Deportes

"Queda claro que no me he dopado"

Un día después de ser suspendido dos años, Contador subraya que la resolución del TAS le deja "un sentimiento de inocencia" y que seguirá en el ciclismo "de forma limpia, como siempre"

CARLOS ARRIBAS Pinto 7 FEB 2012 - 20:35 CET

Archivado en:

Experto en demasiadas tardes de expectación máxima detrás de los micrófonos, el ídolo Alberto Contador -muy serio, las patillas finas, continuación perfecta, lineal, de la cicatriz que recorre su cráneo, recuerdo táctil y visual de su pasado más duro, el del cavernoma que en 2004 le dejó al borde de la muerte, la línea de su memoria- subió firme y decidido, entre aplausos de la claque, al escenario en un hotel de Pinto.

El ambiente -casi asambleario pese a las cámaras, gente tirada por el suelo con ordenadores sobre las rodillas, ancianos, mujeres y niños de pecho que llevaban horas guardando su sitio y vitoreando a su as, Óscar Pereiro entre ellos, líder natural de los indignados- era el decorado ideal para una escena de catarsis, la peripecia del héroe que se busca tras el error involuntario que hundió su vida.

Pero Contador, de Pinto, de 29 años, dos (tres) Tours, un Giro (dos), una Vuelta en sus piernas, no es de esos. Para él era, como siempre, una oportunidad para reivindicarse, víctima del sistema. "He vivido un calvario de año y medio que no se lo deseo a nadie", dijo; "por favor, y lo digo pensando en el futuro, que se logre hacer más cortos los procesos".

Pese a ello, se mostró exquisito, prudente, evasivo, ante preguntas que le invitaban a criticar a la Unión Ciclista Internacional (UCI), su presunta codicia recaudatoria; al TAS, al sistema. "La UCI era una parte en el proceso", dijo en medio de la cacofonía y el caos de tantas voces chillando a la vez alrededor de la mesa que compartió con su jefe, Bjarne Riis, quien con su presencia mostró expreso su apoyo, y los jefes de prensa del equipo y el suyo personal. "Cada uno estábamos en un lado y no voy a valorar su comportamiento", apostilló.

Cuando le preguntaron si se sentía perseguido, respondió: "Se dicen cantidad de cosas y se pueden pensar muchas más, pero que cada uno saque sus propias conclusiones. Voy a seguir muchos años en este mundillo y no voy a valorar eso".

"Me queda la satisfacción de que la resolución del TAS [Tribunal Arbitral del Deporte], sus 98 folios, dejan claro que no me he dopado", añadió, casi desafiante, para marcar el territorio y el tono; "me queda el sentimiento de inocencia". Con ello, Contador explicó por qué ha decidido seguir siendo ciclista pese a que, cuando le comunicaron el positivo, prometió que lo dejaría si le sancionaban: "Voy a seguir en el ciclismo, seguir de forma limpia, como lo he hecho toda mi vida, como marcan los valores de honradez, justicia y disciplina que me han enseñado desde pequeñito. Ahora estoy bajo de moral, pero estoy seguro de que esto me hará más fuerte en el futuro".

La resolución del TAS, en efecto, señala que se le sanciona por una infracción al reglamento antidopaje -si no, sería imposible sancionarle, claro- y que, dentro de las tres posibilidades que ante los árbitros ofrecieron las partes -carne, sangre, suplementos-, la que más peso dio en la balanza de probabilidades fue la de los suplementos energéticos: también se puede entender que el TAS piensa que no se puede afirmar no que se haya dopado, sino que no se ha dopado. "Consumo suplementos, pero no han demostrado ni intencionalidad ni negligencia. Y, pese a ello, me han aplicado la pena máxima y me han borrado un Tour y un Giro. Y [aplausos y vítores de su gente de Pinto], en cuanto a esto, no soy una persona que busque un palmarés lleno de números de victorias. Yo me quedo, y disfruto, con el recuerdo que pueda tener de ellas la gente en sus retinas y con la satisfacción del trabajo bien hecho. Por eso, por más vueltas que le doy, no llego a entender la decisión".

