Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Teletovic frena el huracán turco

El equipo de Ivanovic derrota al Fernerbahçe (66-69) en su estreno en la Euroliga

No era un encuentro sencillo. El Fernerbahçe, actual campeón de la Liga turca, sabe imponer su endiablado ritmo para anular al contrario. Pero esta vez fue distinto. Los de Ivanovic, concentrados y endurecidos, se estrenaron con una merecida victoria en Euroliga ante un equipo de alto nivel que ha tirado de talonario para armarse, y lo ha hecho bien. Cohesionado y confiado, el equipo de Neven Spahija jugó bien todo el partido, pero una mala idea defensiva y la mala muñeca en la línea de los tiros libres en los últimos segundos le impidió forzar la prórroga.

Tras la humillante derrota liguera encajada el pasado domingo ante el Zaragoza (86-66), el Baskonia quiso dar ayer un primer paso hacia la Final Four, después de tres años cayendo en cuartos. Con la única baja de Joel Dorsey, Seraphin se convirtió en el pívot de referencia, aunque el juego interior baskonista quedó mermado. Los de Neven Spahija hicieron gala de su rápido juego de transición, que dejó poco margen para la reflexión al Caja Laboral. Así, los de Ivanovic no estuvieron muy acertados en la canasta por pura precipitación. Ambos equipos desplegaron muy buenas defensas, pero sus estrategias ofensivas se quedaron bastante cojas.

Fenerbahce, 66 - Caja Laboral, 69

Fenerbahce Ulker (20+16+12+18): Ukic (10), Onan (16), Preldzic (2), Gist (10), Vidmar (6)-cinco inicial-, Peker (2), Savas (5), Jerrells (8), Bogdanovic, Sefolosha (7).

Caja Laboral (12+22+19+16): Heurtel, Oleson (4), N. Bjelica, Teletovic (23), M. Bjelica (12)-cinco inicial-, Prigioni (5), San Emeterio (6), Ribas (3), Williams (6), Seraphin (10).

Árbitros: Lamonica (ITA), Jovcic (SRB), Foufis (GRE). Eliminado Savas (m. 38).

9.500 espectadores en el Abdi Ipecki de Estambul.

Los turcos, prácticamente impenetrables, pusieron el primer cuarto muy difícil a los vitorianos, que tuvieron en un excelente Roko Ukic su particular bestia negra. Estaba en todo y anotó muchas canastas fáciles. Pese a todo, el Caja Laboral mantuvo las distancias razonables hasta el segundo cuarto, cuando Teletovic se convirtió, una vez más, en el gran apoyo de su equipo. El equipo alavés demostró entonces su extraordinaria habilidad robando balones, con Williams a la cabeza, y Seraphin logró deshacerse de la asfixiante defensa turca para empezar a anotar. El temible, por rápido y versátil, nuevo fichaje Gist se encargó de dar las puntillas al irregular juego baskonista. Aun así, el marcador reflejó un abierto 36-34 en el descanso.

El tercer cuarto fue tranquilo y permitió a los dos equipos repensar sus planteamientos. Vidmar obstaculizó solo en parte el fluido juego de los vitorianos y Jerrells hizo de las suyas en la zona para rascar una mayor diferencia, favorable a los vitorianos. Teletovic, confiado y fuerte, ahondo en la brecha. No obstante, Omer estiró su faceta de velocista y robó varios balones que facilitaron a Jerrells hasta dos triples. Oleson, menos inspirado que de costumbre, esquivó los envites de Gist, pletórico en la canasta y en su condición de traba para Bjelica. Ribas y Teletovic creyeron sentenciar el encuentro, pero varias faltas pusieron el marcador a solo cuatro puntos a falta de 17 segundos. Pero Sefolosha erró dos tiros libres que pudieron haber igualado el partido y Preldzic erró el triple final. Victoria del Caja Laboral ante un rival de lo más potente, ante todo un huracán silenciado a tiempo.