Champions League 2013-2014

El debutante es el líder

El Málaga empata ante el Zenit en San Petersburgo con los suplentes (2-2) y pasa a octavos como primero de grupo

Algo atascado en la competición doméstica, donde el Málaga acusa el cansancio de una temporada frenética consagrado a una pelea en tres frentes, el equipo andaluz sigue alargando su sueño en Europa, donde se mantiene invicto, acumula objetivo tras objetivo y ya es matemáticamente primero de su grupo después de lograr un empate en casa del Zenit. Tiene mérito el Málaga, que cuajó un primer tiempo excelente, en que hizo dos goles como dos soles, se comportó como un equipo sólido la mayoría del partido y encontró en su meta Caballero la última muralla ante el ataque desesperado del Zenit. La millonaria inversión rusa no ha cuajado en la máxima competición continental. No se cansa de hacer historia el equipo andaluz, cuyos números en Europa hablan a las claras de la calidad y el compromiso de su plantilla, así como del buen hacer de su entrenador, Manuel Pellegrini. El Málaga, debutante en la Liga de Campeones, pasa a los octavos como líder de su grupo a falta de una jornada. Y con un equipo esta vez repleto de suplentes.

ZENIT, 2 - MÁLAGA, 2

Zenit: Malafeev; Anyukov (Bystrov, m. 80), Alves, Lombaerts, Hubocan; Shirokov (Fayzulin, m. 71) Denisov; Witsel, Danny, Hulk; y Kerzhakov. No utilizados: Baburin, Zuev, Zyryanov, Semak y Kanunnikov.

Málaga: Caballero; Gámez, Demichelis (Weligton, m. 46), Onyewu, Eliseu; Duda (Portillo, m. 62), Toulalan, Camacho, Buonanotte; Seba (Juanmi, m. 76) y Santa Cruz. No utilizados: Pol; Isco, Recio y Fabrice.

Goles: 0-1. M. 7. Buonanotte. 0-2. M. 9. Seba. 1-2. M. 49. Danny. 2-2. M. 86. Fayzulin.

Árbitro: Olegário Benquerença, de Portugal. Expulsó tras el partido a Bystrov. Amonestó a Demichelis (conlleva suspensión), Danny, Buonanotte, Seba, Anyukov, Alves y Weligton.

Unos 25.000 espectadores en el estadio Petrovski.

El idilio del Málaga con la Liga de Campeones sigue jornada tras jornada. El cuadro andaluz se presentó ante el Zenit con un once plagado de no habituales, consciente Pellegrini de la necesidad de dar descanso a jugadores importantes de su corta plantilla, caso de Joaquín, Saviola, Isco y Weligton. Elementos necesitados de aire que no fueron necesarios, salvo el central, en el duelo ante el millonario equipo ruso. El motivo, la gran trayectoria del equipo en la competición europea, que le permitió al chileno rotar y dar entrada a peones como Seba, Santa Cruz, Buonanotte, Duda y Onyewu, hasta el momento reservas que, sin embargo, demostraron en Rusia su hambre y sus ganas por hacerle ver a Pellegrini que son válidos para las altas empresas que el equipo andaluz tiene por delante.

Con seguridad, otra de las múltiples virtudes del técnico chileno es la de mantener intacta la competitividad de todos los jugadores de ese grupo al que ha hecho resistente a pesar de los impagos y los problemas institucionales.

Solo así puede entenderse la fastuosa puesta en escena del Málaga. Enchufado y pujante, dibujó un contragolpe de ensueño para desbaratar, de un plumazo, el débil sistema defensivo del Zenit, un flan atrás, un equipo confeccionado a base de millones de euros pero sin alma, lo que dice poco de la labor de un entrenador tan alabado como Spalletti. Un pase al hueco al rápido Seba acabó en un centro preciso al área, donde Buonanotte la enchufó con eficiencia. Solo dos minutos más tarde, a los nueve, Santa Cruz le robó el balón al meta Malafeev para dar el pase de gol a Seba.

