Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Hay que confiar en la gente con la que trabajas”

Button, en una tienda de Barcelona. EL PAÍS

Son las siete y media de la tarde y el sol aún pega en el Passeig de Gràcia de Barcelona, cuando Jenson Button (Frome, Reino Unido; 32 años) sale de un Mercedes negro vestido de etiqueta, se mete en la tienda Hugo Boss, especialmente engalanada para recibir a uno de sus modelos más cotizados, sube las escaleras y se sienta en un sillón negro, con una copa de agua helada en la mano, para charlar con EL PAÍS del campeonato del mundo de fórmula 1 más impredecible y disparatado de los últimos años.

Pregunta. Con la experiencia de la pasada temporada, ¿se esperaba que el MP4-27 fuera tan competitivo desde el principio?

Respuesta. Nos sorprendió su velocidad en Australia, básicamente en la cronometrada, pero en carrera esperábamos que respondiera. Lo que realmente nos descoloca es la inconsistencia de todos hasta este momento. A nosotros nos fue muy bien en Melbourne y en China, pero Bahréin fue un desastre. Cometimos errores en carrera, pero nuestro ritmo era un segundo más lento que el de Red Bull y Lotus.

P. ¿Qué pensó la primera vez que vio que la nariz del McLaren se salía de la norma y que no incorporaba el escalón que sí llevan los demás?

R. Me asusté un poco porque la mayoría tomó otra dirección, y por eso les pregunté a los ingenieros si estaban seguros de lo que hacían. Si esta vía es la acertada o no aún no lo sabemos, pero esta es la solución que mejor nos funciona desde el punto de vista aerodinámico. Uno tiene que creer en la gente con la que trabaja.

P. ¿Qué le puede aportar al coche el morro elevado que ya se colocó en el monoplaza en los entrenamientos de la semana pasada en Mugello?

R. Esperamos encontrar una mejora sustancial. Confiamos en que nos proporcione más carga aerodinámica. Si conseguimos el equilibrio que buscamos, el morro nuevo nos ofrecerá algunas ventajas, pero si no nos aclaramos no lo emplearemos.

P. ¿Tiene la impresión que en este primer tramo del campeonato McLaren no ha sabido aprovechar su superioridad?

Aprendí más de Barrichello que de Hamilton, aunque trabajo bien con él”

R. En Malasia fue culpa mía porque tuve un accidente, en China tuvimos un problema en una parada que me impidió luchar por la victoria, y en Bahréin se juntó otro problema en uno de los cambios de neumáticos de Lewis con mi pinchazo. Puedes pensar que hemos perdido muchos puntos, pero la verdad es que la inconsistencia es generalizada. Creo que aquí, en Montmeló, obtendremos una imagen algo más exacta de lo que puede pasar.

P. Los neumáticos de esta temporada han levantado mucho revuelo. Schumacher no para de quejarse y la mayoría habla de la extrema sensibilidad que demuestran a los cambios de temperatura. ¿Tan impredecible es su comportamiento?

R. Es una situación difícil de manejar, pero tampoco quiero señalar directamente a Pirelli, porque nos afecta a todos por igual. El margen de rendimiento de la goma es muy estrecho. A una temperatura concreta funciona, pero si hay un poquito de oscilación térmica, entonces ya no. Encontrar esa margen es muy complicado, pero en las últimas pruebas hemos ido aprendiendo. Creo que mejoraremos rápidamente.

P. Uno podría pensar que esa mayor sensibilidad podría beneficiarle debido a la suavidad de su conducción.

R. Eso me ayudó el año pasado, pero estos neumáticos son completamente diferentes. Hay que dar en el clavo. Yo no soy excesivamente agresivo al volante, eso hace que me cueste más meterle grados a los compuestos por lo que tenemos que trabajar más en la puesta a punto.

P. ¿Siente que atraviesa el mejor momento de su carrera?

R. Disfruto de la vida, tanto en los circuitos como fuera, o sea que sí. El Mundial de 2009 fue muy especial porque gané, pero últimamente he acumulado mucha experiencia, como piloto y para trabajar en equipo, que es importantísimo. No me da miedo tomar caminos desconocidos para mejorar. La nutrición, por ejemplo, es un terreno muy importante para nosotros porque te pueden hacer sentir más o menos despierto. En los últimos tres meses he perdido un 4,5 % de grasa corporal. Ahora estoy en el 6%.

P. Este es su tercer curso en McLaren después de haber formado parte de muchos otros equipos. ¿Qué hace esta escudería distinta a las demás?

R. Este es el primer equipo que me ha ofrecido un coche ganador, una sensación que nunca antes había tenido. También me pasó con Brawn, pero solo un año. McLaren tiene una historia muy amplia, y es agradable correr para una escudería que llevas viendo más de 20 años.

P. ¿Cómo es un día normal en el McLaren Technology Centre?

R. McLaren te mantiene más ocupado que cualquier otro equipo, de eso estoy seguro al 100%. Aunque fabricamos coches de calle, la subsistencia de esta estructura se debe a los patrocinadores, y eso hace que no paremos. Hemos llegado a un punto en el que estamos cómodos, hay un gran ambiente.

Este Mundial es muy confuso. No tengo ni idea de quién va a pelear por el título"

P. Hace unas semanas terminó el séptimo en el triatlón de Hawai. ¿Qué le aporta este tipo de competición?

R. Me encanta entrenarme, me lo paso genial y cuando no lo hago, me siento un vago. El miércoles, por ejemplo, estuve en Mónaco entrenando con Philippe Gilabert, un ciclista belga. Hicimos 90 kilómetros. Dentro del coche nunca lo paso tan mal ni siento tanto dolor como cuando me doy una panzada en bici, y eso es bueno para la cabeza. Este tipo de entrenamiento me aporta muchas cosas, física y mentalmente. Cuando nos subimos al coche todos los pilotos cambiamos, nos creemos los mejores; estar fuerte aumenta mi confianza.

P. ¿Considera que la prohibición de los difusores soplados ha hecho que el Mundial sea más justo?

R. Este Mundial es muy confuso. No tengo ni idea de quién va a pelear por el título. En cuatro carreras hemos tenido cuatro ganadores de cuatro equipos y cuatro líderes. Es muy bueno para los aficionados, pero muy difícil para nosotros.

P. Mark Webber dice que el agarre del Red Bull de los últimos años no era normal, gracias al uso del difusor soplado. ¿Qué ha ocurrido ahora, que Red Bull ha perdido carga aerodinámica o que McLaren la ha ganado?

R. Nuestro coche ha perdido carga aerodinámica por el cambio en el reglamento, pero ahora es mucho más consistente porque no depende del pedal del acelerador. Red Bull tiene un buen coche y la victoria de Vettel lo demostró en Bahréin, pero es interesante ver que hay otros equipos metidos en la pelea. Ferrari ha ganado una carrera y creo que aquí volverán a ir deprisa, sobre todo Alonso, pero también está Mercedes y Lotus.

P. ¿De quién ha aprendido más?

R. De Barrichello aprendí un montón. Es muy bueno en la puesta a punto y trabajamos muy bien juntos. Lewis es extremadamente rápido, un compañero muy duro.

P. El año pasado superó a Hamilton en la mayor parte de las carreras y, sin embargo, parece que mantienen una buena relación. ¿Cómo lo consigue?

R. Digamos que trabajamos bien juntos. Cuando salimos de los circuitos no nos vemos, o sea que no es mi mejor amigo. Pero luego entendemos lo importante que es entendernos en el trabajo.