Deportes
OBITUARIOS

Sergio Oliva, ‘El mito’ que derrotó a Schwarzenegger

Ganó tres veces seguidas la máxima competición mundial de culturismo

El culturista cubano Sergio Oliva.

La vida de Sergio Oliva (La Habana, Cuba, 1941) cambió un día de verano de 1963 cuando, en lugar de disputar la competición de halterofilia de los Juegos Panamericanos, decidió fugarse de su habitación del hotel jamaicano donde se alojaba la selección cubana. Le siguió todo el equipo de levantamiento de peso y juntos pidieron asilo en la Embajada estadounidense. Oliva era un claro aspirante al triunfo en su disciplina, pero no lo dudó, quería cambiar de vida y de deporte, nunca le gustó ser levantador de peso.

Como tantos y tantos cubanos, fijó su primera residencia en Miami. Allí se ganó la vida reparando televisores. Poco después se mudó a Chicago y fue allí donde empezó a moldear su ya de por sí hercúleo cuerpo. Sergio Oliva, fallecido el 12 de noviembre en Chicago a los 71 años, se convirtió en uno de los grandes del culturismo en muy poco tiempo. Empezó triunfando en numerosos torneos locales y en 1967 conquistó su primer Mister Olympia, la competición más relevante a escala mundial.

Repitió éxito los dos años siguientes, en 1969 derrotando a un joven austriaco llamado Arnold Schwarzenegger. De hecho, esa sería la única derrota del exgobernador de California en todas sus participaciones en Mister Olympia. En 1970 Oliva fue derrotado por el futuro actor de forma muy ajustada, algo de lo que siempre se quejó el cubano, que consideró que le habían robado el título. A pesar de la enconada rivalidad que mantuvieron, el uno siempre habló bien del otro. “Sergio Oliva ha sido uno de los grandes culturistas de la historia, un verdadero amigo y un temible competidor con personalidad única”, escribió Schwarzenegger en su cuenta de Twitter cuando conoció la noticia del fallecimiento del cubano.

Los triunfos de Oliva se debían a su espectacular físico, un cuerpo esculpido en el gimnasio que llegó a ser calificado con el adjetivo de perfecto, siempre bajo los cánones del culturismo. Sus triunfos y sus rotundos músculos le proporcionaron el sobrenombre de El Mito. Su pecho medía 147 centímetros; sus muslos, 84 y sus brazos, 58.

Su pecho medía 147 centímetros de ancho, su muslo, 84 y su brazo, 58

El culturista siguió acumulando victorias a la vez que preparaba su ingreso en el cuerpo de policía de Chicago, donde permaneció muchos años. Oliva bromeaba diciendo que los mayores problemas como agente los tuvo cuando le tenían que hacer el traje a medida. El cubano también probó suerte en el cine y actuó en dos películas, aunque con poco éxito. El episodio más trágico de su vida aconteció en 1986, cuando su esposa le disparó cinco tiros y estuvo cerca de la muerte. Sin duda, su mastodóntico cuerpo le ayudó a sobreponerse a las heridas.

 

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Mirotic sobrevuela el duelo de los Gasol

Las actuaciones de Butler y del expívot del Madrid propician el triunfo de los Bulls

Así cayó el Muro del Caribe

Un consejero de Obama y un diplomático hispano de EE UU fraguaron con los negociadores cubanos en nueve reuniones el acercamiento entre ambos países

Agentes del CNI, grabados mientras grababan al 'pequeño Nicolás'

La cinta clandestina, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, ha sido entregada al juzgado que investiga los posibles delitos de Francisco Nicolás Gómez

Camino de París

El 'Oratorio de Navidad' de Bach, interpretado por el conjunto Les Talens Lyriques y por el Cor de Cambra del Palau de la música, pasó por el Palau antes de viajar a París

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana