Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sevilla se desploma

Un gran inicio del Valladolid sorprende al conjunto andaluz, que llegó a jugar con 10 tras la expulsión de Medel

Resulta incomprensible en el fútbol de elite afrontar un partido como lo hizo el Sevilla. Desconectado y frío, con una actitud cercana a la desgana, el equipo de Míchel vio cómo el Valladolid lo destrozó en 15 minutos. Un cuarto de hora frenético donde el Sevilla recibió dos goles y pudo recibir otro más de no ser por la actuación de Diego López, que dejó en el banquillo a Palop. Un auténtico ciclón que arrasó a un equipo en franca decadencia, en plena caída, al que ni sus dirigentes ni su entrenador encuentran arreglo. Los 15 minutos que hizo el Sevilla rozaron el ridículo ante un Valladolid bien plantado, con las ideas claras, eficaz y donde se nota la mano de un entrenador con hambre, Djukic.

A ese penoso inicio se sobrepuso el Sevilla con orgullo, hasta el punto de que metió al Valladolid en su área y buscó con insistencia el empate después de un autogol de Manucho. Le faltó oficio al Valladolid para detener el vendaval de un rival incluso en inferioridad, una vez expulsado Medel. Momentos de zozobra del equipo castellano, incapaz de tener el balón, superado por la fogosidad andaluza. No fue suficiente para el conjunto sevillano, honrado, pero a años luz de ese equipo que deslumbraba hace muy poco tiempo.

Lo intentó Míchel con un cambio muy valiente, permitiendo el estreno de una joven promesa chilena, Rabello, por el lateral Cicinho. Mejoró el Sevilla, que al menos buscó con orgullo la meta del Valladolid. Lo mínimo que se puede exigir a un grupo destinado a metas más altas a pesar de las numerosas bajas con las que encaró el partido. Rabello envió un balón al palo. También lo intentó Navas, incluso Medel, en un arraque de rabia digno de elogio, pero quizás algo tardío. Apretó el Sevilla, acortó distancias en el marcador y metió al Valladolid, demasiado tierno, en su área. Incluso con uno menos por la absurda expulsión de Medel.

SEVILLA, 1 - VALLADOLID, 2

Sevilla: Diego López; Cicinho (Rabello, m. 27), Cala, Botía, Fernando Navarro; Maduro (Kondogbia, m. 50); Navas, Medel, Reyes, Perotti (Álex Rubio, m. 78); y Babá. No utilizados: Palop; Coke, Bernardo y Campaña.

Valladolid: Dani; Rukavina, Rueda (Peña, m. 81), Valiente, Balenziaga; Álvaro Rubio (Sastre, m. 74), Víctor Pérez; Ebert, Óscar, Omar (Bueno, m. 84); y Manucho. No utilizados: Jaime; Sereno, Baraja y Javi Guerra.

Goles: 0-1. M. Ebert. 0-2. M. 12. Óscar. 1-2. M. 49. Manucho, en propia puerta.

Árbitro: José Antonio Teixeira Vitienes. Expulsó a Medel por doble amarilla (m. 63). Amonestó a Rukavina, Fernando Navarro,Cala, Ebert, Dani, Peña, Bueno y Víctor Pérez.

Unos 23.000 espectadores en el Ramón Sánchez Pizjuán.

Más información