Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Justo Villar es una leyenda"

Mientras los brasileños lamentan el desacierto ante gol con la justificación de que "no era el día", los paraguayos ensalzan a su portero

Brasil sufrió un revés totalmente inesperado con su derrota ante Paraguay en los cuartos de final de la Copa América y a su seleccionador, Mano Menezes, no le quedó otro remedio que recurrir a los tópicos para analizar lo evidente, su eliminación. "Hay que salir de un partido así con la noción clara de cuánto ha evolucionado Brasil, hasta el punto de tener una superioridad inmensa en los 120 minutos. No fue suficiente porque no hicimos el gol que tanto trabajamos", aseguró el técnico de la canarinha tras el partido; "pero no era el día porque hemos fallado ocasiones de oro". Entre otras, nada menos que cuatro penaltis en la rueda final del encuentro.

"Tenemos que tener madurez y tranquilidad a la hora del análisis; perdemos la plaza por un adversario que ha empatado cuatro veces", amplió Menezes, un tanto resentido. Si bien es cierto que Paraguay ha alcanzado las semifinales del torneo sin ganar, también lo es que Brasil se despide habiendo anotado en su haber una única victoria y tres empates, con solo seis goles a favor, cuatro de ellos a Ecuador. El seleccionador, en cualquier caso, opinó que la experiencia le servirá para seguir avanzando en la construcción del equipo "que le gusta al aficionado brasileño". En la misma línea se ha expresado uno de los pesos pesados de su vestuario, el lateral del inter de Milán, Maicon: "No quiso entrar el balón, tuvimos que ganar en los 90 minutos. Luego, en los 30 añadidos, tampoco entró la pelota y al final perdimos. Tranquilidad porque lo dimos todo y no tuvimos premio". Más explícito fue su compañero Ramires: "Es el resultado más injusto".

Otro humor bien distinto se daba en el lado paraguayo. "Nos faltó fútbol, pero no suerte. Pusimos ganas y corrimos con el corazón", resumió el delantero Valdez. El seleccionador, el argentino Gerardo Martino, se sumó a esa opinión: "Brasil jugó bien y tendría que haber ganado en los 90 minutos, pero nosotros hemos puesto sacrificio, corazón, entrega, valentía y mucho culo (suerte)". Y concedió un "buen porcentaje del éxito" al guardameta Justo Villar. Como también lo hizo el extremo Estigarribia: "Villar fue una auténtica muralla y a partir de ya es una leyenda".

A Villar, todavía en el Valladolid aunque ya se le sitúa en el Estudiantes (Argentina), la actuación le valió para ser elegido el mejor del partido. "Eso es lo de menos", aclaró Villar, humilde; "lo importante es que todos tenemos una gran alegría". Y añadió: "Brasil dominó el partido y nosotros tuvimos que refugiarnos mucho atrás, no tuvimos posibilidades. El 0-0 ante ellos supone un desgaste enorme". Pero un desgaste con premio para Paraguay; con el mayor de los castigos para Brasil.