Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
HENRIK LARSSON | Exdelantero del Celtic y del Barcelona

“Me quieren porque era un futbolista honesto”

El sueco, actualmente entrenador de un 'segunda', brilló durante su etapa en el Celtic y dejó dos asistencias para la eternidad con la camiseta azulgrana en la final de la Champions de París

Larsson celebra un gol del Landskrona, el ‘segunda’ sueco al que entrena Ampliar foto
Larsson celebra un gol del Landskrona, el ‘segunda’ sueco al que entrena

Es un seductor. Lo era en los albores de su carrera, cuando lucía rastas y descerrajaba las porterías con definiciones tan contundentes como precisas; lo fue después, más talludo, entronado como Rey de Reyes por la hinchada del Celtic y agasajado, en un episodio fugaz, por el graderío del Camp Nou, embrujado por su remate; y lo es ahora, sentado en el banquillo del Landskrona, un segunda sueco, ataviado de traje y corbata. Leyenda del equipo escocés, Henrik Larsson (Helsinborg, 1971) dejó un reguero de goles en Glasgow (242 en 315 partidos) y dos asistencias para la eternidad con la zamarra azulgrana en París.

Pregunta. Celtic y Barça. ¿Qué camiseta se pondrá el miércoles?

Respuesta. Lo mejor sería un empate, así todo el mundo se queda contento. Estuve siete años fantásticos en Glasgow y dos temporadas fabulosas en Barcelona. No puedo elegir.

P. ¿Qué le pareció el pulso de la ida?

R. Lo vi por la tele. Estoy muy orgulloso del Celtic, defendió muy bien, pero se enfrentaba a uno de los mejores del mundo. Domina el balón como nadie.

No era una estrella como Ronaldinho, pero no me quejaba y acepté mi rol"

P. En el Camp Nou hay quienes añoran un abrelatas, un nueve puro. Un Larsson.

R. No estoy de acuerdo. La clave de su juego está en el control de la pelota, es su forma de concebir el fútbol. Han ganado así casi todos los partidos, marcan un montón de goles y es difícil hacerlo mejor. No se les puede criticar nada.

P. Para los hinchas, su paso por Barcelona supo a poco. ¿Por qué se fue?

R. Disfruté cada instante que jugué con esa camiseta, pero quería tener más minutos. También tenía la opción competir en el extranjero, pero quería dar a mi hijo la oportunidad de comenzar una vida en casa, en Helsinborg. Tomé la decisión correcta.

P. Era uno de los ojitos derechos de la grada. ¿Cuál era su secreto?

R. Mi forma de ser, creo. No era una estrella como Ronaldinho, Deco o Eto’o, pero trabajaba duro y no me quejaba por estar en el banquillo. Supieron apreciar que venía de ser la referencia del Celtic y en el Barça supe aceptar otro rol. Me quieren porque siempre fui un futbolista honesto.

P. Jamás olvidarán sus dos asistencias en la final de París.

R. Fue maravilloso. Fui suplente, pero tenía la esperanza de jugar unos minutos. Salté al césped y esos dos pases cambiaron el partido. No se puede pedir más.

P. ¿Fue el mejor fotograma de su carrera?

R. Fue increíble. Junto a un Mundial, la Champions es lo máximo. En un partido, puedes simplemente formar parte del juego o incidir de forma decisiva en el resultado. En aquella final lo hice. Cuando repaso mi carrera me doy cuenta de que rendí muy alto en los grandes partidos. Ese fue uno de mis puntos fuertes.

P. Algunos le reprochaban que era muy fácil meter goles en Escocia.

R. Es gracioso, porque también los marqué en la Champions, en los Mundiales… Y cuando tenía 35 años, con el Manchester United, también anoté alguno que otro. No era del todo malo, ¿no?

