Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Simenone: "Tenemos que entrenar más las jugadas a balón parado"

El técnico del Atlético se escuda en el cansancio y en la falta de tiempo para practicar las jugadas de estrategia

El gol de Vela que condenó al Atlético.
El gol de Vela que condenó al Atlético. El País

La visita del Málaga al Camp Nou y la del Levante a Zaragoza favorecían las aspiraciones del Atlético de llegar a las dos últimas jornadas con opciones serias de alcanzar una plaza en la próxima Liga de Campeones. La Real Sociedad, que visitaba el Vicente Calderón, con la permanencia asegurada y con cinco cambios en su alineación respecto a la última jornada, tampoco parecía un rival demasiado incómodo para sesgar las aspiraciones de Champions de los jugadores de Diego Pablo Siemone. Sin embargo, a todo ese viento a favor, incrementado con las posteriores derrotas de esos dos rivales directos, respondieron los rojiblancos con un partido sin ritmo y con muy poco fútbol. Simeone se refugió en el mismo discurso de las últimas semanas, el cansancio físico, para justificar el grave traspié. “El equipo está haciendo un esfuerzo enorme, jugamos siempre con intensidad y entrega, después podemos jugar mejor o peor, tirar menos a puerta o tener menos posesión como ha sucedido hoy”, analizó El Cholo, que estuvo flemático con la prensa para recordar su labor al frente del equipo: “Voy a cumplir una vuelta entera, cuántos puntos llevamos, ustedes son periodistas ¿no lo saben?”. “31” le respondieron, “pues imagínense si llega a ver otra vuelta”, ironizó Simeone.

Con 1-0 a favor, pero con el equipo metido atrás y con un jugador menos por la expulsión de Gabi, el técnico rojiblanco reclamó con aspavientos el aliento de la grada. En los últimos 15 minutos no se sostenía su equipo ni con el balón ni con el repliegue y su entrenador, consciente de lo que suponían los tres puntos, trató de que el ruido del Calderón levantara a sus futbolistas. “Quizá el equipo se echó demasiado atrás cuando nos quedamos con 10”, reconoció Simeone. La Real Sociedad, con más empuje que brillantez, encajonó al rival a base de forzar saques de esquina. Así llegó el gol. Ni la entrada de Godín en los minutos finales para defender ese tipo de jugadas evitó el noveno gol encajado a balón parado en Liga y el decimocuarto sumando los de Liga Europa y Copa: “El balón parado hay que entrenarlo más, corregirlo y mejorarlo, pero hay que tener tiempo, porque si jugamos no nos entrenamos”, apunto el entrenador argentino. “En ese tipo de jugadas importantes, tenemos que estar más fuertes. Hemos perdido cuatro puntos importantísimos en las dos últimas jornadas y esas jugadas te los quitan”, sentencia Juanfran, implicado directamente en la jugada del gol realista: “Creo que fue un córner y en el último minuto, lo rematan, luego me da el balón a mí en la espalda y lo remata Llorente solo”.

De haber conseguido la victoria, el Atlético hubiera dependido de sí mismo para alcanzar la cuarta plaza ganando al Málaga, que le visita el domingo -le hubiera igualado a 55 puntos con el golaveraje particular a su favor- y al Villarreal en la última jornada. Con el tropiezo de ayer, los colchoneros no tienen ni asegurada la presencia en la próxima Liga Europa por el camino de la Liga. “Dudas no hay, sabemos que tenemos el partido del Málaga, la final y la visita al Villarreal, vamos a dejarnos la vida”, concluye Juanfran. “Seguiremos luchando hasta el final”, advierte Simeone. Un final, que una temporada más no coloca al Atlético entre los tres mejores del campeonato. Quitando la temporada del doblete, el Atlético hace 20 años que no acaba entre el trío de cabeza.