El cero a dos, contundente, golpeó en las entrañas al Zenit, ansioso, precipitado, con Hulk queriendo resolver el partido por su cuenta, lo que provocó incluso que fuera silbado por su público. Manejó sin problemas el Málaga la primera parte, equilibrado por Toulalan y asentado en la inteligencia táctica de Santa Cruz, siempre bien colocado para ayudar al compañero. Tan controlado tenía el partido el Málaga que se permitió el lujo de que Demichelis viera la amarilla que le permitirá descansar en el último partido de la fase de grupos, ante el Anderlecht en La Rosaleda, pues ya apabulló a los belgas en Bruselas.

Enchufado y pujante, el equipo de Pellegrini desbarató al Zenit en un inicio fulgurante

Sufrió el Málaga al inicio de la segunda mitad, cuando el Zenit, impulsado por el recuperado Danny, recortó distancias y a punto estuvo de empatar por mediación de Kerzhakov. Minutos de confusión y lógica reactivación del Zenit, de buenos movimientos del centro del campo en adelante, pero sin pasión hacia su portería. La tempestad no se llevó por delante al Málaga, pues no está el Zenit para grandes empresas. De repente, un numeroso grupo de pequeños jugadores, como Seba, Buonanotte o Juanmi, volvieron a dominar el balón, escoltados por el soberbio trabajo de Camacho y Toulalan.

Con lo que no contó el Málaga fue con el ataque alocado del Zenit en el último suspiro, lo que descontroló el partido, hasta convertirlo en un ida y vuelta en el que lo mismo empató Fayzulin que Santa Cruz, Buonanotte o Juanmi gozaron de claras opciones para lograr el tanto del triunfo. No hizo falta, el empate justificó de sobra el excelente despliegue de este Málaga que puede ahora centrarse en la Liga, donde sus últimos resultados no son tan brillantes como en Europa.

Pellegrini: “Varios jugadores me han demostrado que puedo contar con ellos”

Pellegrini, durante el partido en San Petersburgo. / KIRILL KUDRYAVTSEV (AFP)

Manuel Pellegrini volvió a salirse con la suya. El entrenador del Málaga logró que su equipo consiguiera el punto que le hace ser líder de grupo de forma matemática, y, además, lo conquistó dándole descanso a jugadores como Joaquín, Isco y Saviola. “Ha sido una suerte lograr el punto que nos faltaba para rematar una fase de grupos fantástica. Tiene mérito porque lo hemos conseguido ante un gran rival como es el Zenit, que tiene a jugadores de una enorme calidad”, aclaró el chileno, quien destacó el papel de sus secundarios. “Valoramos mucho este empate porque varios jugadores han sabido aprovechar perfectamente la oportunidad que se les ha dado. Me han demostrado que puedo contar con ellos mientras que otros compañeros han podido descansar”, añadió.

El técnico también alabó el gran primer tiempo de su equipo. “Habíamos planteado el partido con la intención de apretar al Zenit en su campo, puesto que sabíamos que tiene problemas para sacar el balón desde su defensa. Nos ha salido bien, hemos logrado dos goles muy buenos y muchas opciones de hacer un tercero que nos hubiera dado la victoria. Tengo mis dudas en el empate de ellos por la posición de Danny, pero doy por bueno el empate”, reseñó.

Tras la gran actuación del equipo andaluz en la Liga de Campeones, toca ahora centrarse en la Liga, donde el Málaga acumula cuatro partidos sin conocer la victoria (dos empates y dos derrotas). “En la Liga estamos en una situación expectante, a un punto de la Liga de Campeones, pero es cierto que hemos tenido dos derrotas en casa con las que no contábamos. Ahora queremos dar un apretón hasta diciembre para marcharnos de vacaciones con un buen número de puntos”, argumentó Pellegrini, cuyo equipo se enfrenta el próximo sábado al Valencia.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana