Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL

Cuatro años, 619 goles, 13 títulos y varios récords

Guardiola deja el Barcelona con un extraordinario balance de victorias -176, por 46 empates y 20 derrotas- y después de haber hecho debutar a 22 canteranos en competición oficial

Guardiola es manteado por sus jugadores al vencer en el Mundial de Clubes al Estudiantes de la Plata, en 2009. Ampliar foto
Guardiola es manteado por sus jugadores al vencer en el Mundial de Clubes al Estudiantes de la Plata, en 2009.

Doce años y ocho entrenadores después de que Johan Cruyff abandonase el banquillo del Barcelona, en el que dejó inscrito el éxito de levantar 11 títulos en ocho temporadas, llegó Guardiola, que ya no era el muchacho de 19 años al que el holandés hizo debutar ante el Cádiz. Recibido con escepticismo por gran parte del denominado entorno, su temporada de debut en el banquillo (la 2008/2009) convenció a los escépticos: empezó ganando la Copa del Rey ante el Athletic, y a partir de entonces cayeron la Liga, la Liga de Campeones, la Supercopa de España, la de Europa y el Mundial de clubes —el único título que faltaba en las vitrinas del equipo—. Es decir, todo. Un pleno al que se añadieron otros siete trofeos en los dos años siguientes. Tres años y 13 títulos que pueden convertirse en 14 si en este, su cuarto y último año en el Barcelona, vence de nuevo en la Copa al Athletic. El mejor entrenador de la historia del Barça deja su huella en el banquillo del Camp Nou.

Guardiola volvió en junio de 2007 al Barcelona, su club de toda la vida, del que había sido aficionado, recogepelotas, jugador y capitán, y del que había salido seis años antes con un regusto amargo. Se hizo cargo del filial azulgrana, entonces en Tercera División, el equipo ascendió de categoría y, contra muchos pronósticos, la directiva le convirtió en el técnico del primer equipo tras la salida de Frank Rijkaard. Desde entonces ha dirigido 242 partidos en todas las competiciones, y aún le faltan cinco hasta el final de temporada. Ha ganado 176, casi el 75% de ellos, ha empatado 46 y ha perdido 20, con un abrumador balance: sus jugadores han marcado 619 goles y han recibido 178.

Son números de récords, en plural: su Barcelona es el equipo de la Liga que más partidos ha ganado en una temporada, 31, y el que más puntos ha conseguido, 99, el que ha obtenido un mejor goalaverage general (+74), el equipo que más victorias consecutivas ha conseguido, 16… todos ellos puestos en riesgo por el Real Madrid de esta temporada. En la Champions Guardiola también ha registrado su nombre: es el entrenador más joven en conseguir dos Ligas de Campeones, y el sexto en alzarse con el máximo título europeo como jugador y como técnico.

Deja huérfana a una plantilla que ha vivido el culebrón de final de temporada sobre la renovación de su técnico año a año

Hasta 22 futbolistas de La Masía han debutado con Guardiola en competición oficial, entre ellos algunos ya plenamente consagrados, como Busquets o Thiago, y otros proyectos de futuro, como Tello, Cuenca o Montoya. En estos cuatro años el Barcelona ha fichado a 14 jugadores, entre ellos Piqué, Alves, Keita, Mascherano, Cesc, Alexis y Villa, pero también a los desechados Ibrahimovic, Hleb, Chigrinski y Martín Cáceres. Su favorito, al cabo, sigue siendo Messi. El argentino es el futbolista que más partidos ha jugado en la Champions con Guardiola en el banquillo (48), por delante incluso de Valdés, que ha disputado un partido menos en la máxima competición europea. En la Liga, sin embargo, Guardiola se ha encomendado a Valdés, y de los 148 partidos, el guardameta internacional ha sido titular en 139 ocasiones. Messi (132 partidos), Xavi (129) y Alves (128) siguen al portero como los que más han jugado en la Liga a las órdenes del de Santpedor.

La decisión de Guardiola deja huérfana a una plantilla que ha vivido el culebrón de final de temporada sobre la renovación de su técnico año a año. Firmó su primer contrato como técnico del primer equipo por dos años, y luego ha renovado dos veces por un curso. La renovación para su tercera temporada se hizo esperar hasta enero de 2010. Para seguir una cuarta fue hasta el 23 de febrero de 2011. No ha sido hasta hoy cuando ha dado a conocer que ya no tiene fuerzas para continuar una temporada más. Es abril, y llega a los tres días de haber sido eliminado de la Champions en semifinales y haber perdido prácticamente las posibilidades de ganar su cuarta Liga consecutiva como entrenador del equipo con el que lo consiguió como jugador. Deja el Barcelona en su temporada menos exitosa y con la oportunidad de cerrar un extraordinario ciclo de éxitos ante el rival y en la competición en la que todo empezó: la final de la Copa del Rey y el Athletic esperan a un Guardiola que hoy dice adiós.

Más información