Deportes

El corredor de la revolución chavista

Maldonado tiene el apoyo ilimitado del presidente de Venezuela y un patrocinio de 51,1 millones de euros

Maldonado festeja el triunfo con sus compañeros. / JOSEP LAGO (AFP)

Hugo Chávez puso todas sus apuestas a nombre del piloto venezolano Pastor Maldonado y ganó. “¡Ese Pastor Maldonado! ¡Felicitaciones, campeón, por esa merecida pole position! ¡Y suerte en la carrera de mañana! ¡Viva Venezuela!”, escribió el presidente venezolano el sábado por la noche en su cuenta de Twitter.

Horas más tarde, el piloto hizo lo suyo: se convirtió en el primer venezolano en ganar una carrera en la fórmula 1 y otorgó a la escudería Williams su primer triunfo en los últimos ocho años. Lo logró, en parte, gracias al patrocinio de unos 66 millones de dólares anuales (casi 51,1 millones de euros) otorgados por la empresa estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa). Ese detalle y su apoyo ilimitado a la revolución no se lo perdonan a Maldonado algunos de los opositores al Gobierno de Chávez.

Petróleos de Venezuela ha sido, literalmente, el combustible de la carrera automovilística de Maldonado. El patrocinio se divide en dos conceptos. En septiembre de 2011, la compañía pagó a Williams la suma de 29 millones de libras esterlinas (36,1 millones de euros) para renovar el contrato al piloto venezolano. Adicionalmente, la petrolera habría sumado unos 20 millones de dólares (15,5 millones de euros) para costear los gastos de Maldonado, quien acabó en la 19ª posición en el Campeonato del Mundo de esa temporada. El diario francés Le Figaro publicó a finales de febrero que el dinero de la revolución compensó los números rojos de Williams, pues pagó el 80% de los 40 millones de euros de pérdidas que le quedaron del año fiscal de 2010.

El mismo Chávez contó en la televisión nacional cómo se decidió a patrocinar la carrera de Maldonado en la fórmula 1. “Yo recuerdo que él vino y me dijo: ‘Ay, presidente, estamos en problemas porque estoy compitiendo con otro corredor, pero quien lo apoya es un multimillonario y ese es un platero. ¿De dónde saco yo esa plata? ¿Usted me puede ayudar?’. Y yo [le respondí]: ‘Bueno, Pastor, voy a tratar’. Entonces, llamé a Pdvsa y ahora Pastor va a correr con Pdvsa-Venezuela porque él es un patriota”, dijo Chávez el 18 de diciembre de 2010, durante la transmisión en directo de un Consejo de Ministros.

La bancada opositora en el Parlamento solicitó, sin éxito, que se investigara el alcance y las condiciones del contrato que suscribió la petrolera estatal con la escudería británica para poner a correr al piloto venezolano.

En medio de esta polémica, las celebraciones en Venezuela por la victoria de Maldonado este domingo reprodujeron la polarización política que divide al país. Hubo quienes dirigieron sus gracias y bendiciones directamente hacia Chávez. “Que Dios te bendiga y que la sangre de Cristo te proteja por siempre. Gracias por ese triunfo en la F-1”, escribió José Gregorio Rangel, que se presenta en Twitter como “un obrero trabajador que cree que el socialismo va a cambiar al mundo”. Lucymar Delgado opinaba en la misma red social que al Gobierno nada se le debe: “Es deber del Estado apoyar el deporte, lo dice la Constitución. No es un favor que @chavezcandanga le hizo a Pastor. Es su trabajo”. Y el candidato único de la oposición a las elecciones presidenciales de diciembre, Henrique Capriles, felicitó a Maldonado en su cuenta: “¡Grande Maldonado! Felicitaciones para Pastor, para Aragua y para toda nuestra Venezuela con este primer triunfo en F-1. ¡Arriba Venezuela!”.

En el pasado, Pastor Maldonado no ha ahorrado palabras para agradecer el apoyo de Chávez. “Desde niño, tuve un sueño, el sueño de llegar a la fórmula 1. Y gracias a esta revolución lo estoy consiguiendo”, dijo mucho antes de recibir el millonario financiamiento, en septiembre de 2010, cuando ya era campeón mundial en la categoría de GP2.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

México choca con el presidente de Uruguay por el caso Iguala

La cancillería "rechaza categóricamente" las críticas de Mújica y decide convocar al embajador uruguayo

La sociedad postnacional

Hemos de recuperar el legado de afecto y civilidad que permita la convivencia y superar la epidemia identitaria que nos aturde

Despedida barroca

Natalie Dessay demuestra en el Liceu que la expresividad y la emoción de su canto siguen intactas a pesar de los problemas de salud que la llevan a dejar los escenarios

‘Si és que hi ha cases d’algú…’

Mientras los promotores de Caufec volvían a mirar sus planos, en Barcelona se producía la semana negra de los deshaucios

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana