Deportes

Especial Fórmula 1

Hamilton, un sueldo por las nubes

Mercedes presenta el W04, “el fruto de la reconstrucción del equipo”, según Ross Brawn

Hamilton y Nico Rosberg, durante la presentación del nuevo Mercedes / Paul Gilham (Getty Images)

Aunque resulta prácticamente imposible saber con exactitud la gran cantidad de dinero que Mercedes le prometió a Lewis Hamilton para que abandonara McLaren a finales de la temporada pasada y se vinculara con la marca de la estrella, en su momento trascendió que la oferta rondó los 70 millones de euros por los tres años acordados. Hamilton es único para lo bueno y para lo que no lo es tanto, y solo a él se le puede haber ocurrido gastarse el sueldo correspondiente al primer año comprándose un avión privado de 23 millones, cuando ni siquiera ha disputado una carrera ataviado con el mono de su nuevo equipo.

El juguetito es un jet Bombardier CL-600 de color rojo chillón, una nave de larga distancia capaz de alcanzar una velocidad de 800 kilómetros por hora, con bar y cama, registrada con las siglas LCDH que corresponden a su nombre completo, Lewis Carl Davidson Hamilton, y que estos días permanece en una de las zonas de estacionamiento del aeropuerto de Jerez. Pocas horas después de aterrizar, el campeón del mundo de 2008 presentaba en la recta principal del circuito andaluz el Mercedes W04, el prototipo con el que tanto él como Nico Rosberg pilotarán en el Mundial que arrancará en Australia el 17 de marzo, un bólido que aparentemente parece una solución continuista del modelo anterior, aunque Ross Brawn, el director de la división de F-1 de la compañía alemana, asegurara que debajo de la primera capa de tejido se esconde un monoplaza con algunos elementos que pillarán a trasmano a más de uno.

“En estos momentos no sé en qué punto está el coche, más allá de algunas cuestiones aerodinámica que he podido constatar. Los técnicos han mejorado algunas cosas, pero esencialmente se trata de una evolución”, consideró Hamilton, que nada más firmar con su nueva estructura, en noviembre, ya se quitó de encima cualquier presión afirmando que en ningún caso va a poder ganar un gran premio en 2013. “El objetivo es mejorar el rendimiento del año pasado. Se consiguió una victoria [Rosberg se impuso en China], pero no se lograron podios suficientes ni los objetivos que se merecía el equipo [Rosberg terminó el noveno y Michael Schumacher, el 13º]”, puntualizó el chico de Tewin.

“En el W04 hay una serie de innovaciones importantes, aunque para darse cuenta de ellas hay que realizar una mirada un poco más profunda”, advirtió Brawn. “Estamos contentos con las soluciones que hemos incorporado”, zanjó el ingeniero, que tendrá que esperar a mañana para ver cómo se desenvuelve Hamilton al volante.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Semana fatal para Cuauhtémoc, Santos y Bill Cosby

Corresponsales internacionales y analistas ponen la calificación en Washington

¿En qué está América Latina?

Entrevista con Michael Reid, editor y autor de la columna Bello de The Economist

La reforma migratoria de Obama: ¿buen fin pero camino equivocado?

Los corresponsales de EL PAÍS y 'El Universal' y especialistas debaten sobre la última medida del presidente estadounidense

Nuevo error policial en Nueva York

Un agente inexperto mata a un joven negro desarmado en unas viviendas de Brooklyn

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana