Deportes

El Atlético redescubre la garra

Los de Simeone, un tanto precipitados, anestesian al Málaga (0-0) con más físico que juego

FERNANDO J. PÉREZ Málaga 8 ENE 2012 - 00:09 CET

Málaga y Atlético de Madrid, dos rivales directos en la lucha por los puestos europeos, se repartieron los puntos en un partido que si ha de pasar a la historia será por la intensidad con la que se emplearon los visitantes, que demostraron haber interiorizado el manual de Diego Simeone de jugar con el cuchillo entre los dientes.

En la primera parte, los jugadores del Atlético, por la sobredosis de ginseng anímico de Simeone, confundieron la motivación con el ansia y sustituyeron la apatía que les legó Gregorio Manzano por una especie de hiperexcitación que impidió que la primera jugada coherente llegara hasta la media hora de partido. Fue una combinación veloz, directa, implacable, como agradan al Cholo: en tres toques se avanzaron 35 metros. Tiago recibe un balón largo de Savio y este sin pensárselo lo dispara hacia la portería de Willy Caballero. El tiro hubiera entrado de no haber mediado el hombro de Weligton, que lo envió al larguero.

MÁLAGA, 0 - ATLÉTICO, 0

Málaga: Willy Caballero; Gámez, Demichelis, Weligton, Monreal; Toulalan, Cazorla (Apoño, m. 86), Buonanotte (Duda, m. 73), Isco; Juanmi (Van Nistelrooy, m. 67) y Rondón. No utilizados: Rubén; Sergio Sánchez, Mathijsen y Maresca.

Atlético: Courtois; Perea, Godin, Domínguez, Filipe Luis; Tiago; Juanfran, Gabi, Diego, Salvio (Arda Turan, m. 68); y Falcao (Adrián, m. 88) No utilizados: Asenjo; Miranda, Antonio López, Koke, Mario Suárez y Juanfran.

Árbitro: José Antonio Teixeira Vitienes. Amonestó a Domínguez, Diego, Demichelis, Tiago, Sergio Sánchez, Falcao y Apoño.

La Rosaleda: 28.300 espectadores (lleno).

Fue la única ocasión de peligro atlético en el primer acto. Los madrileños se lanzaron a presionar a los locales desde el pitido inicial, planteando una defensa más de caza y presa que de contención. Con esos mimbres, Domínguez en el minuto 24 y Diego en el 27 vieron la tarjeta amarilla. El exceso de ganas de agradar hacía que los de Simeone llevaran la mayor presión al campo malaguista, lo que propiciaba contragolpes de los locales, aunque sin generar muchas ocasiones de peligro. Mientras tanto, Falcao, el único en la punta del ataque, no recibió un solo balón aprovechable.

El Málaga también arrancó especulativo, y tardó 15 minutos en hallar los huecos. Sin embargo, con el paso de los minutos fue ganando en mando ante una Rosaleda que se llena partido tras partido. Courtois, baluarte atlético, salvó un remate de cabeza de Rondón tras un saque de falta de Cazorla. El asturiano, que ayer jugó más cerca del centro del campo, se convirtió en faro y central de abasto de balones de los atacantes, entre los que brilló especialmente Buonanotte, supuestamente pretendido por Simeone. Pero el peligro nunca llegaba.

Tras el descanso, el Málaga regresó descompuesto, con un bajón rítmico evidente y una inquietante falta de ideas. Parecía que los de Pellegrini estaban más pendientes del partido del martes, la esperanzadora vuelta de octavos de Copa del Rey contra el Real Madrid, que de sobrevivir a la guerra de trincheras planteada por el Atlético. Los de Simeone conseguían robar balones peligrosos, pero una vez más el ansia les impedía trenzar jugadas.

Los atléticos cortaban las escasas iniciativas del Málaga con una intensidad de muchos decibelios. Todos los jugadores participaron de esta actitud. Incluso Falcao vio su primera tarjeta amarilla en 14 partidos.

El control de los del Manzanares no solo era por la vía emocional. Simeone consiguió que sus jugadores no dejaran de presionar en ningún momento todo el encuentro, en un verdadero alarde físico que parecía no pasarles factura. Esta intensidad consiguió desquiciar al Málaga, que en la segunda parte optó por jugar balones más largos, aunque con escaso fruto. Pellegrini sacó al campo a Van Nistelrooy para dar respiro a Juanmi y a Duda por Buonanotte para tratar de meter balones largos. En los minutos finales hizo uso de Apoño, para refrescar a Cazorla. Su única aportación fue ver una tarjeta amarilla por increpar al árbitro después del pitido final.

El partido, poco vistoso, parecía condenado a decidirse por un lance de fortuna o una jugada a balón parado, pero ni una cosa ni la otra llegaron. El Atlético no ha ganado aún ningún partido fuera de casa, y el Málaga encadena cinco partidos con empates o derrotas más o menos dulces. Estadísticas impropias de equipos que aspiran a la gloria europea.

"Me gustó el esfuerzo colectivo"

Diego Pablo Simeone debutó al frente del Atlético con un empate que, desde la perspectiva rojiblanca, incluso podría saber a victoria: era el segundo punto conseguido fuera del estadio Calderón de los 24 posibles. Pero el primer triunfo de verdad sigue sin llegar.

En cualquier caso, El Cholo se mostró optimista respecto al futuro: "Me pareció ver un equipo solidario, con carácter, con situaciones claras de gol. Jugó el partido que quería jugar". "Me gustó la solidaridad y el esfuerzo colectivo que tuvimos", prosiguió el técnico argentino; "el Málaga, al principio del encuentro, nos hizo retrasarnos. Sin embargo, pasados los primeros 25 minutos, salimos más al ataque y ya en el segundo periodo jugamos el partido que nos interesaba".

El resultado, en definitiva, le satisfizo: "Hacía solo siete días que estábamos trabajando juntos. Además, el equipo venía de perder varios partidos seguidos y, además, el rival era el Málaga, con grandes jugadores y mucho presupuesto económico. Nosotros estamos en un momento de necesidades".

A su vez, el defensa brasileño Filipe Luis comentó que "el Atlético mejoró muchísimo" en relación con los encuentros precedentes y teniendo en cuenta además la calidad del adversario que había enfrente. "No merecemos estar donde estamos. Pero tenemos ambición y despegaremos", concluyó.

Otras noticias

El delantero del Atlético, Radamel Falcao, cae ante el defensa Weligton. / JORGE ZAPATA (EFE)

Últimas noticias

Ver todo el día

PSE y PP enmiendan a la totalidad los presupuestos de Gipuzkoa

El PNV asegura que su análisis es "muy crítico" y le aproxima a ese "escenario"

CiU pacta con dos regidoras independientes en Salou

El acuerdo se produce tras la salida del PP del gobierno local

París promete más reformas para calmar al Ejecutivo europeo

El Gobierno francés, no obstante, advierte que no hará más recortes

Los gemelos de ‘Alicia ante el espejo’

Si las recetas económicas les separan sólo un centímetro ideológico, muchos ciudadanos prefieren el original que la copia

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana