Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yannick Noah acusa de dopaje a los deportistas españoles

El ex tenista ironiza en un artículo en el diario francés Le Monde con que tienen "la pócima mágica"

El extenista francés Yannick Noah, que en 1983 ganó Roland Garros y que conquistó dos veces la Davis como capitán de su país, ha acusado hoy a los deportistas españoles de doparse en su columna en el periódico Le Monde. "¿Cómo puede un país dominar tanto el deporte de la noche a la mañana?", se pregunta Noah en relación a la época de éxitos que vive España. "Hoy en día, el deporte es un poco como Astérix en los Juegos Olímpicos. Si no tienes la pócima mágica es difícil poder ganar. Y aquí parece, como Obélix, que ellos fueran los afortunados que cayeron en la olla", ironiza.

Noah insiste y desconfía del salto de calidad del deporte español: "¿Han descubierto técnicas de entrenamiento o de formación e instalaciones que nadie antes había imaginado? He buscado y no he encontrado registrada ni documentada ninguna de estas innovaciones", sostiene.

El francés afirma que se silenció la gravedad de la Operación Puerto, en la que estuvo involucrado el doctor Eufemiano Fuentes. "En España apareció el caso Fuentes, el mayor escándalo de dopaje de la historia, y se hizo 'shhhh'. La mayoría de clientes españoles del doctor se salvaron. Tal vez porque allí el deporte juega un papel muy importante y sus héroes están más protegidos que en otros lugares".

Noah también tiene palabras para Alberto Contador, cuyo caso de presunto dopaje por clembuterol está pendiente de ser examinado por el Tribunal de Arbitraje Deportivo. "Debemos respetar la presunción de inocencia, pero que nadie se deje engañar. ¿Por qué le tienden la alfombra roja para que vuelva al Tour de Francia después de haber dado positivo?".

En su repaso, el ex tenista también arremete contra la selección campeona del mundo de fútbol: "Cuando yo andaba todavía entrenando con mi raqueta, no hacíamos el ridículo, ni mucho menos, delante de nuestros amigos españoles como ahora pasa en el campo de fútbol". No se libra el baloncesto, al que Noah hace referencia hablando de "los altos niveles de testosterona de un jugador de la campeona de Europa", pese a que la propia FIBA negara que hubiera ningún tipo de positivo en el equipo de Scariolo.

Para completar su alegato, Noah defiende la legalización del dopaje como la mejor solución: "Vamos a dejar la hipocresía. La mejor política es la de aceptar el dopaje y que todo el mundo tenga la poción mágica".

La columna de Le Monde llega en la misma semana en la que el rotativo francés ha sido condenado por el Tribunal Supremo de España a indemnizar al Barcelona con 15.000 euros por asociarlo con el dopaje y la Operación Puerto.