Entre periodistas de toda Europa, cámaras de todo tipo de televisiones y programas, fans familiares y amigos, también se encontraban entre los asistentes a las primeras palabras de Contador tras la sanción parte de su equipo de abogados: Mike Morgan, Luis Bardají, Andy Ramos y Gorka Villar. Si Contador dijo que aún no sabía si recurriría la sanción a un tribunal ordinario, el federal helvético, pero que pelearía hasta el final -"les he dicho que quiero luchar hasta que se pueda"-, su entorno tampoco aclaró si presentarán un recurso que se resolvería dentro de meses y que no suspendería el cumplimiento de la sanción. "Lo estamos estudiando", dijo Villar, "pero será él quien decida".

Riis y las especulaciones

Bjarne Riis, el dueño del equipo Saxo Bank, en el que corre Alberto Contador, marcó la línea que minutos después seguiría el líder único y sostén de su empresa, cuya continuidad en ella no debería ofrecer ninguna duda pese a la sensibilidad hacia el dopaje y la imagen que suele reflejarse en los contratos en forma de rescisión unilateral en caso de infracción.

"Yo, el equipo y el banco que nos patrocina hemos apoyado al ciento por ciento a Alberto Contador", dijo Riis, quien fue desposeído temporalmente de su victoria en el Tour de 1996 tras confesar tardíamente que se había dopado. "Ahora, basándonos en la decisión del TAS, que dice que es muy improbable que Alberto se dopara deliberadamente y que su dopaje fue una cuestión accidental, seguimos apoyándole plenamente. Nuestra confianza en él sigue intacta", añadió.

Aunque, obligatoriamente, la relación contractual entre Contador y el equipo de Riis deberá romperse durante la suspensión del de Pinto, casi seis meses, Riis ya avanzó -y Contador le hizo eco afirmativo- que no habrá problemas para que se reanude una vez cumplida, el próximo 6 de agosto: "Lo que él ha hecho como ciclista es de un nivel tal que solo se lo he visto hacer, y muy pocas veces, a gente como Merckx o Indurain. Por eso me gustaría que siguiera".

Otra razón para que continúe el campeón español en el conjunto con el que ganó el Giro de 2011 son los puntos que le aporta, necesarios para seguir en el WorldTour, las grandes carreras por etapas. Pero en este asunto Riis se mostró tácito. "Todo son especulaciones", dijo; "no sabemos si la UCI piensa en quitarnos los puntos. Así que todo lo que se pueda decir sobre si, por ejemplo, nos borrarán del Tour sin Alberto son especulaciones".

Menos especulativo, aunque cauto todavía, se mostró Riis sobre la posibilidad de que Contador corra la Vuelta, que comenzará dos semanas después del final de su suspensión. "Evidentemente", dijo el danés, cuando vuelva, querremos correr las mejores carreras".

Otras noticias

Contador, tras la rueda de prensa en Pinto. / GORKA LEJARCEGI

El Gordo

-----

2º Premio

-----

3º Premio

-----

4º Premio

  • -----
  • -----

5º Premio

  • -----
  • -----
  • -----
  • -----
  • -----
  • -----
  • -----
  • -----

Comprueba tu número

Patrocinio

OpenbankAdvertisement

Últimas noticias

Ver todo el día

Hacia un repliegue militar en Cuba

La normalización con EE UU puede impulsar el acceso de civiles a la cúpula cubana

Vigilias de dolor en Brooklyn

Los homenajes a los policías asesinados congregan en el barrio a representantes de todas las religiones y colectivos

El laboratorio del infierno

Camden, la ciudad más peligrosa de EE UU, logra reducir la violencia con una policía semiprivada e integrada en la comunidad

Venezuela renueva poderes en medio de una pugna en el chavismo

La votación de magistrados y otros altos funcionarios se demora porque las facciones de Maduro y Diosdado Cabello no coinciden

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana