evitar la multiplicidad de procesos judiciales que los acreedores del club pudieran iniciar para reclamar las deudas. Así, se da comienzo a un concurso que agrupa todas las deudas y evita que se puedan cobrar unas y otras no. La finalidad del procedimiento concursal es que la empresa pueda llegar a un convenio con sus acreedores, de modo que afronte los pagos en plazos que pueda cumplir y evitar así la liquidación de la entidad. El Juzgado se encuentra examinando en la mañana de hoy la documentación presentada, según informó el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria. Si advirtiera algún defecto en la misma, requerirá al club para que lo subsane; si no, mañana dictará auto de declaración de concurso voluntario de acreedores.

Según la directiva del Racing y el gobierno autonómico, que había avalado al club en un crédito de siete millones de euros en 2004, Syed, aparte de no cumplir con sus compromisos económicos, está desaparecido desde hace meses. El ejecutivo regional amenazó a principios de junio con quitarle sus acciones si no cumplía con los compromisos adquiridos y devolvérselas a sus antiguos propietarios, ante lo que el indio respondió a través de los periódicos diciendo que si le garantizaban sus participaciones pagaría encantado. El día 21 de junio, cuando todas las partes -Syed, Montalvo, el Gobierno de Cantabria y la dirtiva del club- debían rubricar el contrato de compraventa de las acciones ante notario, no se presentaron ni el comprador, Syed, ni el vendedor, Montalvo. Ahora, si se aprueba el concurso de acreedores, el futuro del club pasará a estar en manos de unos administradores judiciales.