Deportes

El Valladolid vuelve a Primera

El equipo blanquivioleta regresa a la élite tras empatar en el Nuevo Zorrilla con el Alcorcón (1-1) y vencer en la ida (0-1)

Los jugadores del Valladolid festejan el ascenso a Primera. / E. Morate (EFE)

Los playoffs de ascenso, esa extraña eliminatoria que la federación inventó para alargar la inacabable temporada de la Segunda División, terminó en Zorrilla con el ascenso para el Real Valladolid, que sufrió hasta el último minuto. El 1-1 con el que terminó el partido clasifica al equipo blanquivioleta, que en la ida disputada en el Estadio de Santo Domingo se había llevado la victoria (0-1), pero el resultado final ha sido tan apretado que un solo gol hubiese clasificado a los madrileños. El equipo alfarero se adelantó en el marcador con un tanto de Fernando Sales, que pasó cuatro años en Valladolid, pero el gol de Javi Guerra, decisivo porque también marcó en la ida, le dio la gloria a los pucelanos.

Será el Valladolid quien ocupe un hueco en la élite, el mismo equipo que se había llevado la tercera plaza con casi tres partidos de ventaja sobre el cuarto pero que ha tenido que esperar 15 días para celebrar el ascenso y la supervivencia. El sueño del Alcorcón se terminó ante un equipo más educado con el balón, el más solido en defensa y que sucumbió al final a la pegada del Deportivo y el Celta.

El presidente entregó plenos poderes a Djukic y exhibió una fe ciega en el serbio en cada comparecencia

El proyecto del ascenso comenzó con la compra del club por quien lo dirigía en julio de 2011. Carlos Suárez, presidente del Consejo de Administración, director general, presidente a secas, lo que fuese, daba un paso al frente, adquiría el 58% del accionariado del Valladolid por poco más de cuatro millones de euros a pagar en 15 años. Suárez podía hacer su voluntad, ya no rendiría cuentas a unos propietarios despegados a los que apenas se veía por la ciudad. Comenzó el cambio. El primero fue el de entrenador, Miroslav Djukic, que llegaba después de no conseguir la permanencia con el Hércules en los últimos nueve partidos de la temporada pasada. Suárez le entregó plenos poderes sobre la plantilla, exhibió una fe ciega en el serbio en cada comparecencia y pobló los puestos del organigrama técnico con gente de la casa, con exfutbolistas reconocibles para la afición, para el vestuario e incluso para él mismo. Torres Gómez sería el director de las categorías inferiores, Alberto Marcos el director deportivo, Antonio Santos y Juan Carlos Rodríguez, aquel lateral que jugó en el Atlético y en el Barcelona, ocuparían la secretaría técnica. El Valladolid era más Valladolid que nunca.

Valladolid: Hernández; Balenziaga, Rueda, Valiente, Peña, Nafti (Álvaro Rubio, min.58; (Baraja, min.85)), Víctor Pérez, Nauzet, Óscar, Sisi (Jofre, min.87) y Guerra.

Alcorcón: Manu Herrera, Nagore, Rueda, Agus, Ángel Sánchez (Miguélez, min.79), Rubén Sanz, Sergio Mora (Quini, min.72), Fernando Sales (Saúl, min.67), Paco Montañés, Saúl y Riera.

Goles: 0-1, min.48, Fernando Sales. 1-1, min.53, Javi Guerra.

Árbitro: Hernández Hernández (C. Las Palmas). Amonestó a Javi Guerra (min.64) y Baraja (min.90) por parte de Valladolid; y a Rubén Sanz (min.17), Agus (min.35) y Riera (min.36) por parte de Alcorcón.

Estadio: Nuevo José Zorilla.

Djukic cayó bien. Su estilo nada estridente, su serenidad, su conocimiento profundo del fútbol y de los futbolistas generaron una respetuosa expectación. Pero además la plantilla no se desintegró después de no conseguir el ascenso en el playoff de la temporada anterior. De los a priori importantes solo Barragán se fue a Valencia. El esqueleto se mantuvo y ganaron presencia los jugadores que ya habían vivido el ascenso anterior, los pretorianos de Mendilibar (Álvaro Rubio y Sisi). La apariencia decía que la pegada del Valladolid (Guerra, Óscar) y los recuperados por Djukic para la causa (Manucho y Bueno) iban a marcar una distancia enorme con cualquier enemigo. Pero Djukic entendió que si el negociado del gol estaba resuelto, había que ocuparse de los que no lo estaban, y ha construido la mejor defensa de la categoría pese a jugar todo el año con Balenciaga, un lateral derecho que solo maneja la zurda.

Pero más allá del fútbol Djukic ha sido capaz de entender y encarrilar un año complicado en el club, asfixiado por su deuda con Hacienda (45 millones, 73 en total). Pese a su ejemplar y prudente comportamiento en los gastos, tuvo que declararse en concurso de acreedores, un procedimiento que todavía está en su fase inicial y que ha derivado en la situación de habitual de empleados con pagos retrasados, fichas de futbolistas pendientes, proveedores que dejan de serlo... El proceso recibirá un impulso diferente con la expectativa de nuevos ingresos que supone el ascenso a Primera División, solo en derechos de televisión un salto de 1,8 millones de euros a 15.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Los estudiantes revientan el claustro de la UCA por las tarjetas

“¡Que salgan los corruptos de la Universidad!”, corean los alumnos

Teresa Romero: “Me conformaría con que pidiese perdón”

Javier Rodríguez Rodríguez no se ha presentado al acto de conciliación en el juzgado

Isabel dos Santos retira la OPA sobre Portugal Telecom

La CMVM le obligaba a subir el precio para comprar la sociedad PT SGPS, que detenta el 26% de la operadora brasileña OI

Lamarca pide permiso de trabajo y residencia para los inmigrantes

EFE

El defensor del pueblo vasco reclama una modificación en la legislación

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana