Deportes

Di Natale, el delantero infalible

El punta italiano, 'pichichi' de la Serie A como lo fue en las dos últimas temporadas, aúpa al Udinese al liderato junto al Lazio

RICCARDO IORI Madrid 6 NOV 2011 - 19:43 CET

"Cuando fallé el penalti ante España en la Eurocopa, pensé: 'Ahora me toca volver a ser albañil". Esta declaración de Antonio Di Natale (Nápoles, Italia; 1977) cuenta mucho de la personalidad del punta del Udinese, que marcó el segundo gol del triunfo de su equipo ante el Siena (2-1), una victoria que vale el liderato de la Serie A junto al Lazio (1-0 al Parma). Es un futbolista que nunca se olvidó de sus orígenes humildes, que tras haber abandonado de muy joven los estudios, se puso a trabajar con su padre en las obras. No los olvidó incluso con 30 años, la edad que tenía aquella noche de 2008 en Viena, después de seis cursos marcando en la Primera División italiana con las camisetas de Empoli y Udinese. "Era la estrella del equipo, el estandarte del club y, sin embargo, se comportaba como si fuera un cadete. Era el primero en llegar y trabajar duro, todo un ejemplo", relata Jaime Romero, centrocampista del Granada que pasó una temporada en Udine. Han pasado más de tres años de ese fatídico penalti, de esa parada de Casillas, pero Di Natale, obviamente, no volvió a trabajar con ladrillos y cemento, sino que tuvo el tiempo de laurearse dos veces consecutivas pichichi de la Serie A, con 29 goles en 2010 y con 28 en 2011, una hazaña que no conseguía ningún goleador en Italia desde hace 16 años, cuando Beppe Signori repitió en 1993 y 1994, con la camiseta del Lazio. Este curso ya lleva ocho redes y lidera otra vez la estadística de los mejores artilleros de la liga italiana, por encima de Gustavo Denis (7), Klose y Giovinco (6).

Desde que en 2002 pisó por primera vez un campo de Primera, Di Natale promedió unos 10 goles por temporada. Números fiables, pero no estelares. Después de los 30, su rendimiento en lugar de bajar, como se esperaba de un delantero explosivo como él, se desbocó. Alex Geijo, delantero del Granada y excompañero del menudo (1,71 metros) punta italiano da una explicación a su longevidad: "Es muy inteligente. No participa mucho en la construcción del juego, pero las pocas veces que toca la pelota lo hace para herir. Es un peligro constante, dentro y fuera del área". Como hoy, cuando domesticó un pase largo, se deshizo de dos defensas del Siena y con un disparo raso y cruzado, anotó el 2-0 de su equipo.

También Francesco Guidolin, su entrenador, tiene méritos en la óptima conservación de su estrella. Fue él quien le colocó más cerca de la portería rival, en vez de situarle como extremo izquierdo, como habituaba. "El único secreto que tiene es la clase. La une a la calidad y a las ganas de trabajar. Es fundamental cuando pasas de los 30 y tienes que cuidarte más y mejor. Trabaja bien, es riguroso. Para mí es de los mejores delanteros de Europa", confiesa Guidolin.

Zapata, defensa del Villarreal que compartió vestuario con él durante seis años y le vio convertirse en un francotirador del área de penalti, también rememora la abnegación del punta: "De vez en cuando se entrenaba aparte para mejorar su definición; es un goleador y aprovecha cada pequeña ventaja que tú le das". También es un hacha a balón parado. "Nos estábamos recuperando de una lesión los dos y montamos una competición de faltas", relata Jaime Romero; "él metió nueve de 10". Su habilidad en los libres directos ha ido mejorando con los años, así como su picardía en el campo. "Algunos momentos desaparece del partido, te olvidas de él, y luego te sorprende. Tiene un golpeo de balón sublime", resume el centrocampista del Granada. "No me atrevo a compararlo con nadie porque a lo largo de mi carrera siempre he trabajado con puntas de envergadura. Es el primer bajito que tengo en un equipo. Es una señal que da el Udinese al calcio: con los bajitos también se puede hacer fútbol", señala Guidolin.

A la vez que afinaba su técnica, Di Natale se ha convertido en una bandera del Udinese; ya lleva ocho temporadas en el club de Pozzo. Él mismo confesó que hace tres veranos rechazó una oferta del Juventus. "Representa la historia, lo ha dado todo por el Udinese, es la bandera de la institución y los compañeros lo veíamos así", cuenta Zapata. Y él ha asumido su papel de líder y protector. "Antes del partido escucho Terra Mia [un tema desgarrador sobre su tierra de origen, Nápoles] y luego tomo una imagen del Padre Pío [un santo muy venerado en Italia] y le pido que ampare a los más jóvenes del equipo", contó en la misma entrevista en la que confesó su pesadilla de volver a trepar por unos andamios. Di Natale, con abnegación y sacrificio, en lugar de levantar casas supo construir un delantero infalible. Hoy, también ha aupado a su equipo hasta lo más alto de la tabla.

Otros resultados:

Serie A: Milan, 4 - Catania, 0: Lazio, 1 - Parma, 0; Atalanta, 1 - Cagliari, 0; Chievo, 1 - Fiornetina, 0; Cesena, 0 - Lecce, 1.

Premier: Wolves, 3, Wigan, 1; Bolton, 5 - Stoke City, 0; Fulham, 1 - Tottenham, 3.

Otras noticias

Di Natale celebra su gol ante el Siena. / PAOLO GIOVANNINI (AP)

Últimas noticias

Ver todo el día

La obesidad severa es discapacidad

La corte de justicia europea hace una interpretación extensiva de las causas de discriminación laboral

Estados Unidos deja en el aire las nuevas sanciones a Rusia

Obama firma una ley del Congreso que le autoriza a aumentar las represalias, pero rechaza hacerlo en las actuales circunstancias

Picanterías de Arequipa

Las torrejas de camarones de Zoila Villanueva son bocados que se quedan en la memoria, por su naturaleza o por lo que significan

Buenos Aires impulsa un cupo de funcionarios transexuales

La Cámara de Diputados del mayor distrito de Argentina aprueba un proyecto de ley que establece que el 1% de los empleados públicos sea del colectivo ‘trans’

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana