Deportes

Hasta que Rudy quiso

Al Madrid le basta con el acierto puntual de su escolta para vencer (63-71) a un blando Cajasol tras remontar con facilidad 12 puntos de desventaja ● El Caja Laboral de Tabak endereza el rumbo tras superar a Unicaja (90-79) ● Murcia, CAI ganan en casa y Gran Canaria a domicilio

Rudy Fernández anota ante el Cajasol. / RAUL CARO (EFE)

Habían transcurrido ocho minutos de juego y el Madrid sesteaba sobre el parquet del Municipal de San Pablo cuando Laso pidió su primer tiempo muerto. “¡Podemos hacer algún esfuerzo, algún movimiento…algo!”, clamó el técnico después de pasar unos segundos mirando a los ojos a su tropa. Un parcial de 14-2 retrató a los blancos en un comienzo frío y cargado de suficiencia frente a un Cajasol sorprendido ante semejante bicoca. Los efervescentes Asbury y Dozier lideraron a los de Aíto mientras su rival disparaba como una escopeta de feria. Al término del primer acto las estadísticas eran concluyentes. 14-6 a favor del conjunto sevillano con tres de 18 en tiros de campo y cuatro pérdidas de balón en el expediente del Madrid. Apenas Rudy comenzaba a afinar en plena modorra. Pero la aparición episódica del escolta mallorquín, con 10 de sus 14 puntos en el segundo cuarto, bastaron a los blancos para derretir a un débil Cajasol y consolidar su liderato invicto.

Cajasol, 63 - Real Madrid, 71

Cajasol: Satoransky (11), Tepic (0), Asbury (15), Dozier (13) y Balvin (-) -cinco inicial-; Triguero (9), Burjanadze (0), Corrales (0), Sastre (3), Bogdanovic (0) y Holland (12).

Real Madrid: Dontaye Draper (0), Llull (7), Carlos Suárez (0), Mirotic (6), Begic (2) -cinco inicial-, Rudy Fernández (14), Pocius (5), Felipe Reyes (9), Sergio Rodríguez (8), Carroll (10) y Slaughter (10).

Parciales: 14-6; 20-31; 10-20 y 19-14.

Árbitros: Arteaga, Guirao y Martínez Fernández. Eliminaron por cinco faltas personales al local John Holland (m. 38).

Palacio de los Deportes San Pablo: 6.800 espectadores.

Con su equipo mostrando su mejor cara mientras tuteaba al líder, Aíto prosiguió con su rictus más taciturno. Cogió su pizarra y comenzó a garabatear en riguroso silencio, enseñando la amalgama de flechas a sus hombres, sin palabras. Un minuto de silencio para la reflexión. Con más de 20 años de trayectoria y un currículo excelso, el técnico muestra una extraña mezcla de solemnidad y hastío al frente de un grupo joven, inconstante y ciclotímico que se desmorona con una facilidad impropia del profesionalismo.

Bastó un leve achuchón defensivo del Madrid y la disposición de Rudy para convertir el inicio de los sevillanos en un mero espejismo. Al descanso, los 14 puntos del escolta mallorquín, bien secundado por las certeras apariciones de Carroll, ya daban ventaja a los visitantes (34-37).

Poco después Aíto tomó la palabra. Ahora sí, sin pizarra, sin tácticas, a viva voz, trató de buscar la tecla que hiciera reaccionar a los suyos. “¡Nos quedamos mirando siempre!, ¡energía!, ¡energía en defensa y en ataque!”, reclamó a los suyos, barruntando el enésimo patinazo de su equipo que a los 25 minutos de partido sumaba hasta 18 pérdidas de balón. El Madrid comenzó a correr y la profunda rotación de Laso pasó el rodillo en Sevilla. Un parcial de 1-14 en el tercer cuarto disparó definitivamente a los blancos (35-51, m. 28) que, con la misión encarrilada, comenzaron a dosificarse. Principalmente, Rudy Fernández, que martirizado por unas molestias de espalda recibía masajes en el banquillo mientras Sergio Rodríguez, Pocius, Slaughter y Felipe Reyes (nueve puntos y 12 rebotes) ponían una vez más en valor el repertorio madridista, aún a la espera de Hettsheimeir.

