Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aduriz libera a Emery

El Valencia se clasifica para la Liga de Campeones tras golear a un Osasuna con 10

En 11 minutos, el Valencia se liberó de toda la energía negativa de los últimos meses y goleó a un Osasuna penalizado por la expulsión de Lekic desde el final del primer tiempo. Se asociaron Jordi Alba y Piatti por el costado izquierdo y desataron a ese goleador deprimido, con la autoestima por el suelo, que estaba siendo Aduriz. El delantero vasco cabeceó con rabia a gol y el equipo sintió un alivio infinito. También Emery, machacado por la prensa local, incapaz de valorar lo hecho: tercera clasificación consecutiva para la Liga de Campeones. El Valencia se asegura la cuarta plaza y, si gana el sábado al Villarreal, será tercero, además de haber sido semifinalista de Copa del Rey y de la Liga Europa.

VALENCIA, 4 - OSASUNA, 0

Valencia: Guaita; Barragán, Rami, Ricardo Costa, Mathieu (Piatti, m. 50); Albelda (Parejo, m. 69), Tino Costa; Pablo, Jonas, Jordi Alba; y Soldado (Aduriz, m. 46). No utilizados: Diego Alves; Víctor Ruiz, Topal y Maduro.

Osasuna: Andrés; Marc Bertrán, Roversio, Lolo, Damià (Raitala, m. 46); Puñal, Nekouman; Nino (Timor, m. 81), Raúl García, Lamah (Loé, m. 46); y Lekic. No utilizados: Riesgo; Rubén, Cejudo e Ibrahima.

Goles: 1-0. M. 76. Aduriz. 2-0. M. 82. Jonas. 3-0. M. 86. Aduriz. 4-0. M. 88. Jonas.

Árbitro: González González. Expulsó a Lekic (m. 46) con la tarjeta roja directa. Amonestó a Damià, Marc Bertrán, Roversio y Lolo.

Unos 35.000 espectadores en Mestalla.

Durante una hora, el Valencia no superó el duermevela dictado por Osasuna, consciente de que siempre va a sorprender con un disparo de Nino o una aparición de Raúl García. Osasuna es un conjunto diesel que impone su ritmo de crucero y suele llegar a buen puerto. Pablo regateó al lateral Raitala en la primera acción del segundo tiempo. Es un misterio por qué Pablo, uno de los pocos con capacidad de desborde en la plantilla, ha jugado tan poco.

El asedio del Valencia, ya con Aduriz en el campo por el dolorido en el pescuezo Soldado, se convirtió en un carrusel de córners. El cuadro local perdió el centro del campo y Emery recurrió a Parejo para recuperarlo. El chico entró temblando y falló su primer pase. Pero Jordi Alba logró llegar a línea de fondo y su centro templado lo cabeceó picado Aduriz, una liberación para el delantero vasco después de tanto tiempo sin marcar. El Valencia, por fin, se quitó un gran peso de encima y, en una contra llevada por Aduriz, Jonas concretó una asistencia de Pablo. Omnipresente Aduriz, todavía remató un centro de Piatti, su séptimo tanto de la temporada. Poco después completó Jonas la goleada, su noveno gol.