Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENTREVISTA MARCOS SENNA | CAPITÁN DEL VILLARREAL

“Hemos hecho el ridículo”

Marcos Senna, en el túnel de vestuarios de EL Madrigal.
Marcos Senna, en el túnel de vestuarios de EL Madrigal.

Después de diez temporadas en el Villarreal, a Marcos Senna (Río de Janeiro, Brasil; 1976) le cuesta entender qué le ha sucedido al equipo castellonense para llegar a la última jornada jugándose la permanencia. A sus 35 años, el capitán amarillo está pletórico de fuerzas y con la sabiduría de siempre. A pesar de confesar haber vivido "la peor semana de mi vida", Senna transmite una serenidad contagiosa. Un empate hoy en El Madrigal (20.00) ante el Atlético de Madrid, que se juega también entrar en la previa de la Champions, le basta al Villarreal para mantener la categoría. Sólo cuando acaba la entrevista un desconocido Senna, en repentino estado de excitación, exclama al periodista: “¡Vamos a ganarle al Atlético!”.

Pregunta. ¿Cómo se explica que el Villarreal comenzara la temporada en Champions y llegue a la última jornada jugándose la permanencia?

Respuesta. El Villarreal no había pasado una temporada así desde que estoy aquí. Ha cambiado de entrenador dos veces y la plaga de lesiones nos influyó.

Con Cazorla tendríamos al menos 10 puntos más"

P. Usted dijo en la pretemporada que habían perdido un dedo sin Santi Cazorla. Por lo visto ha sido mucho más.

R. Santi nos ha dado muchísimo al igual que Capdevila. Con Cazorla tendríamos por lo menos diez puntos más. Pero este año han pasado tantas cosas que a lo mejor Santi también se habría lesionado.

P. La planificación tampoco ha sido la adecuada y los refuerzos no han estado al nivel exigido por este club.

A mí me da mucho morbo ver la cara de la gente que está asustada. Si los veo tensos me encuentro más tranquilo"

R. Es fácil decir que los fichajes no están a la altura del Villarreal. Pero ellos han llegado en un mal momento y ha salido todo mal. Si están aquí es porque tienen condiciones y lo han demostrado en sus ex equipos. Pero este año no ha salido nada.

P. ¿Dejaron de creer en Juan Carlos Garrido?

R. Si el club decidió optar por otro entrenador es porque no estaban contentos con la manera que estaba trabajando él. Su momento aquí había acabado.

P. ¿Es cierto que Garrido preguntó a los jugadores cómo pensaban que se podría salir de la situación?

R. Nos lo preguntó de manera muy abierta como si fuera un jugador. Quería escuchar nuestra opinión. No creo que fuera por desesperación.

P. Se marchó Garrido y el club pensó que con la calidad de la plantilla sería suficiente para estar en Primera. Consideraron secundario el tema del entrenador y por ello dieron la dirección a Molina.

R. El 99% de las cosas que ha hecho el club siempre ha sido con éxito. Si hubiese acertado con Molina hubiese sido la bomba. Pensaron que con la experiencia de Molina como jugador podía ser una solución más barata en el momento económico que vivimos. Al vestuario caía muy bien y sus entrenamientos me gustaban mucho y empecé a jugar muchos partidos con él. Cuando lo echaron me quedé muy mal.

P. ¿En qué han mejorado con Lotina?

R. En la parte defensiva. Lotina trabaja mucho en ese aspecto. Nosotros sufríamos muchos goles.

P. El verano pasado imploró por la renovación. Y, sin ninguna duda, usted ha sido, a sus 35 años, el mejor jugador del Villarreal en la temporada, incluso ejerciendo de goleador.

R. No imploré. El club siempre intenta tomar con calma las negociaciones. Entiendo que el fútbol es un negocio. ¿Para qué me iban a renovar si no tenían total confianza de saber si yo iba a estar bien o mal? Llegó un momento que sabían que jugador soy, por confiar en mí, decidieron renovarme y yo también consideraba que era mi lugar idóneo.

P. Y ahora es el Villarreal el que quiere que siga.

R. Sólo pienso en el último partido. Ha sido la semana más larga de mi vida. Si sale todo bien creo que las puertas las tendré abiertas para seguir.

P. Tras dos años con numerosos problemas físicos, en la actualidad ha recuperado todo el esplendor de antaño. ¿A qué es debido?

R. He encontrado una manera de trabajar que me favorece. El preparador físico de Garrido tenía una manera de trabajar. El que vino con Molina, Sergio Marty, que sigue con Lotina, me va muy bien. Antes hacía muchas pesas ya que pensaba que mis piernas necesitaban mucha fuerza para no tener lesiones y no era así. Ahora hago menos y se han solucionado mis problemas. Un detalle así de simple.

P. ¿El pasado sábado el Valencia no cumplió con el pacto?

R. ¿Qué pacto?

P. Si beneficiaba a ambos, el empate estaba negociado de antemano.

R. Yo entiendo al Valencia, no sé porque la gente se queja. Creo que hay que jugar a ganar. Yo haría lo mismo.

P. El Atlético de Madrid llega a El Madrigal con la Liga Europa en el bolsillo, cansado y con celebración a cuestas. La situación es idónea para ustedes.

R. El Atlético no va a venir aquí a pasear ya que aún tiene la oportunidad de entrar en Champions. Pero pienso que no es lo mismo que hubiesen venido sin ganar la Europa League y se jugasen la temporada con la necesidad de entrar en Champions. Va a depender más de nosotros, si salimos centrados e intensos, que de ellos.

P. En caso de que el Málaga vaya venciendo holgadamente, ¿se lo harán saber a los jugadores del Atlético para que se relajen?

R. Intentaré ganar con la experiencia, parando el partido si vamos ganando. Pero yo estaré centrado en el partido. Aquí tenemos que ganar, no quiero que me regalen nada. Yo seré siempre así.

P. Dijo que le gustan los partidos en los que hay mucho en juego y máxima presión.

R. A mí me da mucho morbo ver la cara de la gente que está asustada. Si los veo tensos me encuentro más tranquilo.

P. Todos los clubes que se encuentran metidos en el lío del descenso son deudores. ¿Sería injusto que un club serio como el Villarreal y con un proyecto consolidado perdiera la categoría?

R. El Villarreal es un equipo de Primera, ya es una injusticia que estemos peleando por no descender. Estoy con una fe ciega en que nos vamos a salvar. Mi declaración a la afición es pedir perdón por la temporada en la que hemos hecho el ridículo. Con la plantilla que tenemos no podemos estar ahí.

P. ¿Seguirá el Villarreal en Primera?

R. Seguro, seguro.