Deportes

Al Barça le ocupa mejorar a Messi

El delantero elogia el papel de Villa como 9 y afirma que al Madrid hay que jugarle al ataque

A Leo Messi se le vio especialmente contento después del partido contra el Sevilla. Atendió a la prensa y acudió al plató de Barça TV. Aunque su actuación no fue completa, el 10 dejó un gol —38 en la Liga, 49 durante la temporada, 302 con el Barcelona, 15 jornadas consecutivas marcando por lo menos un tanto— y salió satisfecho del Camp Nou: “No llegábamos anímicamente bien al encuentro”, afirmó. “La derrota de Milán nos dañó porque no jugamos bien. La victoria nos dará tranquilidad con vistas a los próximos partidos”.

¿Tiene ganas de revancha ante la visita del Madrid?, se le preguntó después de que se le acusara de escupir en dirección al banquillo del Bernabéu y llamara bobo a Arbeloa en la ida de la Copa. No confirma ni desmiente Messi. “No pienso en todo lo que se dijo, ya quedó atrás”, respondió. “A mí las críticas no me preocupan cuando se sabe de dónde vienen; lo que se diga desde fuera no me afecta”. Y remachó: “Yo tengo ganas de que nos salga un buen partido. Tenemos que estar a nuestro mejor nivel para enfrentar al Madrid, cometeríamos un grave error si saliéramos a esperarle. Hay que ir a ganar para estar en la final”.

A mí las críticas no me preocupan cuando se sabe de dónde vienen”

Necesita el Barcelona de la mejor versión de Messi. Los últimos partidos contra el Milan y el Sevilla no han sido precisamente los mejores del 10, seguramente falto de finura y precisión en el último pase y en el tiro, incluso a balón parado. A su juicio, no es un problema de forma: “Mi cuerpo está acostumbrado a no descansar”, aseguró, “mejora con los partidos; jugar me ayuda a tener ritmo”. Los adversarios han reducido la capacidad de maniobra del 10 del Barcelona. Así las cosas, se trata de crear las mejores condiciones para el juego del 10 a partir de sus acompañantes: ¿Quién hace mejor a Messi?

Las prestaciones del delantero ante el Sevilla, controlado cuando las bandas fueron ocupadas por Alexis y Villa, aumentaron con la salida al campo de Tello, la reubicación del asturiano como 9 y las subidas de Alves. Al 10 le vino bien tener a un ariete como referencia. “Nos faltó juego y profundidad en los últimos dos partidos”, corroboró Messi. “Tocamos mucho, pero no generamos ocasiones. En cambio, tuvimos más espacios con El Guaje de 9, jugando más centrado, porque fijó a los centrales y generó espacios”.

Aumentó el protagonismo de Messi cuando jugó de enganche, por detrás de Villa, y dos extremos abiertos como Tello y Alves. El lateral puso el centro del 1-1 de Villa y el extremo asistió a Messi en el 2-1. El argentino celebró el gol efusivamente con Tello en una imagen muy repetida después de que se subrayara el desencuentro entre ambos en partidos anteriores por la facilidad con que el extremo acaba las jugadas sin atender la posición del 10.

Tello desborda, genera peligro, pone centros y chuta. Acostumbra a funcionar como revulsivo. Y Villa es el segundo máximo goleador de la plantilla a pesar de jugar pocos partidos: 12 tantos en total, 7 en la Liga después de 12 remates.

Mi cuerpo está acostumbrado a no descansar; jugar me ayuda a tener ritmo”

No parece que ni el uno ni el otro vayan a ser titulares mañana en la vuelta contra el Madrid. Pedro y Cesc, autor del gol en la ida, descansaron contra el Sevilla y se supone que regresarán al equipo en la Copa. “Queremos recuperar nuestras mejores sensaciones”, reiteró Messi, que ha marcado 17 goles en 23 clásicos, uno menos que Di Stéfano, el Pichichi. No marcó el 10 en Chamartín, cuando en enero pasado se jugó el último encuentro, sometido por un marcaje excelente de Varane. Messi no ha conseguido anotar en ninguno de los cuatro partidos de Copa que ha jugado contra el Madrid.

A pesar del cero de Milán, el promedio goleador del Barcelona en la Liga es muy alto —82 goles en 25 partidos— y los técnicos no parecen preocupados por el rendimiento ofensivo del equipo ante el Madrid. La mayor ocupación de los técnicos está en la defensa: los azulgrana han encajado uno o más tantos en los últimos 11 partidos, con independencia del nombre de sus zagueros y portero, ya sea Valdés o Pinto, titular en la Copa.

Ni siquiera la recuperación de los titulares —únicamente Adriano, que llegó a jugar de central contra el Madrid en el Camp Nou, está de baja por una lesión muscular— ha solucionado los problemas. Mañana se supone que formará con Alves, Puyol, Piqué y Jordi Alba, después que el capitán guardara reposo el sábado en el Camp Nou. Jordi Roura, el entrenador azulgrana, atribuyó a una concatenación de “errores” propios el tanto del central Botía. “Si seguimos así, algún día pasará que no nos alcanzará para ganar con los muchos goles de Messi”, anunció el propio técnico antes del encuentro de Milán. No marcó Messi en San Siro y el Barcelona afrontará la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones con un marcador muy difícil de remontar: 0-2.

“Ante el Milan y el Madrid hay que jugar muy concentrados”, coinciden los jugadores azulgrana. “No podemos hacer ninguna concesión”. Messi, en cualquier caso, recuperó el gol ante el Sevilla y al abandonar el Camp Nou aseguró que se encontraba “muy bien” y confiado en su Barça.

A vueltas con Neymar

L. M. / Barcelona

Sandro Rosell tiene previsto viajar el próximo miércoles a Nueva York para visitar al entrenador Tito Vilanova, que continúa siendo tratado en el Memorial Sloan Kettering de su enfermedad en la glándula parótica (inicialmente se descarta su presencia en los partidos de mañana y del 12 de marzo contra el Milan, ambos en el Camp Nou). El presidente y el técnico, que hace dos semanas ya departió con el director deportivo Andoni Zubizarreta, tratarán sobre los planes a corto y medio plazo del Barça.

En una entrevista concedida a la televisión Sic Noticias durante su estancia la semana pasada en Israel, Rosell no descartó el fichaje de Neymar: “El Barça siempre busca a los mejores. Además de los jugadores criados en casa, siempre miramos a los que pueden mejorar al grupo. En el caso de Neymar, no lo sé; es jugador del Santos hasta 2014”. El club azulgrana, en cualquier caso, parece tener garantizada una opción preferente sobre el brasileño a cambio de una determinada cantidad que ya habría abonado.

Rosell considera que el Barcelona “es el mejor equipo de la historia”. “Dicen que los ciclos son de tres años”, añadió. “Nosotros llevamos cuatro clarísimos y en el quinto veremos, pero pinta bien. Ya se ha roto el ciclo de tres años con este equipo”. Y añadió: “Habrá un bajón, pero la misión del club será entonces que dure poco y se note poco”.

“Me encanta ver jugar a nuestros futbolistas”, prosiguió el presidente barcelonista. “Parece que practican el ballet. El secreto es que llevan desde los seis años jugando juntos”.

Rosell insistió en el papel de La Masia como piedra angular del Barcelona. “Hay que creérselo e invertir muchos recursos económicos y humanos. Nuestra filosofía es diferente”, manifestó. “Hay quien compra a quien sea con la chequera”. Y, respecto al clásico, respondió: “Hay que tomar la parte buena de los partidos contra el Madrid y abogar por el fair-play”.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana