Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Baena regatea al Barça

El caso del hoy medio del Espanyol, que firmó un contrato con 13 años y que no deberá indemnizar a su exclub, sentará jurisprudencia

Raúl Baena, en el partido contra el Levante.
Raúl Baena, en el partido contra el Levante. AS

“Estoy contento de que se haya hecho justicia”, dice Raúl Baena. No tendrá que indemnizar al Barcelona con 3,5 millones de euros por romper un precontrato de trabajo después de que el Tribunal Supremo haya declarado nulo el mismo. Baena llegó al Barça con 13 años en 2002 y firmó por diez años; en la temporada 2008 fichó por el Espanyol, que a través del jugador pagó al club 30.000 euros de indemnización por derechos de formación.

Había una cosa ilógica: un niño de 13 años, hipotecado de por vida por un contrato firmado por sus padres

El abogado del jugador

El Barcelona denunció al jugador y en 2009 un juzgado condenó a Baena a pagar 500.000 en concepto de indemnización. Baena y el Barça recurrieron la sentencia ante la Audiencia Provincial, que en 2010 condenó al jugador a pagar los 3,5 millones reclamados por el club más los intereses. Baena interpuso un último recurso ante el Supremo, que ha dado la razón al jugador.

“Había una cosa absolutamente ilógica: un niño de 13 años estaba hipotecado de por vida por un contrato firmado por sus padres. La sentencia del Tribunal Supremo va a sentar jurisprudencia y a partir de ahora los clubes van a tener que replantearse sus contratos con los menores de edad”, dice Ricardo Morante, abogado del jugador malagueño.