A pesar de unos discretos porcentajes de tiro, la velocidad de crucero que aplicó el Madrid se hizo inabarcable para el Cajasol que palidecía sin remisión a pesar del empuje de Holland y la impulsividad de Satoransky. Una batuta tan enérgica como irreflexiva para un equipo sin rumbo que Aíto no logra activar.

El Caja Laboral de Tabak endereza el rumbo tras ganar con solvencia a Unicaja (90-79)

Caja Laboral, 90 - Unicaja, 79

Caja Laboral: Heurtel (11), Oleson (14), Nocioni (8), Bjelica (10) y Lampe (17) -cinco inicial-, San Emeterio (12), Pleiss (7), Cabezas (5) y Causeur (6).

Unicaja: Calloway (6), Simon (16), Urtasun (2), Vázquez (11) y Zoric (6) -cinco inicial, Gist (10), Perovic (7), Williams (17), Dragic (2), Lima y Jiménez.

Parciales: 26-14; 14-23; 26-25 y 24-17.

Árbitros: Pérez Pizarro, Perea, Manuel. Eliminado Zoric (m. 38).

Buesa Arena: 9.236 espectadores.

Tras el papelón del pasado viernes en la Euroliga (82-45 en Kaunas), el Caja Laboral regresaba al Buesa Arena aun traumatizado por el triste final de la era Ivanovic. Tabak está obligado a gestionar el luto al tiempo que apuntala las grietas que amenazan con destartalar al otrora rocoso proyecto de Querejeta. Momentáneamente, el cuadro vitoriano se rearmó frente a un rival directo. El peso de Lampe en la puintura (17 puntos y siete rebotes) y el acierto de Oleson en el perímetro (14 puntos) fueron argumento suficiente para tumbar a Unicaja (90-79) y ganar tiempo en la reconstrucción.

Irregular en Liga (cinco victorias y tres derrotas) y desconocido en Europa (un triunfo en siete partidos), el Baskonia recibía con respeto al lustroso proyecto malagueño. Sin embargo, los de Repesa, que se pasean con firmeza en Europa liderando su grupo por encima de los galones de Maccabi y Montepaschi, tampoco acaban de compaginar sus prestaciones en la versión doméstica y sellaron su cuarta derrota a pesar del empeño de Simon y Williams, que con 18 y 17 puntos respectivamente, sostuvieron a su equipo hasta el tramo final.

El partido se resolvió en los últimos seis minutos cuando los malagueños se situaron a solo cuatro puntos (68-64) tras vivir el partido a remolque, pero un acelerón final de los vitorianos solucionó la papeleta.

Otros resultados

UCAM Murcia, 87; Blancos de Rueda, 81. CAI Zaragoza, 77; FIATC Joventut, 57. Blusens, 76-Herbalife Gran Canaria, 78. Con motivo del Día Internacional contra la Violencia de Género, la Liga Endesa guarda un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas en todos los partidos.

Valencia-Barcelona Regal (18.00, Teledeporte) y Assignia Manresa-Asefa Estudiantes (19.00).

La jornada más anotadora en cuatro temporadas

La Liga Endesa ha vivido este fin de semana la jornada más anotadora de la temporada, con 80,3 puntos por equipo y 15 de los 18 clubes por encima de los 76 tantos. Estas cifras muestran el crecimiento de la anotación media, que supera en tres puntos los registros de la última campaña (73,4).

De acuerdo con la ACB, este promedio de puntos de la jornada 9 es el más alto de la temporada y el segundo mejor registro sin prórrogas de los últimos tres cursos (temporada 2010-11, jornada 34 con 81,9). Esta temporada de la liga ACB cuenta también con los mejores registros anotadores de las últimas cuatro temporadas, ya que desde el curso 2008-09, con 78,5 puntos, no ha habido un promedio más alto.  

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Cae una red que introducía en Europa familias sirias por Barajas

La operación, con 18 detenidos, muestra la presencia de las mafias de Oriente Próximo

“Yo no me avergüenzo de 30 años de lucha y desprecio a mis mayores”

“Podemos igual responde a algún interés por fracturar el voto de izquierda", señala López

Casarrubuelos rechaza investigar el ‘caso Púnica’

El nuevo alcalde alega que suspende la comisión por el secreto de sumario. El PP de Madrid asegura que desconocía la decisión

Un sector de IU pide separar las urnas de militantes y simpatizantes

Denunciada la presencia de 2000 'infiltrados' de Podemos entre los 8000 simpatizantes

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana