Deportes

El Mallorca se hunde sin remedio

Los de Manzano, incapaces de vencer a un Levante que se esforzó de limpiar su imagen

En un mediodía caluroso, el Mallorca empató el partido que debía ganar sí o sí para mantener sus opciones de permanencia. Un clamoroso fallo defensivo facilitó el gol del Levante, que se llevó un punto de Son Moix sin sacudirse la modorra en todo el encuentro.

Se desplegó el conjunto balear a partir de un esquema que vació el centro del campo para dar salida al juego por las bandas, territorio natural de Nsue y Giovani. La apuesta de Manzano se tradujo en un buen inicio de los suyos y en un gol temprano, cuando conectaron Víctor y Hemed con una pared que llevó al israelí hasta la portería de Navas. La primera mitad fue de un dominio local sin discusión. El Mallorca tuvo incluso varias opciones para certificar una victoria que se le antojaba engañosamente fácil, frente a un Levante con un tono bajísimo y que perdió enteros con la lesión fortuita de Barkero.

MALLORCA, 1-LEVANTE, 1

Mallorca: Aouate; Hutton, Conceiçao, Geromel, Kevin; Pina, Martí; Nsue (Alfaro, min.52), Víctor (Arizmendi, min.63 y Javi Márquez, min.68), Giovani y Hemed. No utilizados: Calatayud, Nunes, Fontàs, Tissone.

Levante: Navas; Pedro López, Vyntra, David Navarro, Juanfran (Nikos, min.74); Iborra, Diop; Ríos, Valdo, Barkero (Míchel, min.27) y Acquafresca (Roger, min.76). No utilizados: Munúa, Rodas, Simão, El Zhar.

Goles: 1-0. M. 7. Hemed, tras una pared con Víctor. 1-1. M. 41. Acquafresca, a pase de Ríos desde la banda.

Árbitro: González González. Amonestó a Iborra, Pedro López y David Navarro.

El caso es que, últimamente, al Mallorca no le cuesta tanto marcar goles, pero continúa encajándolos con una facilidad alarmante, a menudo por culpa de errores impropios de la máxima categoría. El balance final, pues, sigue siendo negativo y determinante para un conjunto que aspira a la permanencia pero que, a falta de cuatro jornadas, ni siquiera parece preparado para abandonar la última plaza de la clasificación.

Así, tras 40 minutos sin que el Levante se asomase al área local, Pedro Ríos colgó un balón al área. Suficiente para desarmar a la pareja de centrales mallorquinistas, los brasileños Conceiçao y Geromel, que vieron pasar la pelota y permitieron que Acquafresca, en el segundo palo, embocase para desesperación de Aouate.

Con apenas un soplido, los granota habían resquebrajado la frágil casita de papel del Mallorca. No remataron la faena, pero se esforzaron por limpiar su imagen después de una semana en la que han sido centro de atención por el supuesto amaño de su partido contra el Deportivo (Ballesteros, titular indiscutible hasta hace poco, y Juanu, dos de los cuatro señalados ni siquiera fueron convocados).  La igualada los acerca un poco más a su objetivo de quedarse en Primera y deja bajo mínimos las ilusiones del conjunto de Manzano, que en los últimos minutos de juego fue la viva imagen de la impotencia.

Y ADEMÁS...

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana