Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Im, clínicamente ciego, bate el récord del mundo de tiro con arco

El arquero, que distingue los colores, ha conseguido 699 puntos sobre un máximo de 720 en la ronda clasificatoria

Ampliar foto
Im Dong Hyun, tras romper el récord del mundo de tiro con arco. EFE

El surcoreano Im Dong-Hyum, clínicamente ciego, ha vuelto a batir el récord mundial de tiro con arco. Ha conseguido 699 puntos sobre un máximo de 720 en la ronda clasificatoria de la prueba individual. La anterior plusmarca, que tenía él mismo, era de 696 puntos y había sido fijada el pasado mes de mayo en el Mundial.  Im ha sido el mejor en el Lord´s Cricket Ground y ha quedado por delante de sus compatriotas Kim Bubmin (698) y Oh Jin Hyek (690). Los españoles Iria Grandal y Elías Cuesta han concluido en la 53ª posición y 41ª, en sus respectivas categorías.

Im es el favorito para llevarse el oro en la categoría individual de tiro con arco. Tiene 26 años y ya acumula en su palmarés dos medallas de oro, obtenidas en la categoría de equipos en los Juegos de Pekín 2008 y Atenas 2004.

Con una visión de 20/100 en el ojo derecho y 20/200 en el izquierdo es, según, la Federación Coreana de tiro con arco, legalmente ciego. Esto significa que no es capaz de ver las letras del teclado de un ordenador y que tampoco puede llevar a cabo actividades cotidianas como conducir. Pero, en plena competición, este hándicap no supone ningún impedimento para el deportista. Im dice que, cuando se dispone a disparar, puede distinguir los diferentes colores del blanco. Suficiente. El surcoreano se ha negado en rotundo a someterse a operaciones o a llevar lentillas que corrijan su problema porque, según dice, no se sentiría cómodo al competir.

El tiro con arco es deporte nacional en Corea del Sur, el gran dominador de la categoría colectiva en los Juegos Olímpicos. La selección surcoreana está acostumbrada a ganar en la disciplina por equipos, como ya hicieran en los Juegos de Sidney, Atenas y Pekín. Pero Im quiere ir un paso más allá. Ahora su objetivo es alcanzar la gloria individual en la cita de Londres. Quiere ganar el oro, una victoria que, según él, significaría la cúspide de su carrera.

Más información