Deportes

Jugó como si fuera un diez mirando con panorámica a la portería del Granada y terminó por marcar dos goles. El primero, de puro nueve, tras cazar un rechace de Toño a disparo de Cesc; el segundo, con un lanzamiento de falta desde la frontal del área. El Barcelona necesitaba dos goles para llevarse el partido y la Pulga picó dos veces. Así de fácil, así de simple, así de común para un futbolista que con los de ayer, suma 301 goles en 366 partidos con el Barcelona, 206 en la Liga.

En Granada esperaban que Messi tuviera un mal día, o al menos eso dijo Nolito, dispuesto a confiar en la posibilidad de que su equipo le ganara al líder. Y el Granada lo intentó, pero Messi tuvo un día Messi y marcó dos goles. “Nos ha costado, pero Leo ha decidido. Lo que se diga de él es poco”, dijo Jordi Alba tras el partido. “Es impresionante. El mejor”, se rindió Busquets. “Es una tranquilidad jugar a su lado”, admitió Alves, que pidió respeto para el Atlético de Madrid: “Es el segundo clasificado y es al que miramos. Pero vosotros siempre preguntáis por el Madrid”, se rebeló el lateral.

Messi resultó decisivo otra vez para darle la vuelta a un marcador que se puso cuesta arriba por un gol de Ighalo en el primer tiempo. Exigido de nuevo el Barcelona por el marcador, se encomendó a Messi como nunca. Y el delantero aceptó la invitación. No estaban ni Xavi ni Iniesta —sexta ausencia conjunta de la temporada y tercera en Liga— así que la Pulga se responsabilizó de solventar el duelo en un segundo tiempo en el que compareció desbocado. Con su habitual rotundidad, decidió el juego y, después, el partido. Con los dos goles de ayer le ha marcado 11 tantos a Toño, que iguala con Aouate y Diego Alves en el dudoso honor de estar entre los porteros a los que Leo les ha marcado más goles.

Busquets: “Lo relevante es que el equipo le necesitaba y ha vuelto a ser súper importante”

El de Rosario lleva 14 partidos marcando al menos un gol de manera consecutiva en el campeonato de Liga, y suma 37 goles en 23 partidos, 10 goles más en lo que va de curso atendiendo a los que ha conseguido en los nueve partidos en los que ha participado entre la Copa del Rey y la Champions. A Messi, tras batir ayer al Granada —al que aun no había marcado este curso— solo le falta marcarle un gol al Sevilla y al Celta para cerrar el círculo y poder decir que ha celebrado un gol contra todos los equipos de la Liga a los que se ha enfrentado en la presente temporada. Los registros goleadores del rosarino son tan enormes que solo dos equipos —el Atlético de Madrid y el Real Madrid— han marcado más goles como equipo que el argentino en esta Liga.

Messi, que lideró 100 ataques del Barcelona y remató ocho veces, lleva 10 goles de falta directa en el primer equipo. Ayer solo torció el gesto al final del partido, en una acción de Tello, a quien regañó por lo que entendió fue una mala decisión del vallesano. Tello tira a gol cada vez que huele portería y eso desespera a Messi, capaz de elegir jugada por él y por el prójimo con idéntica solvencia. “En el fragor de la batalla no me he enterado del hecho”, se disculpó Roura.

“Lo trascendente es que el equipo le necesitaba y ha vuelto a ser súper importante”, aseguró Busquets antes de sentenciar: “301 goles son muchos”. “De lo que se trata es de que siga sumando para él y para el Barcelona, que es lo importante”, pidió Alba.

A Messi no se le da mal medirse al Granada y si superó a César como el mayor goleador de la historia jugando contra el equipo andaluz en el Camp Nou, la pasada temporada, anoche, como si fuera tan normal, sumó dos goles más y alcanzó los 301. Van 301: 243 goles con la izquierda, 44 con la derecha, 12 con la cabeza, uno con el tronco y uno con la mano.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana