Deportes

La actitud no fue suficiente

El Atlético domina y se impone al Rubin (0-1), con gol de Falcao, pero cae eliminado del torneo del que es campeón

Falcao, Adrián y Mario Suárez, tras el gol de Falcao. / MAXIM SHEMETOV (REUTERS)

La intensidad y la actitud no fueron suficientes. El Atlético, el vigente campeón, se despidió de la Liga Europa, la competición que la temporada anterior le llevó a la gloria y a la reconciliación con su hinchada. Por mucho que corrieran los no habituales, por mucho que lo intentaran con más empuje que juego, la defensa del título, con siete titulares descansando en Madrid, no fue la más apropiada. La dignificaron los que jugaron, pero en el debe queda no presentarse a la cita con todo. Es ley de fútbol que un campeón caiga con todo y en Moscú no estaban los mejores jugadores del Atlético. De alguna manera, con esa decisión, Simeone ha desprestigiado un título que sacó a millares de orgullosos atléticos a las calles de Madrid.

RUBIN, 0; ATLÉTICO, 1

Rubin Kazan: Ryzhikov; Kuzmin, César Navas, Marcano, Ansaldi; Orbaiz, Natcho (Ryazantsev, m. 87) ; Kislyak (Kaleshin, m. 77) Eremenko, Karadeniz; y Rondón. No utilizados: Arlauskis; Dyaydun, Töre, Kasaev y A. Eremenko.

Atlético: Asenjo; Manquillo, Cata Díaz, Miranda, Cisma; Mario, Saúl; Raúl García, Adrián, Cristian Rodríguez; y Falcao. No utilizados: Courtois; Ndoye, Kader, Calero, Borja Galán, Galass y Pulido.

Gol: 0-1. M. 83. Falcao.

Árbitro: Ovidiu Alin (Rumanía). Expulsó a César Navas por roja directa (m. 88) tras una dura entrada a Falcao. Amonestó a Kuzmin, Saúl. Cata Díaz y Mario.

Unos 1.500 espectadores en el estadio Luzhniki de Moscú.

La eliminatoria ya la empezó a perder con su fría entrada al campo en el encuentro de ida en Calderón y la remató con aquella subida de Asenjo. Para colmo, el gol de Falcao no hace más que agravar las consecuencias de aquella orden de hacer subir a Asenjo. En cambio, en los minutos finales de, hubo un par de jugadas a balón parado y esta vez la consigna no existió, cuando hubiera sido más lógico.

La empresa a realizar por el Atlético era complicada porque se presumía que el Rubin Kazan no arriesgaría lo más mínimo. Así fue. En realidad, el partido fue una prolongación de la segunda parte de la ida. El Atlético volcado, dominador, pero con serios problemas para superar con claridad el entramado defensivo. De alguna pared entre Adrián y el Cebolla, de un disparo lejano de este, de algún error del portero Ryzhikov y de un par de córners bien prolongados en el primer palo que no encontraron rematador en el segundo emergieron las ocasiones del Atlético en el primer tiempo. La mejor llegó de una pelota que le cayó a Adrián en el lateral del área y se la cedió a Falcao, que se enredó queriendo rematar de tacón. Se fue el Atlético al descanso sin marcar, condición indispensable para seguir creyendo.

Esta vez sí hubiera sido lógico que Asenjo subiera al final al remate; no lo hizo

Salió con la misma disposición en el segundo tiempo. Tan mandón como obtuso para encontrarle huecos al Rubin. En ese gobierno del partido tuvo que ver mucho Saúl, un mediocentro longilíneo, que cubrió mucho campo. Se distinguió el chico por una personalidad competitiva muy interesante y una pierna izquierda segura.

Pasada la hora de juego, el Atlético acusó el esfuerzo y permitió respirar al Rubin al que incluso concedió la gran ocasión del partido tras una pérdida de Miranda ante Rondón que Asenjo salvó en el uno contra uno posterior.

Se recuperó el Atlético en el arreón final. Adrián se coló en el área con una jugada que recordó al del curso anterior y la culminó relegándole el gol a Falcao. Miranda, en una jugada a balón parado pudo tener el 0-2 que no llegó y condenó aún más esa subida de Asenjo pocas veces vista en un partido de ida de una eliminatoria.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana