Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lendoiro, un dirigente “temerario”

Los administradores concursales cifran la deuda del Depor en 156 millones y culpan al presidente

Augusto César Lendoiro, con una bandera del Depor. Ampliar foto
Augusto César Lendoiro, con una bandera del Depor.

Tras dos meses alumbrando las entrañas de un club que había hecho bandera de la opacidad, los responsables de la administración concursal del Deportivo, Francisco Prada Gayoso y Julio Fernández Maestre, han presentado ante el Juzgado de lo Mercantil número 2 de A Coruña un informe demoledor contra el Consejo de Administración que preside Augusto César Lendoiro, del que piden su relevo tras casi 25 años en el puesto. “Las verdaderas causas de la insolvencia están en el hecho de haber mantenido un modo de gestión ajeno a la realidad, asumiendo gastos e inversiones por cuantías absolutamente alejadas de las posibilidades económicas de la sociedad”, apunta.

 El informe, que recoge y coteja las reclamaciones efectuadas durante las últimas semanas por parte de los acreedores personados en el proceso, contradice además los datos ofrecidos por Lendoiro en la última Junta de Accionistas del pasado mes de diciembre. Entonces el presidente del Deportivo cifró la deuda en 98,7 millones, de los cuales reconocía deber 34 a la Agencia Tributaria, a la que acusó de ahogar al club con embargos. Ahora, el informe de los administradores revela que el Deportivo debe 156 millones, de los que casi 94 son a Hacienda y 36 más a dos entidades bancarias, Novagalicia y Banco Gallego.

“El patrimonio se agotó, pero se siguió el ritmo como si las deudas no hubiese que pagarlas”

La situación pone en peligro el futuro de una entidad que en lo futbolístico puede verse condenada a un inminente descenso de categoría que limitaría sus ingresos. Con todo, Lendoiro y los administradores coinciden en una apreciación: el Deportivo es viable. Pero según los segundos sólo se producirá esa situación siempre que el primero esté lejos de la gestión económica de un club que debería, según expresan al juez, cambiarla “de manera radical”. El proceso podría acabar con una inminente inhabilitación de Lendoiro si el Juzgado estima la petición, pero además podría ir más allá porque los administradores inciden en que el presidente debe reintegrar parte del sueldo que ha cobrado. La lista de acreedores presentada por el club en el Juzgado al solicitar el concurso incluía una deuda con su presidente, cifrada, según el informe, en 109.219 euros. Los administradores apuntan que se trata de una retribución improcedente porque el Deportivo no inscribió en el Registro la variación en los estatutos de la sociedad anónima deportiva que reflejara el acuerdo de la Junta de Accionistas en 1999. Entonces se determinó que Lendoiro pasaba a percibir anualmente un sueldo equivalente al uno por ciento del presupuesto del club, pero según los estatutos vigentes esa remuneración no era posible.

El salario del veterano mandatario supera ahora los 400.000 euros anuales, pero el juez Rafael García Pérez ha aceptado la petición de los administradores de cancelarlo. Los ingresos de Lendoiro como presidente profesional del Deportivo se sitúan en torno a los ocho millones de euros en esos 13 años, tiempo en el que el club ganó una Liga, una Copa, dos Supercopas y llegó a las semifinales de la Champions. En aquel momento cumbre, cuando el Oporto le apeó de la final europea, el Deportivo sondeó la entonces novedosa ley concursal. Lendoiro lo rechazó. Ahora los administradores se lo reprochan: “El origen de la insolvencia está en que el patrimonio se agotó al ser los gastos superiores a los ingresos, siguiendo el ritmo como si las deudas no hubiese que pagarlas o los compromisos pudieran olvidarse en una estrategia de huida hacia delante (...); culpar a la Agencia Tributaria o a los demás acreedores constituye un sarcasmo tras el que se pretende evitar el reconocimiento del fracaso de una política empresarial temeraria y errada”.

Más información