P. ¿Con quién mantiene el contacto?

R. Suelo intercambiar mensajes con Xavi. Una de las grandezas del fútbol es esa: pueden pasar 15 o 20 años, pero existen recuerdos imborrables. Me llevaba muy bien con Gio y Van Bommel porque hablo holandés y hacían una vida más familiar. Y con Motta, porque vivíamos en el mismo pueblo. Era un buen chico.

Larsson celebra un gol con el Celtic. ampliar foto
Larsson celebra un gol con el Celtic.

P. Usted fue testigo directo de los primeros pasos de Messi…

R. Era un niño, pero ya era excelente. Eso sí, quien diga que fue capaz de predecir que iba a ser tan bueno, miente. Tiene la habilidad, la visión y el control del juego. Es un fenómeno. Siempre podré decirle a mi familia que compartimos equipo.

P. A usted también le encanta Xavi.

R. Messi merece cada premio que recoge, pero Xavi es el alma del Barça. Jamás falla un pase. Juega en una posición muy difícil y no marca los goles… Pero es la clave.

P. ¿Por qué no triunfó Ibrahimovic en el Barça?

R. Yo pienso que sí triunfó. Si repasas los partidos que jugó y su cifra de goles... Lo hizo muy bien.

P. ¿Y qué opina de Villa?

R. Tiene mi perfil. Se anticipa muy bien a la jugada, tiene mucha movilidad entre líneas y gestiona los espacios. En el Barça, aunque seas ariete, debes moverte mucho. Después solo es cuestión de controlar bien el balón y disparar. Él lo hace genial.

P. ¿Le aburre el duopolio de Madrid y Barça en la Liga?

R. La gente que piensa eso no tiene ni idea. Hábleme de otro campeonato en el que haya más de cuatro o cinco aspirantes.... No hay liga alguna, quizá solo la sueca, en la que haya más de tres aspirantes al título.

Me gustaría jugar como el Barça, pero lo intenté en mi primer año y me di un batacazo"

P. Como icono del Celtic, ¿se alegra de la desgracia del Rangers?

R. No es bueno para nadie. El derbi escocés es el duelo más intenso que jamás he vivido. El fútbol, hoy día, es economía. Amo al Celtic, pero si ellos no están, la liga escocesa pierde dinero. Tampoco es bueno para los clubes pequeños. Si los grandes no son fuertes económicamente, tampoco pueden serlo ellos.

P. Como técnico, ¿cuál ha sido su fuente de inspiración?

R. He recogido cosas de todos los que me han dirigido: O’Neill, Rijkaard, Ferguson… Aprendí de lo bueno y lo malo. Frank era un bloque de hielo. Jamás pegó un grito en un descanso. Me gustaría jugar como el Barça, pero ya lo intenté en mi primer año y me di un batacazo.

P. ¿Le tienta el banquillo del Barça o el del Celtic?

R. Quería ser el mejor jugador posible y como mánager mi objetivo es el mismo. Si no soy lo suficientemente bueno, no me llamarán. Así de sencillo.

Trayectoria, palmarés y galardones

Larsson, manteado por los jugadores del Barça.
Larsson, manteado por los jugadores del Barça.

Helsinborg (1992-1993), Feyenoord (1993-1997), Celtic de Glasgow (1997-2004), Barcelona (2004-2006), Helsinborg (2006-2007), Manchester United (2007) y  Helsinborg (2007-2009).

--------------------------------------------------------------------------------------------------------- Cuatro títulos de la Scottish Premier (1998, 2001, 2002 y 2004), dos Ligas (2005 y 2006), una Supercopa de España (2005) y una Premier (2007).

--------------------------------------------------------------------------------------------------------- - Máximo goleador de la Scottish Premier (1999, 2001, 2002 y 2003).

- Bota de Oro 2001 (35 goles).

- 106 veces internacional con Suecia, 37 goles. Participó en tres Mundiales (1994, 2002 y 2006) y tres Eurocopas (2000, 2004 y 2008).

- Caballero de la Orden del Imperio Británico.