Deportes

“El Madrid siente más presión”

El pívot del Barcelona, que ganó la Copa la temporada pasada con el equipo blanco, tiene como objetivo destronar a su exequipo

Ante Tomic, en un partido de la Euroliga. / Victor Salgado

Ante Tomic (Dubrovnik, 17 de febrero de 1987) fue campeón de la Copa del Rey hace un año en el Palau Sant Jordi con el Madrid. El pasado verano, tras ser descartado por el club blanco, el pívot croata, de 2,16 metros y 116 kilos, fichó por el Barcelona Regal. Su reto, hoy en los cuartos de final de la Copa en Vitoria, es destronar a su exequipo.

Pregunta. ¿Cambia mucho la perspectiva abordar el clásico vestido de azulgrana?

Respuesta. Cambia. Creo que ellos siguen teniendo más presión en este tipo de partidos. En el Barcelona sí, también hay una tensión, pero es más positiva. Aquí se disfruta más.

P. Cuando se proclamó campeón con el Madrid en el Palau Sant Jordi, debieron disfrutar.

R. Sí. Tuvimos esa oportunidad en Barcelona y la aprovechamos. Fue una buena experiencia. Pero no quiero recordarlo.

P. El Madrid ganó aquella Copa y, este curso, la Supercopa. ¿Cree que ellos asumen el reto sin tanto estrés como en su época?

R. Es cierto que han mejorado su mentalidad a la hora de afrontar los clásicos. Pero saben que son fuertes, que tienen muy buen equipo, que atraviesan por un momento muy bueno… Será un partido muy, muy difícil.

P. ¿Ha cambiado mucho el Madrid?

R. No, juegan de la misma manera. Tienen jugadores exteriores muy buenos y pueden meter 100 puntos fácilmente en cada partido. Tenemos que realizar una excelente defensa para ganarles.

P. Sus estadísticas han mejorado. ¿A qué se debe?

R. Es un poco de todo: los compañeros, el entrenador, mi propio trabajo, más experiencia. Cuando llegué a Barcelona ya dije que el estilo de juego del equipo me iba a ayudar mucho porque se da más cancha al juego interior. Creo que tenía razón. Ahora vemos que he mejorado bastante en valoración, puntos, rebotes, no sé qué… Pero lo más importante es que el equipo gane, más que yo tenga 20 puntos y 10 rebotes ¿sabe?

Todo el mundo sabe que juego más con la cabeza que con la fuerza

P. Le gustaría mejorar todavía más en algún apartado específico.

R. En tapones para ayudar a mi equipo en defensa, sacar los balones desde el aro, ese tipo de cosas. Y también en asistencias, aunque he mejorado porque el balón pasa más por mis manos que cuando estaba en el Madrid. Allí corría de un lado para otro, sin poder demostrar esa capacidad. Aquí, además, en media temporada he hecho más mates que en mis tres temporadas en el Madrid.

P. ¿Trabaja algo específico en cuanto a fuerza física?

R. Siempre. Antes y después de cada entrenamiento hago una sesión con el preparador físico. Sé que debo mejorar mi físico para poder jugar mejor tanto en defensa como en ataque frente a los pívots más fuertes, aunque todo el mundo sabe que juego más con la cabeza que con la fuerza.

P. Es un tipo de objeción a su juego que le debe haber acompañado ya desde que era pequeño.

R. Sí. Decían: ‘Este tío es bueno, pero le falta algo’. Bueno, he mejorado mucho, en este aspecto también.

P. ¿Empezó ya jugando de pívot?

R. De base. ¡Sí, de base! Esa es la verdad. Cuando estaba en Dubrovnik.

Me gusta que me comparen con Pau Gasol, pero no es muy real"

P. ¿Y cuando fichó por el KK Zagreb, con 16 años, en 2003?

R. Jugaba de alero, de cuatro y de cinco.

P. ¿Las metía desde fuera?

R. En el equipo junior tiraba muchos triples. Ahora, con los años, nada. No sé por qué.

P. Por eso se le compara también con Pau Gasol, que también empezó de alero.

R. Sí, lo mismo. Esa comparación me gusta, me encanta, pero no es muy real.

P. ¿Por qué?

R. Tenemos características parecidas, pero creo que no se nos puede comparar. Cuando yo gane la mitad de las cosas que él ganó, entonces podemos hablar de algo. Es un jugador espectacular, completo, un pívot moderno.

P. ¿En quién se fijaba cuando era un chaval?

R. En seis o siete años en Zagreb tuve doce entrenadores. Y cada año se cambiaban seis o siete jugadores. Yo jugaba con jugadores mucho más mayores como Alihodzic, Erjavec, que no eran grandes estrellas, pero que te podían ayudar muchísimo. Aprendí de ellos, más que de los entrenadores, a los que no les daba tiempo por falta de continuidad, aunque Zdravko Radulovic me hizo debutar, con Zeljko Pavlicevic ganamos nuestro primer trofeo y Denis Bajramovic me ayudó mucho en mi último año allí, antes de fichar por el Madrid.

P. Pero había algún croata en la NBA en el que se fijara.

R. Sí, recuerdo a Kukoc con los Bulls. Él y Drazen son los mejores jugadores en la historia de Croacia. A Drazen no lo vi, porque yo tenía cuatro o cinco años cuando murió. Fueron maravillosos y fue la mejor época de nuestro baloncesto. Vi algunos partidos del Cibona y el Sibenik de aquella época. Era muy divertido ver a aquellos jugadores, tíos tan altos con pantaloncitos tan estrechos… muy divertido. Luego, no sé por qué, siempre hemos cometido algún error o nos ha faltado algún detalle para seguir ganando medallas. Ahora, tenemos mucha esperanza en que los jugadores jóvenes como Saric o Hezonja nos ayuden a mejorar.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

México choca con el presidente de Uruguay por el caso Iguala

La cancillería "rechaza categóricamente" las críticas de Mújica y decide convocar al embajador uruguayo

La sociedad postnacional

Hemos de recuperar el legado de afecto y civilidad que permita la convivencia y superar la epidemia identitaria que nos aturde

Despedida barroca

Natalie Dessay demuestra en el Liceu que la expresividad y la emoción de su canto siguen intactas a pesar de los problemas de salud que la llevan a dejar los escenarios

‘Si és que hi ha cases d’algú…’

Mientras los promotores de Caufec volvían a mirar sus planos, en Barcelona se producía la semana negra de los deshaucios

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana