Deportes

Llull, tras la entrevista. / Foto: A. RUESGA / Vídeo: L. Almodovar

Hace casi un año, tomó el Palau Sant Jordi de Barcelona con 23 puntos, cinco triples y cinco asistencias para romper con 19 años de sequía copera del Madrid, con cuatro temporadas sin títulos en la casa blanca y con varios cursos de tiranía azulgrana. Sergio Llull (Mahón, Menorca, 1987), MVP de la pasada Copa del Rey, destila ambición antes de volver a medirse al Barça, esta vez en cuartos.

Pregunta. ¿Cuándo comenzó a jugar al baloncesto?

Respuesta. A los cinco años, en el colegio La Salle de Mahón. En todos los recreos y después de las clases siempre estábamos jugando. No había tácticas, jugábamos al pilla-pilla, a hacer entradas a canasta, minipartidos y a esto que se ha hecho toda la vida de hacerte tu propia cuenta atrás de ‘tres, dos, uno’…y tirar al límite…imaginando que ganabas el partido en el último tiro. Allí estuve hasta los 15 años que fiché por el Manresa.

Sergio Llull, después de la entrevista. / Alejandro Ruesga

P. Llegó al Madrid con 19 años y ya es un emblema, ¿en qué ha cambiado?

R. He ganado madurez. Antes era el chaval que revolucionaba el partido, el que hacía contraataques corriendo como un loco. Ahora soy más completo a la hora de leer los partidos, de saber que ritmo conviene al equipo, cuando acelerar y cuando parar, pierdo menos balones…Soy mejor jugador, pero nunca se deja de aprender. Seguro que Prigioni, con 39 años, está aprendiendo mil cosas nuevas en la NBA. O eres Michael Jordan o nunca dejas de aprender.

P. Lo que no cambia es su capacidad para crecerse en los momentos de más tensión.

R. Es algo que va con el carácter. No me gusta perder a nada, he tenido mil peleas con mi hermano pequeño cada vez que jugábamos a la play o a cualquier otro juego y eso hace que en los momentos decisivos salte ese chip e intente dar lo máximo para ganar. Me gusta esa asumir esa responsabilidad. La gente se identifica con la garra. Les gustan los jugadores que se dejan la piel en la pista, que juegan con mucho corazón y que nunca dan el partido por perdido.

P. ¿Qué es el miedo?

Unos tiros entran y otros no pero el que no lo intenta seguro que no va a meterlos nunca

R. Una sensación que no debes tener. Yo no lo conozco. No me escondo nunca. Hay que tener respeto por los rivales, pero no hay que dar el paso hacia el miedo porque se vuelve en tu contra. Unos tiros entran y otros no pero el que no lo intenta seguro que no va a meterlos nunca. Hay que estar convencido de acertar. Pero ahora tenemos una plantilla muy amplia, no dependemos de un solo jugador y en los momentos calientes tenemos a Rudy, Carroll, Sergio Rodríguez…que también se crecen. Todos nos sentimos importantes.

P. ¿Se considera un líder?

R. Esas etiquetas las tienen que poner los demás. Intento echarme al equipo a la espalda en los momentos difíciles; animando a los compañeros o asumiendo tiros decisivos; buscando elegir siempre la mejor opción para ganar.

P. Renovó hace poco hasta 2018, ¿renuncia a la NBA?

R. Estoy en el lugar perfecto. Donde quiero estar. Pero no me cierro puertas nunca. De momento está aparcado, me tratan muy bien aquí, la afición me quiere y quiero seguir aquí muchos años y conseguir títulos.

Sergio Llull durante la entrevista. / alejandro ruesga

P. ¿Cómo se definiría como jugador y en qué posición se colocaría?

R. El baloncesto es una mezcla de aptitud física y fortaleza mental. Soy un jugador eléctrico, rápido, buen penetrador y buen defensor. Me definiría como base. Empecé ahí y me siento muy cómodo en esa posición, pero cambio muy rápidamente al rol de escolta. La polivalencia es una ventaja, no un problema.

P. Se les ve felices con el estilo de Laso.

R. Es dinámico, vistoso y, además, eficaz; cada vez enganchamos a más gente. Los jugadores nos sentimos muy cómodos y se nos nota. Cuando metes 100 puntos todo es de color de rosa, pero también tenemos que saber que nuestra base parte de la defensa. Cuando defendemos bien y controlamos el rebote es cuando más y mejor podemos imponer nuestro ritmo. Hemos alcanzado una regularidad que antes no teníamos, sin altibajos. Pero a partir de ahora es cuando hay que mantener ese nivel porque es cuando se empiezan a decidir los títulos.

“Laso nos ha dado mucha confianza y así es mucho más fácil jugar”

P. ¿Qué tiene este Madrid que no tuvieran los años anteriores, los años sin títulos?

R. Confianza. Pablo [Laso] nos ha dado mucha confianza y así es mucho más fácil jugar. En años anteriores no la teníamos, nos faltó suerte y además había un gran Barça que estaba por encima del resto y nos impedía ganar títulos.

P. La pasada Copa del Rey fue un punto de inflexión

R. Lo necesitábamos. El Barça nos había ganado todas las finales en los últimos tres o cuatro años y necesitábamos dar un paso adelante y ganarles un título importante. Que fuera además en el Sant Jordi, en su casa, lo hizo aún más especial. Fue el mejor partido de mi carrera. El recuerdo más especial.

P. ¿Se estaban cansando de perder?

R. Perder no le gusta a nadie y menos contra el Barça. Ahora hemos equilibrado las fuerzas y todo está mucho más igualado.

P. ¿Cómo sienta llegar como favoritos?

R. Nos halaga, pero no pensamos en ello. La Copa es cuestión de concentración y cualquier pequeño detalle te deja fuera. No hay favoritos. Además aquí la presión y la responsabilidad la tenemos siempre. No hay lugar para la relajación.

Sergio Llull, después de la entrevista. / alejandro ruesga

P. ¿Cómo ve al Barça?

R. Llegan en su mejor momento. Están haciendo un último mes de competición espectacular en Liga y Euroliga. Al principio fueron un poco irregulares pero están en clara línea ascendente.

P. ¿Tiene suficiente confianza con Navarro como para preguntarle cómo llega físicamente?

R. Quizá llegue algo tocado, pero llegará seguro. Si tiene que forzar lo hará porque no se perdería por nada del mundo unos cuartos de Copa y menos contra el Madrid. Habrá que estar muy atentos para que no nos la líe como en el partido de Liga en Barcelona. Si está enchufado es imparable.

P. ¿Afrontar otro clásico, cansa o motiva?

R. Nunca cansa, siempre son partidos especiales. Bromeábamos antes del sorteo con que nos tocaría contra ellos y acertamos. No se guardan piques, ni hay cuentas pendientes, pero te motivas muchísimo. Contra ellos siempre se compite por la historia.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana