Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Gigante Cristiano

Prensa, rivales y compañeros se rinden al talento del luso

Cristiano celebra el pase de Portugal a semifinales. AFP

Acabó la ley del silencio en Portugal. Los jugadores ya se paran en la zona mixta y atienden. También Cristiano Ronaldo. “Me da igual nuestro rival en las semifinales”, anuncia el capitán, sin nombrar a Francia ni a España, “porque jugamos cada vez mejor como equipo y nuestra meta es alcanzar la final”. Y remacha: “Ya salimos libres del llamado grupo de la muerte ante holandeses y alemanes y hemos eliminado a los checos”.

Los lusos, semifinalistas por sexta vez en un torneo de selecciones, tienen cuentas pendientes tanto con los españoles como con los franceses. La Roja les eliminó en los octavos de final del pasado Mundial y los bleus les impidieron llegar a la final de 2006 de la misma competición y a las de 1984 y 2000 de la Eurocopa. CR también mantiene un litigio particular con Messi por el Balón de Oro.

La prensa coincide en el pulso del portugués con el argentino. “Adelantamiento a Messi”, tituló La Gazzetta dello Sport. L’Équipe aseguró que actuaciones como la que tuvo contra los checos son las que necesita para conquistar su segundo trofeo y evitar el cuarto seguido de Messi. “Un Cristiano de oro”, se leía en The Guardian. “Mi objetivo”, responde el madridista, “no es el Balón, ni la Bota, ni ser pichichi, sino el título”.

Mi objetivo no es el Balón de Oro, ni la Bota ni ser 'pichichi', sino el título.

Cristiano Ronaldo

Nadie cuestiona su protagonismo en Portugal y hay quien ya le compara con el que tuvo Maradona en el Mundial de 1986 o Platini en la Eurocopa de 1984. La mayoría de sus compañeros le atribuyen el liderazgo del equipo, la condición de número uno. El más locuaz es Veloso: “Nuestra estrategia no consiste solo en darle la pelota. Aunque nadie duda de que es el mejor del mundo, tras él hay 10 futbolistas”. El trabajo de los medios se considera clave para el funcionamiento de un conjunto fuerte en las áreas. Los tres volantes asumen la falta de un 10 mientras CR ejerce de delantero total y, por tanto, también de 9.

Jugadores como Nani y Moutinho han aumentado su importancia en un grupo que cada vez se defiende mejor. El delantero del Manchester United coincide con Veloso: “No somos uno más 10, sino que formamos un gran equipo. No tememos a nadie”. Hasta el entrenador, Paulo Bento, coincide: “En la segunda parte hicimos una exhibición. Mezclamos ritmo y paciencia”.

“Portugal tiene un gran ataque”, sintetiza Michal Bílek, el entrenador de la República Checa; “la capacidad de finalización de Cristiano es asombrosa”. “No es fácil detenerle”, dice Cech; “no pude hacer nada en el gol y remató dos veces a la madera”. “Me da igual que el balón vaya al palo siempre que ganemos”, replica CR; “ya entrará. No estoy preocupado. Me interesa más el espíritu de grupo y la ambición”.

La clasificación de Portugal mereció la felicitación del presidente del país, Aníbal Cavaco Silva, y del primer ministro, Pedro Passos Coelho. “En los momentos más difíciles, los portugueses se agigantan y superan los grandes desafíos que se les interponen”. El gigante es ahora mismo Cristiano Ronaldo.

Postiga dice adiós al torneo

Helder Postiga, delantero de la selección de Portugal, no podrá jugar más durante la Eurocopa por culpa de una lesión muscular en la parte posterior del muslo derecho, según confirmaron las pruebas médicas a las que fue sometido hoy.

El jugador portugués tuvo que retirarse del campo en el último encuentro de su equipo ante la República Checa correspondiente a los cuartos de final de la Eurocopa. Fue sustituido por Hugo Almeida en el minuto 40 de la primera parte.

Hasta ahora, Helder Postiga había participado en todos los encuentros que ha disputado su selección en la Eurocopa sumando 238 minutos y un gol. Será una baja importante para el entrenador Paulo Bento, que confiaba plenamente en el delantero del Zaragoza

Más información