Deportes

La ‘Champions’… y 8,6 millones en juego

El Málaga, asfixiado económicamente y obligado a dar salida a sus figuras, afronta con gran necesidad su duelo en la previa europea contra el Panathinaikos

Pellegrini, durante su comparecencia ante los medios. / Jorge Zapata (EFE)

No avistan buenos tiempos en el Málaga, por mucho que mañana (20.45, Canal+) el equipo dirigido por Manuel Pellegrini afronte un duelo histórico ante el Panathinaikos con el objetivo de sellar, por vez primera, su presencia en la Liga de Campeones. Gobernado por el jeque Abdullah Al Tani, el club andaluz se juega en la eliminatoria mucho más que el pedigrí deportivo y un pasaporte a la élite del fútbol europeo. En concreto, 8,6 millones de euros fijos que servirían para aliviar sus arcas, atender los impagos a su plantilla y buena parte de los empleados que integran el conglomerado construido por el mandamás catarí desde que pusiese el pie en la Costa del Sol hace dos años.

Aterrizó el megalómano Al Tani con un talonario interminable y una inversión en fichajes de 60 millones de euros. Contrataciones de relumbrón como las de Cazorla (20), Toulalan (10) o Van Nistelrooy, entre otras. Pero, hoy día, el escenario es radicalmente distinto. El jeque apenas se deja ver por la ciudad, ha puesto el club en venta y otros clubes como Osasuna, Villarreal o River Plate recurren a los juzgados para que el multimillonario catarí pague sus facturas. Un panorama muy sombrío. Tan oscuro que encorseta además la dirección de Pellegrini, obligado a hacer frente a la marcha de sus figuras –Cazorla (Arsenal) y Rondón (Rubin Kazan)–, aceptar el plan de austeridad impuesto desde los despachos y tirar con lo puesto.

Contrariado, pero sin volver la espalda al reto, el chileno no pierde un ápice de ilusión por guiar el cuadro malacitano a la cúspide europea. Si la alcanza, el Málaga ingresaría una partida fija de 8,6 por estar en la fase de grupos, a los que se podrían añadir un millón de euros por cada victoria y 500.000 por cada empate. Una cantidad a la que habría que sumarle además una variable, todavía por determinar, en función de la cuota de mercado televisivo representado por cada entidad. Difícil empresa la que encara Pellegrini, que en 2006 ya condujo al Villarreal a las semifinales de la Champions. Este curso confía en probar otra vez las mieles de la máxima competición continental. Bajo un contexto muy distinto al que imaginaba, eso sí. “Cuando nos clasificamos, todos esperábamos llegar de una forma diferente, pero llegamos así y con eso hemos de afrontarlo. La realidad existe, pero no queremos buscar ninguna excusa. No contamos con jugadores importantes, pero no es excusa”, señalaba, con rictus serio, en su comparecencia ante los medios.

La realidad existe y no contamos con jugadores importantes, pero no debe servir de excusa"

Cuestionado en repetidas veces por la complicada coyuntura financiera que envuelve a su club y la trascendencia capital que supondría doblegar al Panathinaikos, se mostró igualmente rotundo. “La responsabilidad deportiva siempre está por encima de la económica. Los ingresos vendrían muy bien, eso es obvio, pero en nuestra cabeza solo está el partido”, expuso el preparador chileno, que por si fuera poco, debe lidiar además con los caprichos del calendario. El Málaga disputará su segundo compromiso liguero, contra el Mallorca en La Rosaleda, el sábado a las 23.00 de la noche. “A ver si más adelante, a otros equipos como el Madrid, el Barça o el Valencia los colocan en ese horario teniendo que jugar dos días después la Champions. No creo que nos quieran perjudicar, pero no tuvieron en consideración nuestro partido”, se lamentaba.

No le tiembla el pulso a Pellegrini, que para el duelo contra el Panathinaikos echará mano de nuevo del canterano Fabrice Olinga, que el pasado sábado se convirtió en el artillero más joven de la historia de la Liga con una diana en Balaídos. “Es muy maduro de personalidad, si entró a jugar no es por cariño sino por calidad. En el campo entran los que están capacitados, y él lo ha demostrado”, defendía el chileno. Sin refuerzos, con la soga económica al cuello. Y el peso de 12 millones, si pasa la fase de grupos, en juego.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana